DES-VACUNARSE

Si crees que tú, o tus hijos, estáis contaminados o intoxicados por las vacunas que os pusieron de pequeños, antes de que os informarais de verdad sobre sus terribles efectos, podéis cambiar el curso de vuestras vidas, y dejar de formar parte de este gran experimento de manipulación mundial que son las vacunas. Incluso el autismo puede curarse, como si fuera una enfermedad. A vosotros no os engaña nadie, que un grupo de Facebook lo dice bien claro.

Al menos eso es lo que venden muchas asociaciones de antivacunas y personas amantes de la homeopatía. Remedios para des-vacunar a adultos y a niños. Así, a lo bruto. Y no se trata de eliminar tu médula ósea y todo el recuerdo que en tus células han dejado las vacunas para defenderte, sino de eliminar o bloquear los excipientes malignos que los malvados médicos han metido en tu cuerpo, y que tus problemas  (la mayoría personales y de interacción social), se solucionen. Un crecepelo como otro cualquiera. Ya es cuestión de creérselo o no.

(Que conste que yo nunca diría que un pez podía beber cerveza, y estaba equivocado, puede que en esto también)

Una cosa queda clara en estas páginas de benefactores de la Humanidad: el tratamiento será largo (también puede que sea caro, pero eso ya lo dejan para el final), y estará basado en la naturaleza (todo natural, que es lo mejor, la nueva falacia moderna). Tan natural como hacer una compra online o mantener la comida en un refrigerador. Tan natural como contraer carbunco, o que el tétanos te mate. Naturalísimo.

Como el aluminio, el mercurio, et., provoca cualquier mal en los niños, y las vacunas además son las causantes de las propias enfermedades, los médicos lo niegan.  Todo el mundo sabe que para pasar la gripe solo basta con vacunarse, pero nadie lo quiere reconocer.

Por eso muchos dicen que lo mejor es no vacunarse.  Tienen engañados a toda la población, menos a los pobres que mueren de enfermedades prevenibles con las vacunas, como la difteria, el tétanos o el sarampión. Mueren,  pero sabiendo que no los han engañado. Unos héroes. Mueren con una sonrisa de superioridad.

Algunos médicos homeópatas han encontrado la solución para los que, por desgracia, ya se han vacunado: des-vacunar. Esto es muy interesante en el primer mundo, si no tienes otros problemas reales en tu vida o necesitas hacer sentir enfermo a ti hijo o hija. Además, es otro nicho de mercado para engañar a la gente. ¡Desvacunemos a los niños y a los mayores!

Por ejemplo, el autismo se puede curar con pautas de descontaminación con saunas, como dicen aquí. De todos es conocido que en Suecia no hay autistas. Ni en Murcia.

En este caso, se tocan las amígdalas para que haga más efecto. La profesora se toca la nuca para evitar la meningitis.

Otros métodos son más sencillos y no necesitan del calor en lugares especiales. Por ejemplo,  meter los pies en aceites esenciales mezclados con sal de mar muy especial, o tomar aceites de pescado y probióticos misteriosos que ellos mismos venden, sirve para curar de los daños de las vacunas, porque todo lo natural es mejor. Te facilitan esos productos desde sus webs, todo en uno, más facilidades imposible.Unos filántropos.

Puedes pagar en bitcoin. Lo dicho, facilidades.

Otro dicen que para eliminar los metales pesados, mejor darse un baño en arcilla. Después deben tomar suplementos de polen, hierbas, arcilla (sí, comer arcilla) y otros suplementos que solo se venden en sus tiendas online. Esto de comer arcilla y tierra viene muy bien para contaminarse de cualquier cosa del suelo, incluidos otros metales pesados.

Mientras os desintoxicais de las vacunas, quitáis antena de teléfonos y os quejáis de que el wifi os da depresión, en España todos los gobiernos han ocultado los lugares contaminados con radiactividad. Pero a lo vuestro, las vacunas.

Las vacunas producen una reacción del sistema inmune, el cuerpo entero está inflamado, y hasta que esa inflamación no cese, el cuerpo no descansa. Ahora es lo que se lleva, echarle la culpa a la inflamación, la dieta y la Cándida (un hongo). Por eso muchos remedios para des-vacunarse pasan por eliminar la inflamación del cuerpo con algunas hierbas. Y como la Cándida está en todos nosotros, qué mejor prueba de sus efectos perniciosos.

Hay que comer bien, especialmente comprar los suplementos de cada página en concreto. Si compra otros, probablemente lo estarás haciendo mal. También comer fruta natural, pero lo malo es que la fruta natural tiene mucha azúcar, y claro, eso hace que el hongo Cándida crezca en el intestino, por lo que hay que tomarla con antihongos a la vez (te los facilitan).  Esas frutas y verduras deben estar crudas: cúrcuma, jengibre, canela… El ajo y el perejil bloquean los metales en tu cuerpo. La limonada de arándanos también sirve. No diréis que no tenéis opciones. Todo lo que ponga “detox” se vende de forma automática. Me lo quitan de las manos.

Ir al baño ayuda mucho. Deberías ir al menos 3 veces al día: si no puedes, puedes usar la la Limpieza Intestinal de  Shillington. Tiene una versión para niños con jarabe de higo, que tiene que ser muy buena, y tiene una pinta de que a lo niños les chifla.

Si queréis un protocolo para des-vacunar a un niño, lo podéis encontrar aquí. Tiene “detox”, tiene “natural”, y tiene también “tienda”. Cura de todo, para todo, y todo de forma natural. 75.000 veces compartido. Que le den el Nobel ya. Por entradas como esta, que puedes consultar aquí, está nominada. “El estornudo es más mortal que el sarampión”, dice. No digo más.

Esta licenciada en Derecho, dice que cura a la gente. ¿Adivináis como? efectivamente, vende sales de Epsom en su web.

Entre los remedios para desvacunar a los niños, y evitar que sigan envenenándose, mezcla mensajes como: haga ejercicio, no coma grasa, no coma pescado con mercurio, etc, mezclados con sus proclamas. Como esas plantillas que vendían que decían que adelgazaban, pero que en la letra pequeña se decía que mejor que también caminaras varios kilómetros al día.

Para evitar los efectos de la vacunación, se pude ingerir aceite de hígado de bacalao. También se puede poner por la barriga. Donde quieres, lo importante es comprarlo aquí.

Esta otra “Homeopathy Lover” también tiene un protocolo “holístico” para desintoxicar de vacunas a los niños. “Holístico” era la otra palabra que faltaba.

En algunas páginas, han visto el negocio del miedo de otra forma: mejor que vacunen, pero con vacunas homeopáticas, y así, todos contentos.  En algunas  web ponen como ejemplo la cura de la parálisis de un caballo como argumento.

Efectos de las vacunas en Horse Luis. No puede mover las patitas de atrás.

Esto es un tema muy serio. Son las pruebas más reales que hay, un texto a la altura de los escritos hipocráticos.  No se publican porque hay una mafia que lo impide. Un caballo dejó de mover las piernas, y la doctora aconsejó dar vacuna homeopática. Le dieron la vacuna homeopática de caballo y a las 2 semanas se curó.

La doctora no era veterinaria, pero la familia recurrió a ella. Como buena doctora, opinó de todo. De caballos, venga. De economía, sin problema.De grafeno, cuando quieras. De vacunas, lo mismo. No pudo ser casualidad, no pudo ser el curso normal de lo que le pasara. No, fue la vacuna.

Ahora voy de plató en plató contando mi historia.

Yo no necesito más pruebas, la verdad. Ni siquiera más caballos. A mí se me han saltado las lágrimas por el caballo. Cuando tenga un caballo lo vacunaré homeopáticamente.

Horse Luis es ahora un defensor del derecho a no vacunarse y de que los médicas homeópatas atiendan solo caballos.

Otros defensores de la homeopatía usan sus remedios para los efectos secundarios de las vacunas, que es lo que venden: restablecer el equilibrio, eliminar el aluminio…

Más información aquí, cómo desintoxicarse de las vacunas.

Seguimos como hace más de 100 años. Las mismas cosas, los mismos miedos, los mismos remedios según van saliendo otros temas de moda en medicina, etc.  Es milagroso que aún la gente se vacune… Si queréis ver las entradas sobre las vacunas y antivacunas, aquí os las dejo

1-El sarampión

2-Las pruebas no sirven

3-¿Qué pasaba antes?

4-San Jenner y los antivacunas

5.¿Son las vacunas un milagro?

 

–Si queréis saber por qué el tratamiento para acabar con la Cándida se llama nistatina,  quiénes fueron las 2 mujeres que descubrieron ese remedio, y por qué en el siglo XIX los niños sí morían de Cándida al dejar de darles leche materna,  hay un libro que, curar no cura nada, pero que puede haceros pasar un buen rato con historias como estas.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Esther madre de Héctor e Irene

    Madre mía! Seguro q hasta se vende oxigeno 5jotas…

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: