Hace unos días se ha producido un brote en Sevilla por una bacteria llamada Listeria, con medio centenar de afectados. Esta mañana vi en una red social que, también en Sevilla, una mujer embarazada ha tenido un aborto por una infección por Listeria

Si está relacionado o no con el brote, la investigación lo dirá, pero lo que más me ha llamado la atención en redes sociales han sido los mensajes conspiranoicos sobre ambos casos, dando por sentado que están relacionados y que se está ocultando información. Por eso creo que hay que explicar que la listeria y sus problemas ya estaban antes de este brote por consumo de carne mechada, y lo que es más importante, va a seguir cuando a la gente se le olvide este caso.

La listeria es una sospechosa habitual entre los que nos dedicamos a la salud de los recién nacidos. Antes, ahora y en el futuro. Todos los que nos dedicamos a la neonatología hemos visto grandes prematuros sépticos por listeria, muchos de ellos fallecieron, y recién nacidos a término muy malitos por el mismo bicho.

Puede producir abortos, puede producir partos prematuros, y puede producir recién nacidos con infecciones verticales, es decir, infecciones que han adquirido de sus madres. ¿Conocéis las pruebas de los bastoncillos vaginal y rectal que se hacen las embarazadas al final de la gestación? Son para detectar el estreptococo del grupo B, que a veces infectan a los neonatos. Ese germen, junto a la Escherichia coli, son los que crean infecciones en los recién nacidos de forma más frecuente. ¿Sabéis quién es el tercero? efectivamente, la listeria.

De hecho, cuando un bebé parece enfermo por una infección justo al nacer o en los primeros 3 días de vida, se le ponen antibióticos, generalmente  ampicilina y gentamicina, a la espera de saber qué germen es. Pues la ampicilina se pone para el estreptococo y la listeria. Y digo más, la listeria, que es muy puñetera, puede sospecharse antes de que crezca en algún líquido del recién nacido, porque es capaz de que el líquido amniótico se tiña de un color marrón, como cuando tiene meconio, sin ser meconio. Incluso en las analíticas del bebé tiende a aumentar una cosa poco frecuente, los monocitos, y eso llama la atención. Por eso el nombre completo de la listeria es Listeria monociytogenes. Otra cosa que ya se ve muy poco son los listeriomas, unos nódulos en la piel que algunos bebés pueden presentar, y que también pueden estar en el hígado.

Y por eso es importante observar a los bebés unas horas en maternidad. Especialmente si la madre ha tenido fiebre, bolsa rota mucho tiempo, etc. A veces el bebé nace bien y es a las 12 o 24 horas cuando empieza a ponerse mal. Mejor que pase cerca de neonatología, ¿no?

La listeria es muy desgraciada porque además de producir infecciones generalizadas, le gusta crear meningitis en los recién nacidos. Tiene más tendencia que otros gérmenes a hacerlo.

Por esto, que una mujer pierda un bebé por una listeriosis es algo, por desgracia, nada raro. Es y seguirá siendo. Y por eso, siempre, en cualquier hospital del mundo, alguien tiene la listeria en la cabeza cuando ve a un recién nacido. Ese germen y otros, claro.

Por tanto, lo mejor es saber que está, y conocer qué se puede hacer para evitar una infección por listeria. El año pasado un buen amigo mio me llamó preocupado porque no sabía que su mujer estaba embarazada y habían estado en una cata de quesos frescos. Luego tuvo 1 pico de fiebre dos días después y cuando entró en Google…todo un mundo de posibilidades a cada cual más nefasta. La listeria se trata con antibióticos, y en algunos casos hay que usarlos en la embarazada si el riesgo de infección es elevado. Podéis pasar un embarazo angustioso si hay sospecha de listeriosis. A ellos les pasó.

De entrada decir que la listeria ataca de gravedad a quien puede, no a quien quiere. En adultos sanos da un cuadro febril ,similar a la gripe, y a veces con diarrea. En ancianos, inmunodeprimidos, embarazadas y recién nacidos es donde puede crear más problemas. El 90% de la infecciones se da en estos últimos grupos.

¿Qué se puede hacer para evitar la listeriosis en el embarazo?

-La listeriosis en la madre se adquiere por consumo de alimentos contaminados por Listeria. Antes era más frecuente en salchichas y carne, ahora es más frecuente con verduras, frutas y queso. Hasta en helados se han detectado listerias. Bienvenidos a lo natural, pero lo natural puede llevar listerias. Cuidado con lo natural, mejor lo que sea más sano. La leche sin pasteurizar puede llevar listerias.

-Durante el embarazo, es 10 veces más frecuente infectarse por listeria que cuando una no está embarazada, y ese punto es la clave.

QUESOS

-Se estima que es entre 50 y 160 veces más probable que los quesos blandos hechos con leche no pasteurizada causen una infección por Listeria que si están hechos con leche pasteurizada.

Si bien la pasteurización de la leche mata la Listeria, los productos hechos con leche pasteurizada igual se pueden contaminar si se producen en instalaciones que no tienen condiciones higiénicas.

Por tanto:

  • Evita comer quesos blandos, tales como queso fresco, queso blanco, queso Panela, Brie, Camembert, quesos azules o queso feta, a menos que la etiqueta indique que han sido elaborados con leche pasteurizada y las condiciones de fabricación sean buenas.

GERMINADOS CRUDOS

Los germinados necesitan condiciones cálidas y húmedas para brotar y crecer. Estas condiciones también son ideales para que crezcan las bacterias, entre ellas las de la Listeria, Salmonella E. coli.

  • No coma ningún tipo de germinado crudo o poco cocido (incluidos los germinados de alfalfa, trébol, rábano y frijol chino).
  • Cocina completamente los germinados para reducir el riesgo de enfermarse. La cocción completa mata las bacterias dañinas.
  • Cuando comas en restaurantes, pide que no se le agreguen germinados crudos a tu comida. Si compra un sándwich, una ensalada o comida asiática ya preparada, asegurate de que no contenga germinados crudos.

MELONES

  • Come el melón recién cortado inmediatamente o refrigéralo.
  • Mantén el melón recién cortado a una temperatura de 5 grados o más baja durante un máximo de 7 días.
  • Desecha las porciones de melón que hayan quedado a temperatura ambiente por más de 4 horas.

SALCHICHAS, PATÉS Y FIAMBRES

  • Evita que el líquido de los paquetes de salchichas y de carnes para sándwich entre en contacto con otros alimentos, o con utensilios o superficies de preparación de alimentos. Lávate las manos después de tocar salchichas, carnes para sándwich o embutidos.
  • Guarda productos en el refrigerador de manera segura:
    • Salchichas Guardea los paquetes abiertos durante un máximo de 1 semana y los paquetes no abiertos durante un máximo de 2 semanas en el refrigerador.
    • Carnes para sándwich y embutidos: Guarda los paquetes sellados de fábrica que no estén abiertos durante un máximo de 2 semanas en el refrigerador. Guarda los paquetes abiertos y las carnes cortadas en una tienda local de embutidos durante un máximo de 3 a 5 días en el refrigerador.

Recomendaciones para personas con riesgo más alto, entre ellas las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado:

  • Evita comer salchichas, carnes para sándwich, cortes fríos (fiambres) u otros embutidos (como la mortadela), o salchichas secas o fermentadas, a menos que los caliente justo antes de servirlos a una temperatura interna de 73°C o hasta que estén humeantes.
  • No comas ni los patés ni las carnes para untar refrigeradas que se encuentran en la sección de embutidos o carnes para sándwich de las tiendas de comestibles ni los que se encuentran en la sección de alimentos refrigerados. Los alimentos que no necesitan ser refrigerados, como los patés o las carnes para untar enlatados o no perecederos, son seguros para comer. Refrigérelos después de abrir el envase.

PESCADOS, MARISCOS Y AHUMADOS

  • No consumas mariscos ahumados refrigerados a menos que estén enlatados o sean no perecederos o que se hayan cocido en un  en un guiso.

RESTO DE COMIDAS

Entre los consejos para evitar la listeria en el embarazo, están los siguientes

  • Lávate las manos de forma correcta: durante 20 segundos y con jabón y agua corriente.
  • Asegúrate de que la temperatura del frigorífico es correcta.
  • Mantén la carne cruda aparte de las frutas y verduras y otros alimentos listos para comer, con el fin de evitar la contaminación. Este punto se incumple muchísimo, basta visitar la casa de otras personas.
  • Descongela o pon a marinar los alimentos dentro del refrigerador, nunca sobre la mesa o en el lavaplatos en la cocina.
  • Lava las frutas y verduras (aunque pienses pelarlas), ¡pero no laves la carne de res o de ave ni los huevos!
  • Usa diferentes tablas de cortar para las frutas y verduras crudas y para la carne de res o de ave crudas, los mariscos y huevos.
  • Asegúrate de que los alimentos estén cocinados a su temperatura adecuada.
  • Guarda las sobras en el refrigerador dentro de 2 horas después de su preparación, en recipientes poco profundos con tapa, y consúmalas antes de que pasen 3 a 4 días.
  •  Cuando los alimentos hay que tirarlos, se tiran.

Aquí os dejo una fotonovela donde se explica todo esto. Al igual que el resto de consejos, están sacados de la página del CDC americano.

Viva lo natural, pero con seguridad. No os la juguéis teniendo la información.

Listeria Hispanic Pregnant Women Soft Cheese Fotonovela Spanish 508 by marinoerrante on Scribd