Tos con flemas en bebes

Tos seca del bebé sin fiebre

¿Cómo se puede hacer frente a los cólicos, los sarpullidos y otras afecciones? Hay algunos problemas o afecciones comunes que tu bebé puede experimentar a medida que crece. A continuación te presentamos una lista de algunos problemas y afecciones de los bebés y lo que puedes hacer para ayudar a tu hijo.  Enfermedades infantiles comunesTu bebé experimentará tos, resfriados y otros problemas como parte del proceso de crecimiento.  Resfriado Qué es: Los síntomas incluyen nariz tapada y moqueante, ojos llorosos, estornudos y tos. También puede tener fiebre.    Qué hacer: Consultar a un médico. El médico puede recetar descongestionantes nasales (un fármaco utilizado para aliviar la congestión nasal) y suero nasal para eliminar la mucosidad. Esto ayuda al bebé a respirar mejor.   
Fiebre Qué es: Una temperatura superior a 37,5˚C indica que hay fiebre. La fiebre puede ser síntoma de una infección grave.  Qué hacer: Acude al médico, sobre todo si tu bebé tiene menos de 3 meses, si la fiebre es muy alta o si parece que no está bien.
Tos Qué es: El sonido de la tos de tu bebé puede no significar que algo vaya mal, ya que la tos es la forma que tiene el cuerpo de eliminar las bacterias, la mucosidad y las sustancias irritantes de las vías respiratorias.  Qué hacer: Dale mucho descanso y líquidos. Acude al médico si el bebé tiene dificultades para respirar o alimentarse, o si tiene fiebre alta.

La tos del bebé, ¿cuándo hay que preocuparse?

Todos los niños sufren tos en algún momento de su vida.    Como padre, ver a su hijo toser puede hacerle sentir impotente al saber que la tos puede deberse a muchas dolencias diferentes, desde las más inocentes hasta las más peligrosas, como infecciones de las vías respiratorias superiores, asma, neumonía, reflujo gastroesofágico, atragantamiento y muchas otras. Si su hijo tiene tos, puede ser difícil saber si debe llamar al pediatra de su hijo para que le aconseje, concertar una cita o dirigirse directamente a un centro de urgencias para recibir atención inmediata. Es importante recordar que la tos es una parte natural de la vida, que indica la forma en que el cuerpo se protege. La tos mantiene las vías respiratorias despejadas y libera nuestro cuerpo de mucosidad. En los niños, la tos rara vez debe suprimirse.
Si su hijo tiene una tos húmeda, puede deberse a una enfermedad respiratoria que hace que las vías respiratorias produzcan flema o mucosidad. Esta enfermedad respiratoria puede estar causada por un virus o una bacteria, que normalmente puede ser identificada por su pediatra.

Tos del bebé al acostarse

Darse cuenta de que tu bebé ha desarrollado una tos puede ser alarmante. Además, a menudo es difícil determinar la causa de la tos de tu bebé y la gravedad de la afección. Antes de preocuparte demasiado, recuerda que la tos por sí sola no suele ser un signo de enfermedad grave. En este artículo, los expertos de Mustela te explicarán las diferentes afecciones que pueden causar la tos de tu bebé, lo que puede indicar el sonido de la tos de tu bebé y cómo cuidar mejor a tu pequeño.
La tos es un reflejo natural causado por un irritante en el sistema respiratorio. El irritante puede ser un factor ambiental como el polvo, el polen o el humo, o puede ser una inflamación de la laringe, la tráquea, los bronquios o los alvéolos.
Lo que quizá no sepas es que la tos es en realidad una medida defensiva natural que toma el cuerpo para despejar las vías respiratorias. Aunque la tos puede ser un indicio de enfermedad, es importante recordar que también es una señal de que el cuerpo se está protegiendo.
La mayoría de las veces, el resfriado común o la gripe serán la causa de la tos de tu bebé. Como ambas afecciones están causadas por virus, no existen curas rápidas. Los antibióticos no siempre son eficaces, ya que sólo matan las bacterias.

Tos persistente en un niño sin otros síntomas

Es de nuevo la temporada de resfriados y gripe, lo que significa que estamos viendo a muchos pacientes que presentan síntomas de enfermedades con tos. Muchos padres sienten curiosidad: “¿Puedo saber qué tipo de enfermedad tiene mi hijo por su tos?” o “¿Cómo puedo saber qué tipo de tos tiene mi hijo cuando se le pide que la describa al pediatra?” Siempre que un niño presente síntomas de una enfermedad, incluida la tos crónica, recomendamos pedir una cita con el pediatra del niño para determinar la causa de la tos. A continuación, te ofrecemos una guía de los tipos de tos más frecuentes y de las enfermedades a las que suelen asociarse.
La tos seca es aquella que carece de producción de moco o flema. La tos seca suele ser una buena señal en los adultos, ya que indica una falta de mucosidad en los pulmones, la garganta y las fosas nasales, pero en los bebés, la tos seca puede significar que, aunque hay mucosidad, ésta no se puede eliminar del cuerpo debido a que los pulmones no están desarrollados. La tos seca suele estar asociada a las alergias y al asma, más que a las infecciones crónicas estacionales o contagiosas, y también debe ser motivo de preocupación si se produce con frecuencia, durante más de dos días seguidos, o en asociación con otros síntomas como fiebre, vómitos, inquietud y otros signos de enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad