MADRES QUE MATAN A SUS BEBÉS

Esta entrada es de las más difíciles de escribir.

Voy a empezar con una reflexión personal, con la que puede que no estéis de acuerdo.  Después acabaremos con una historia en la que una Sherlock Holmes con bata logró encontrar respuesta a un drama,  leyendo una revista de pediatría, y se destaparon algunos horrores.

El síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL) en una familia, crea una desgracia difícil de imaginar. Los bebés muchas veces no llegan al hospital, porque cuando los encuentran, por la mañana, ya están muertos.  Cuando era residente, había una hora crítica para recibir estos casos, normalmente era a partir de las 6 de la mañana, cuando los padres los encontraban muertos al despertarse. Yo los pocos que he visto han sido en la franja entre las 6 y las 10 de la mañana. 

Desde hace tiempo me parece que la muerte de bebés en el ámbito familiar no se contempla igual que la muerte del padre o la madre. Aparecen noticias de niños y niñas asesinados, bebés asesinados al poco de nacer, o abandonados en un contenedor, y creo que se les da bastante menos importancia que si alguien mata a otra persona adulta. Asesinan a madres, y a veces a sus hijos, y parece que es solo una circunstancia añadida, cuando son personas con los mismos derechos, como si solo fuera una vuelta de tuerca más en el maltrato. Y no.

No es un dato objetivo, lo sé, pero parece que son «desgracias» siempre, y se pasa un poco de lado sobre el asunto.

Pensar, por otro lado,  que una madre o un padre mate a sus hijos es algo que ya no se puede ni imaginar. Que los pediatras sospechen malos tratos se está convirtiendo en un problema, porque algunos padres son capaces de denunciar al pediatra si no es así, haciendo que queden desprotegidos otros niños, los casos reales. Una pediatra está acusada mediática y judicialmente por haber puesto en marcha el protocolo por el posible abuso a una niña. ¿Quién va a denunciar casos sutiles? Probablemente menos que antes. Solo lo muy obvio se denunciará, y eso es ir muy tarde. Eso es ser una sociedad que no valora la muerte ni el sufrimiento del débil.Que tiene en poca consideración a los niños y niñas.  El llamado síndrome de Meadow (Munchansen por poderes) cada vez está más en duda en los tribunales. No se puede juzgar a los padres ni pensar en esas cosas. No. 

Aunque están legislados los abusos contra menores, creo que, por motivos obvios, los niños están muy desamparados, especialmente los lactantes y recién nacidos. Madres con psicosis postparto claramente llaman la atención, como en este caso, o con problemas mentales, como aquí ,pero no todas las veces son así.

¿Estás diciendo que el SMSL se debe a un asesinato?

No, claro que no. Pero hay que pensar en ello también. El SMSL es una muerte súbita inesperada en un bebé en la que no se encuentra causa aparente tras hacer una autopsia completa, revisar la historia clínica, entrevistar a los padres y revisar el lugar del hallazgo del bebé. Hay que hacer todo eso, todo, o solo se puede decir que es una muerte súbita. A veces se corre mucho porque la familia está destrozada, entendible. Pero hay que pensar en todo.

¿Por qué eso de revisar la historia y la casa donde se encuentra al bebé?

 Al inicio de mi residencia de pediatría, un adjunto experto en SMSL dejó caer, en una conversación en la que yo solo era parte del decorado, que «tanta investigación para luego decir que había sido ella». Se refería a un caso muy antiguo en el que 8 hijos de unos padres habían muerto sin encontrarse una causa, siendo diagnosticados de SMSL. Uno tras otro.  40 años después, al final de los años 90,  se descubrió que  la madre los había asfixiado a todos. Lo veremos al final.

Esta historia, de por sí terrible, pudo reabrirse por otro caso igual o peor.  A principios de los años 90, un juez volvió a investigar la muerte de 5 bebés de una misma familia bastante años antes. ¿El motivo? una patóloga, leyendo números antiguos de la famosa revista Pediatrics, encontró un estudio de esa familia, cuando solo habían fallecido 3 de los hermanos. Con el resto de hermanos vivos, Molly y Noah,  hicieron pruebas de todo tipo y encontraron un patrón respiratorio anormal, con apneas prolongadas durante el sueño y concluyeron que podía ser la causa de que en esa familia tuvieran esas desgracias. Posteriormente, esos niños también murieron de muerte súbita. 

La investigación la hizo el Dr. Steinschneider y fue publicada en la revista Pediatrics en 1972. Detrás de tantas muertes podía haber apneas durante el sueño, se había encontrado una causa. Molly y Noah fueron los dos primeros bebés mandados a casa con un monitor de apnea. La madre le dijo al médico que era verdad,  hacían apneas en casa durante el sueño.

Otro pediatra, Hicks, escribió otra carta en la misma revista donde decía que el caso era muy oscuro y que no estaba claro, pero no se le hizo caso. Deslumbrémonos con los descubrimientos. 

Años después,  la patóloga, leyendo los informes de autopsia, pensó que se les había escapado una posible causa. Puede que hubieran asfixiado a los bebés. Sí, asfixiado. A raíz de esto, el juez volvió a reabrir el caso 20 años después, y la madre, Waneta Hoyt, confesó los crímenes. Fue condenada en 1994 a  75 años de prisión, muriendo a los 3 años de entrar en la cárcel. En su confesión, dijo que los asfixió para que dejaran de llorar.

El artículo sobre la apnea y el SMSL fue muy famoso y ha costado muchos años descartar la apnea asociada al SMSL (de hecho, aún mucha gente lo piensa de forma errónea). Los monitores de apnea para prevenir la muerte súbita del lactante empezaron a usarse tras estos casos….que realmente eran asesinatos.  Y a venderse. En el hospital, en un herrumbroso almacén, encontré una caja llena de monitores de apnea abandonados en el año 2006. Pediatrics rectificó el artículo aquí. Muchas empresas siguen vendiendo monitores diciendo que «previenen»  el SMSL…

¿Cómo no se dio cuenta de que algo no iba bien con esa madre? Las enfermeras avisaron al médico que la madre no se comportaba de forma normal con los niños, pero el doctor no les hizo caso. Eran esas apneas. Tenía que publicar un artículo.

¿Cuántos casos hay así? son la minoría. Se cree que un 5% de los casos, pero es difícil de saber, no sabemos qué parte del iceberg estamos viendo.  Por eso lo de investigar la casa y realizar una autopsia completa. Meadow, en este famoso artículo, describió un panorama más sombrío, en el que muchos casos de SMSL, que finalmente fueron asesinatos, tuvieron autopsias declaradas «normales» y no lo eran, o en los que otras posibilidades se pasaron por alto. Por algo Meadow es el que definió el síndrome de Munchausen por poderes o síndrome de Meadow (padres que hacen daño a sus hijos por una motivación, aunque hoy día a Meadow también lo han desacreditado… dicen que promueve a los médicos a ir contra los padres). 

¿A qué caso se refería mi adjunto?

En 1963, una familia americana salió en la prensa por ser una de las más desgraciadas de la historia. De 10 hijos que tuvieron, 8 murieron de forma súbita, a los pocos meses de vida (ente 13 días y 14 meses). Los otros 2, murieron por causas explicables (un mortinato y otro a las 6 horas de vida).

Su madre, Marie Noe, tuvo una infancia muy dura. Su propia madre abusaba de ella y acabó criándose en un orfanato. Sufría episodios de ceguera histérica y denunciaba violaciones que la policía investigaba y nunca se llegaban a confirmar.

Una vez casada, volvió con las acusaciones de violaciones, que nunca se confirmaron, incluso estando en casa, con otras personas.

En marzo de 1949, nació su primer bebé.  Con 1 mes de vida, murió. Lo acostó boca abajo y luego se fue a dormir. Cuando llegó el marido encontró al bebé muerto. En el hospital, no le hicieron autopsia. 2 semanas después, ella volvió a quedarse ciega, y en el  hospital,  se diagnosticó de ceguera de conversión por la muerte del bebé.

Al año siguiente tuvo otro bebé, y a las 5 meses avisó de que había vomitado leche y sangre. Cuando su marido acudió, estaba muerto Se diagnosticó de bronconeumonía, sin autopsia.

En 1953, tuvo otro bebé. A los 21 días, la madre dijo encontrarlo azul y vomitando. Al llegar al hospital, la niña estaba muerta. El diagnóstico fue aspiración de un vómito. No se han encontrado datos de la autopsia.

Y así varios bebés, algunos con autopsias poco concluyentes. 

En 1962 tuvo otro bebé, y la madre permaneció ingresada 1 mes por anemia (y también para observar al bebé). Tras el alta, llamó hasta 5 veces al doctor porque el bebé lloraba mucho. Unos meses después llamó para decir que la niña estaba muerta en la cuna. Esta vez se interrogó a la madre, y la autopsia fue no concluyente. El hospital quiso hacerles estudios genéticos, pero se negaron.

En diciembre del 64 tuvo otra hija sana.La mantuvieron en observación durante 3 meses en el hospital. Se mostraba  colaboradora, pero cuando estaba sola no era así.  No quería darle de comer al bebé nunca, decía siempre que el bebé no quería comer, y llegaron a escuchar cómo amenazaba al bebé con matarlo mientras lo alimentaba.

Al final se fue a casa, y a los 8 meses llamo al hospital contando que había salvado al bebé de la asfixia, ya que la encontró con una bolsa en la cabeza. A la niña la ingresaron 1 mes. Varias veces avisaron al hospital porque la niña no respiraba,  recibiendo oxígeno en casa. Semanas después, la niña estaba muerta. Empezaron a sospechar de los padres, pero no se avisó a la policía.

En 1967 tuvo su hijo numero 10. Estuvo ingresado 2 meses en observación, y no le paso nada. Sus padres solo fueron 2 veces a verlo. Un mes tras el alta, Marie llamó porque el bebé estaba azul y se atragantaba. En el hospital no encontraron nada anómalo, y lo dejaron 1 mes más en observación. Un mes después lo encontraron muerto en la cuna.

El SMSL, en todo su apogeo. Así los describieron famosas revistas americanas. Pero la policía les leyó sus derechos y quedo constancia de la necesidad de atención constante de Marie. También supieron que tenían muchas mascotas que les duraban muy poco vivas.

Después de la ultima muerte, compraron otra casa y la llenaron de fotos de los bebes fallecidos.

Intentaron adoptar un niño, y como se lo negaron, quisieron que uno de los patólogos testificara a su favor. En ese momento, lo que dijo fue que no sabía si un bebé adoptado moriría también, o si bien, era la pareja que más merecía un bebé adoptado en el mundo. No llegaron  adoptar a ningún niño.Se creyó que eran la familia más desgraciada de EEUU por el SMSL.

Los casos de muertes sucesivas por SMSL están envueltos en mucha polémica. Un periodista de la revista Philadelphia, Stephen Fried, revisó todos los casos y los archivos policiales y médicos, y los contrastó con patólogos actuales y los patólogos antiguos, y llegaron a la conclusión de que eran asesinatos. El caso se reabrió.

Los patólogos de la época, una de ellas la doctora Dapena, que llegó a ser una autoridad mundial en las autopsias infantiles, pero que en aquella época era joven e inexperta , decían ahora que sí, que todo apuntaba a asesinatos. Los diagnósticos de las autopsias no eran solo improbables, sino casi imposibles. El resto eran inconcluyentes.  «La primer muerte es una desgracia, la segunda es un misterio médico, la tercera es un asesinato» dijo el patólogo Fillinger, que en su día hizo alguna de las autopsias (y que desaconsejó que adoptaran).  Nadie sospechaba del abuso infantil en esa época, dijeron. Pero cuando un adulto asfixia a un bebé tapándole la boca, la autopsia no muestra nada, decía ahora Dapena.

En 1998, tras el caso mediático de Waneta Hoyt,  30 años después, una anciana de  70 años, Marie Noe, fue detenida por asesinar a sus 8 bebes, aunque su marido no estuvo de acuerdo. Marie confesó haber matado a 4, y de los otros 4, no recordaba qué pasó.

«Él estaba siempre llorando. No me podía decir qué le pasaba. Sólo seguía llorando…Había una almohada bajo su cara. Cogí mi mano y apreté su cara contra la almohada hasta que dejó de llorar».

«Ella estaba el moisés. La puse boca arriba y entonces cogí una almohada de la cama y se la puse en la cara hasta ahogarla. Elizabeth era mucho más fuerte de lo que lo fue  Richard, y estuvo luchando contra la almohada. Mantuve la almohada hasta que dejó de moverse».

Aceptó los cargos y se condenó a 20 años de libertad provisional y arresto en casa durante 5 años. En 2001 se diagnosticó de un complejo cuadro de trastorno de la  personalidad mixto.

A día de hoy, Marie Noe sigue viva, y  en su casa.

Aquí os dejo una lista de madres condenadas por matar en serie a sus hijos. Estos bebés tuvieron el diagnóstico de SMSL (SIDS en inglés) en EEUU, viéndose luego lo que realmente era:

1969   Martha Wood       1984    Debra Sue Tuggle  1984    Lisa Jane Turner  1986    Marybeth Tinning 1987    Debbie Fornuto  1989    Martha Ann Johnson 1991    Shavonda Charleston 1993    Denise Dianna Buchanan 1993   Gail Lynn  1996    Waneta Hoyt  1999    Marie Noe 2002    Gloria Jean Greenfield 2003    Kathleen Folbigg  2007    Shirley Winters…..

Son pocos. Pero existen.

Aquí un documental…

 Si quieres algunos consejos para cuando el bebé llora, pincha aquí. Encontrarás estos y otros más, como qué hacer para evitar el SMSL y realizar un colecho seguro en el libro Manual para padres primerizos, que ya va por su segunda edición (gracias!)

MANUAL PARA PADRES PRIMERIZOS

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. Esther madre de Héctor e Irene

    Pues a mi me ha venido bien el articulo. Quiero decir que me afecta muchísimo y no consigo entender a estos asesinos de hijos, necesito seguir leyendo para algun dia entender lo inexplicable…de aquí saco, que unos lo hacen porque los bebes les molestan demasiado y otros porque necesitan atención.
    Hay unos libros, trilogía de baztan que tratan el tema, cuando leí el segundo, dejo de gustarme.
    Por mucho que lea y que saque conclusiones, no lo entenderé nunca. Creo que esa mala gente pasa de todo y saben que no les van a pillar.
    El tema es asqueroso, muy a la altura de tantas violaciones sin castigo, pero es cierto que no está verdaderamente penado. Difícil trabajo en el que se vela por salvarlos y ver que no se consigue nada. Yo no podría hacerlo.
    Gracias por escribirlo.

  2. No he podido terminar de leer

    • Mi reino por un caballo

      Inténtalo. Es historia de la medicina. Y se ve la foto de esta señora.

      • Mira, a mi me pasa al revés de lo que describes al principio. Cuando sé en las noticias de un asesinato de un adulto, me horrorizo, pero cuando es un bebé, me horrorizo mil veces más. Porque es imposible que haya un motivo (o al menos que ese bebé haya hecho mal conscientemente, Los adultos somos capaces de maldad, pero los bebés no pueden. Aunque sea por una cuestión neurológica). Y por que desde luego si alguien no puede defenderse es un bebé. Me da igual si esa señora tenía un transtorno, me revuelve. REspecto a la pediatra judicializada, conozco de primera mano (hasta ahí he leido) un caso en que una psicóloga, infantil (hermana de una amiga mía) se volvió casi loca porque sospechaba de un caso de abusos sexuales muy, muy sutil, y no sabía como enfocar la cosa para sacar al niño del atolladero.El padre lo violaba de vez en cuando cuando era un bebé, lo sabía toda la familia, pero era una familia maja, vaya, todo muy normal. Cantó la abuela no se sabe ni como. Si no llega a cantar, la psicóloga igual pierde su trabajo o la mandan a juicio.
        En cuanto a la foto…yo no sé que solución le puede dar la sociedad a este tipo de psicópatas, pero no deberían salir a la calle,
        Que me gustan más tus entrada de medicina pura y dura

Deja un comentario ¡gracias!