LECHE MATERNA Y SERPIENTES

Cuando una madre dejaba de tener leche suficiente, se podían buscar algunas explicaciones que ahora son sorprendentes. Algunas personas decían que si la ropa del bebé, manchada de leche, se secaba al sol o le daba la luz de la luna, la leche se cortaba; otras, que si la comida que sobraba a una madre se la comía otra, podía dejar de producir leche.  Seguro que conocéis más causas. Incluso las serpientes podían ser las culpables, claro.

Cleopatra y la serpiente

Existen muchas historias donde se dice que una madre debe tener cuidado de las culebras y otras serpientes, porque por la noche pueden entrar en casa y tomar leche directamente del pecho, y con la cola, entretener al bebé lactante. En algunas zonas de España, como en los Pirineos,  si una madre dejaba de tener leche de forma inexplicada, se podía poner ceniza alrededor de la cama para comprobar, al día siguiente, si la serpiente había dejado un rastro.

 

Hay una víbora en el sur de España (y en otros sitios), que se llama “alicante”, y que es muy venenosa (lo dice la RAE aquí). “Si te pica un alicante, llama al cura y que te cante”, dice el refrán. Parece que puede ser alguna de las víboras que hay en España, no una en concreto. Pues esta víbora es otra de las supuestas serpientes que se pueden alimentar de leche materna humana.

La teoría es que son capaces de oler la leche de las madres que dan leche materna a sus hijos, y se van acercando. En sudamérica es una creencia muy extendida en los medios rurales

y se recomienda limpiar bien la ropa del bebé porque la leche las atrae.

 

Y no solo en esa zona del mundo, sino que es fácil encontrar el rastro en la comunidad valenciana,  Galicia, Extremadura, Aragón o Asturias, o por ejemplo, rastreando por internet.

Y como hay muchas formas de alimentación, algunas se preguntan si con leche artificial pasa lo mismo…

porque es conocido que uno de los remedios más famosos es poner un vaso con leche en la habitación y que la serpiente beba de esa, no del pecho materno.

Una de la forma de sospecharlo es que el bebé no gana peso y tiene algo parecido a escamas en la boca, porque se cree que la serpiente le meta la cola en la boca para entretenerlo y que no llore y despierte a la madre. En otras ocasiones, la boca del bebé dicen que se ve negra.

Esto de las serpientes y los bebés puede tener más miga aún, ya que en algunos lugares se dice que si una embarazada mata una serpiente, puede que el cordón umbilical del bebé se le enrede en el cuello, como si fuera una forma de venganza.

En este enlace encontraréis algunas de las tradiciones sobre esto recogidas en Extremadura, y esta oración, que servía para libar al bebé del posible mal que la serpiente le hubiera hecho.

Una culebra llegó

y de mil pechos mamó,

pero la Virgen María

mamando la sorprendió. 

Por beber de esa leche

yo te condeno

que por el día y por la noche

andes arrastra por el terreno.

y para que así ande

toda la vida,

recemos a Dios un Padrenuestro

y un Avemaría.

Como decía, en España, está en muchas partes. En Aragón la serpiente es un ser mitológico llamado lacuerco, que es una serpiente con pelo que precisamente, se dedica a chupar del pecho de las madres. En muchas versiones, las serpientes hipnotizan a las madres de forma que ni se despiertan ni recuerdan nada. En la versión mexicana llamada Ekuneil, esa serpiente le mete la cola a la madre en la nariz para dejarla dormida y que no se entere. De la serpiente cincuate se dice lo mismo.

Además de a las madres lactantes, se dice en las áreas rurales que son capaces de mamar directamente de las vacas y las ovejas.

En el libro Mazurca para dos muertos, de Cela, se dice:

“Dicen que Roquiño es así porque a su madre, por las noches, cuando lo estaba criando, le mamaba las tetas una culebra y el pobre pasó mucha necesidad; no digo que no pero a mí me parece que ya vino parvo al mundo, eso se les suele notar en la mirada”.

Como pasa con las leyendas urbanas, mucha gente dice que lo ha visto, y que la persona que se lo cuenta no les ha mentido. 

En España no somos muy de fiar en esto de qué hemos visto cada uno…

Existen algunas noticias (mira aquí) donde se dice que una niña murió en India al beber leche de una madre que había sido picada por una serpiente, pero creo que es solo un titular sensacionalista.

Lo que sí es cierto es que hay un video indiscutible, primicia mundial,  donde se ve una serpiente enganchándose a un pecho. Es el siguiente.

Y también en el de una mujer

aunque creo que leche materna no tenía.

Lo mejor de todo es que las serpientes no chupan, no saben, ni se alimentan de leche. Pero esa es otra historia.

¿A vosotros os han contado una historia similar? Si te ha gustado, comparte y comenta!

 

Manual para padres primerizos

Ya disponible en Amazon–

La Casa del Libro–

FNAC–

El Corte Inglés–

o en tu librería más cercana–

MANUAL PARA PADRES PRIMERIZOS

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Anitalavalatina

    Jajajaja, por un momento me la creo, increible. Te imaginas encontrar una culebra prendida a tu pezón? Jajaja. Otra cosa, las serpientes tienen el reflejo de succión?.

  2. Esther madre de Héctor e Irene

    Ay dios!! Como me he reído! Lo de ricky Martín ya el remate jajaj…
    Bueno mola saber lo que se cuenta por ahí .
    Este articulo es casi tan bueno como el de madres pijas

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: