Cuando los hijos insultan a su madre

El hijo odia la psicología de la madre

Es tentador querer ayudar a tu hijo en algo difícil, pero necesita tiempo para aprender por sí mismo. Tomar las riendas automáticamente no va a ayudarles a aprender. La Dra. Tovah Klein, directora del Barnard Center for Toddler Development y autora de How Toddlers Thrive, afirma: “Se transmite un claro mensaje al niño de ‘yo no puedo hacer esto, sólo los mayores saben cómo hacerlo’. En realidad, va en contra de [fomentar] la confianza”.
Esta frase puede estar bien cuando su tono es compasivo, pero pueden surgir problemas si se percibe como enfadado o molesto. “Cuando un adulto de confianza -una persona de la que el niño depende para todo- le indica que algo va mal, el niño lo interiorizará y lo creerá. Se preguntará qué le pasa y no podrá encontrar la respuesta”, explica Karyl McBride, doctora y L.M.F.T., terapeuta matrimonial y familiar licenciada. “Puede que se basen en su limitada experiencia vital y en sus conocimientos, y es probable que den con algo que esté mal, y que pueda tener un efecto duradero. A veces será algo bastante amplio, como ‘no soy lo suficientemente bueno’ o ‘soy una mala persona’. La devastación de este tipo de mensajes interiorizados puede tardar toda la vida en superarse, incluso con terapia”, señala.

Cómo lidiar con un niño enojado e irrespetuoso

Es un año muy particular, después de semanas de encierro los ánimos no son los mismos. La “nueva normalidad” exige llevar barbijos y tomar diversas precauciones. La cuarentena ha dejado huellas en los pequeños que, en muchos casos, se manifiestan con una menor tolerancia. El mal humor, los ataques de nerviosismo, la tristeza y otros síntomas aparecen en escena. En lo más alto de la escala aparecen los insultos, que se suelen decir hacia la figura más condicionada. ¿Cómo actuar cuando los hijos insultan a su madre?
No hay una respuesta única, hay varios factores a tener en cuenta a la hora de poner el límite, porque una cosa es segura: un niño no debe insultar a su madre. Hay que tener muy claro que hay un límite que nunca se debe sobrepasar.
¿Porque hay niños que insultan a sus madres? Los motivos pueden ser variados, aunque es más habitual que un niño se atreva a enfrentarse a su madre que a su padre, quizá porque la figura masculina los anticipa como más firmes y temerosos. En otros casos, es porque la figura materna estaría más vinculada a la protección y al amparo. A la incondicionalidad más absoluta.

Cuando un hijo odia a su madre

Pregunta: Soy madre de una hija de 36 años. Nuestra relación es muy tensa. Me habla repetidamente con entonaciones sarcásticas a pesar de mis numerosas peticiones de que “intente hablar bien”. Pone los ojos en blanco y me sonríe abiertamente. Luego, cuando me enfado/se siente herida, dice que estoy haciendo un gran problema por nada y me dice que la vuelvo loca. Cuando intento poner algo de tiempo/distancia entre nosotros para que las cosas se calmen y pueda centrarme en las cosas que tengo que hacer para cuidarme, me llama, siempre debido a la última crisis con la que necesita desesperadamente mi ayuda (normalmente requiere ayuda monetaria, algo que a mí también me escasea). Acabo ayudándola a ella y a mi yerno sobre todo por el interés de ayudar a mis nietos. No hay agradecimiento, ni muestra de aprecio, y si digo algo que indique, aunque sea remotamente, que un poco de aprecio estaría bien, entonces empieza el sarcasmo, o los gritos, o me echan una bronca. Me doy cuenta de que soy una gran parte de esta ecuación, pero me siento como si estuviera en un carrusel, y no sé cómo bajarme. Veo que estoy repitiendo/reviviendo mi relación con mi madre (fallecida) con mi hija, y me pone enferma. Siento que tengo el corazón roto. Por favor, ¡ayuda!

Citas de hijos que tratan mal a sus madres

Hay pocas cosas en el mundo que hieran más a un padre que escuchar a su hijo decir “te odio”. Las palabras cortan como un cuchillo. El hijo al que tanto quieres y por el que te has sacrificado de muchas maneras ahora te odia.
Es muy fácil tomarlo como un ataque personal, porque cuando renunciamos a tanto por alguien, casi siempre esperamos cosas buenas a cambio. ¿No entiende mi hija los sacrificios que he hecho por ella y que la quiero?
Esta es la verdad: probablemente tu hijo no siente que te deba nada por toda la gran labor que haces como padre. La mayoría de los niños no lo hacen, en parte porque perciben el mundo de forma muy diferente a como lo hacemos nosotros.
Quiero ser claro: es muy importante entender que esas palabras hirientes que utiliza tu hijo no se refieren a ti en absoluto. Cuando se lo toma como algo personal, suele provocar una gran reacción emocional por su parte que refuerza el mal comportamiento. Esto le dice a su hijo que es poderoso -y que tiene poder sobre usted-, lo que ayuda a que el comportamiento continúe en el futuro. Después de todo, ¿quién no quiere sentirse poderoso al menos de vez en cuando?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad