Suero casero para la diarrea

Ors en casa un vaso

Terapia de rehidratación oralUna persona con cólera bebiendo solución de rehidratación oral (SRO)Otros nombressolución de rehidratación oral (SRO), sales de rehidratación oral (SRO), solución de glucosa-salMeSHD005440eMedicina906999-tratamiento[editar en Wikidata]
La terapia de rehidratación oral (TRO) es un tipo de reposición de líquidos que se utiliza para prevenir y tratar la deshidratación, especialmente la debida a la diarrea[1]. Consiste en beber agua con cantidades modestas de azúcar y sales, concretamente de sodio y potasio[1]. La terapia de rehidratación oral también puede administrarse mediante una sonda nasogástrica[1]. La terapia debe incluir de forma rutinaria el uso de suplementos de zinc[1]. Se ha estimado que el uso de la terapia de rehidratación oral disminuye el riesgo de muerte por diarrea hasta en un 93%[2].
Los efectos secundarios pueden incluir vómitos, aumento del sodio en la sangre o del potasio en la sangre[1]. Si se producen vómitos, se recomienda interrumpir el uso durante 10 minutos y luego reanudarlo gradualmente[1] La formulación recomendada incluye cloruro de sodio, citrato de sodio, cloruro de potasio y glucosa. La glucosa puede sustituirse por sacarosa y el citrato de sodio puede sustituirse por bicarbonato de sodio, si no se dispone de él[1]. Funciona porque la glucosa aumenta la captación de sodio y, por tanto, de agua por parte de los intestinos[3]. También existen otras fórmulas, incluidas las versiones que pueden hacerse en casa[3][2], pero el uso de soluciones caseras no está bien estudiado[2].

Dosificación de la solución de rehidratación oral

Como se ha mencionado anteriormente, la deshidratación se produce cuando los líquidos eliminados del cuerpo superan con creces los líquidos ingeridos por el animal. Esta eliminación puede producirse de forma más obvia en forma de orina, defecación e incluso saliva. Sin embargo, el agua también se utiliza para mantener todos los aspectos del cuerpo del perro. Sin ella, o con muy poca, todas las funciones corporales pueden cesar.Cuando el perro está enfermo, otros factores afectan a su hidratación. Los vómitos y la diarrea, así como las temperaturas elevadas, pueden aumentar la probabilidad de que se deshidrate, especialmente si sufre un golpe de calor. Cuando un perro tiene diarrea y vómitos al mismo tiempo, hay que tener especial cuidado. Como los vómitos suelen significar que el perro no puede retener nada en el estómago, es posible que no pueda beber más agua para rehidratarse. Los síntomas típicos de la deshidratación en los perros son los siguientes:Otro signo que debe hacer saltar la alarma es el aumento del tiempo de relleno capilar. Cuando se presionan las almohadillas de las patas del perro y éstas tardan en volver a su color anterior, esto indica una disminución del suministro de sangre. Lo mismo puede observarse en las mucosas de la boca del perro. Puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre los signos de deshidratación en los perros para ver una explicación más detallada de los síntomas.

Sales de rehidratación oral

El uso de las sales de rehidratación oral (SRO) ha progresado poco en las últimas décadas, a pesar de estar ampliamente recogido en las directrices internacionales. Se han realizado varios estudios para mejorar la eficacia de las SRO. La hidratación intravenosa con solución salina isotónica, en infusión rápida, debe administrarse en casos de deshidratación grave. Tras la resolución de la deshidratación debe asegurarse la nutrición, que es esencial para la salud intestinal e inmunitaria. Las restricciones dietéticas no suelen ser beneficiosas y pueden ser perjudiciales. Los medicamentos sintomáticos tienen una indicación limitada y los antibióticos están indicados en casos específicos, como el cólera y la shigelosis moderada o grave.
La enfermedad diarreica aguda (EDA) es un problema de salud pública en muchas regiones del mundo, sobre todo donde predomina la pobreza. Un modelo que pretenda explicar la incidencia o la mortalidad asociadas a la EDA implica un gran número de variables (biológicas, ambientales, socioculturales) y es muy complejo. Por el contrario, un enfoque reduccionista contribuye poco a la comprensión y solución del problema.1,2

Beneficios de la solución de sal y azúcar

Los padres pueden verse disuadidos de obtener soluciones de rehidratación oral (SRO) comerciales para sus hijos pequeños con enfermedades diarreicas agudas debido a su disponibilidad y/o coste, especialmente si son pobres. Se llevó a cabo un ensayo clínico aleatorio para determinar 1) si los padres con bajos ingresos podían mezclar y administrar de forma segura las SRO a base de cereales (CBORS) tanto con ingredientes que se encuentran habitualmente en el hogar como con un paquete premezclado; 2) si estas CBORS eran tan eficaces para mantener la hidratación como las SRO comerciales a base de glucosa; y 3) si las CBORS eran más eficaces para reducir la gravedad y la duración de la enfermedad.
Los niños de 4 a 36 meses de edad dados de alta de los servicios de urgencias y centros de salud con enfermedad diarreica aguda fueron asignados al azar para recibir CBORS caseros, CBORS reconstituidos en paquete o Pedialyte. Una enfermera del estudio visitó al niño en su casa todos los días hasta que la enfermedad se resolvió, y obtuvo sangre capilar para medir el sodio sérico en el momento de la inscripción y a las 24 o 48 horas; una muestra de CBORS para medir la concentración de sodio; heces para analizar los patógenos; y la ingesta diaria de líquidos, la frecuencia de las deposiciones y el peso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad