¿SE LE VA A QUEDAR LA CABEZA ASÍ?

Desde que se recomendó colocar a los bebés boca arriba durante el sueño para prevenir el síndrome de la muerte súbita del lactante, sucedieron dos cosas. La primera, que la muerte súbita bajó muchísimo; la segunda, que muchos bebés tenían la zona posterior de la cabeza aplanada, más en el lado derecho o izquierdo, según dónde apoyara más, quedando esa zona sin pelo. A esta deformidad adquirida de la cabeza se le llama plagiocefalia postural, y también ha aumentado por la moda de no coger a los niños en brazos porque se acostumbran (y eso que se recomendaba estar boca abajo cuando estuviera despierto o en brazos). En los grandes prematuros, al estar apoyadas sus cabezas de forma completa de forma lateral contra el colchón de la incubadora, sus cráneos crecen hacia adelante y atrás, pero no hacia los lados, formando cabezas con forma de casco de barco (que es lo que quiere decir escafocefalia)

Esto pasa porque la cabeza de los bebés cambia de forma según por dónde reciba la presión, al estar los huesos separados aún unos de otros.

También se ve en los partos, en los que las cabezas de los bebés se moldean, los huesos frontales y occipitales se meten bajo los parietales y los papás y mamás se sorprenden de lo apepinado que les ha salido el bebé.

Decimos que siempre se quita, pero esta película hizo mucho daño en la imaginación popular.

Congo.

Esta propiedad se ha explotado por diferentes pueblos del mundo desde prácticamente el origen de los tiempos. Por estética, como símbolo de una clase social o etnia, en casi todas las parte del mundo, incluida Europa, se han dado estas deformaciones artificiales.

Hipócrates describió a un grupo de personas en África que deformaba el cráneo de los bebés, primero con masajes y luego con bandas de tela. En América, los mayas hacían lo mismo, especialmente entre las clases nobles y los Paracas de Perú nos han dejado muchos cráneos deformados por procedimientos similares.

Paracas

En el siglo XVI, en América, muchas comunidades indias practicaban las deformidades craneales, y la Iglesia decidió castigar a aquellos que lo hicieran, aunque no fue muy efectivo, porque en el siglo XIX hay muchas descripciones de tribus que deformaban la cabeza de los bebés colocándolos en unos soportes, unos portabebés, con una banda que les presionaba la frente y que se podía regular con unas cuerdas.

 

En general, estas prácticas no alteraban la inteligencia de estos niños ni aumentaba su mortalidad.

En otras zonas, como en el Caribe, se usaban unas tablillas en la frente y en la zona posterior, para conseguir un cráneo ensanchado.

Volviendo a tiempos más modernos, se creía que el moldeamiento craneal en el parto era peligroso para los bebés, y en muchos tratados se aconsejaba a las matronas cómo manipular el cráneo del recién nacido, justo tras el parto, para ponerle los huesos de forma correcta, consiguiendo un cráneo normal.  En muchas ocasiones esto se aconsejaba hacer durante el baño del recién nacido. Esto, el moldeamiento rápido, sí era peligroso aunque no se sabía, pero se siguió practicando hasta el siglo XVIII. A finales de ese siglo se empezó a prohibir de forma expresa y los manuales de matronas acabaron por desaconsejar su uso, aunque se siguió haciendo hasta entrado el siglo XIX.

Hoy en día, la plagiocefalia postural se ha vuelto una epidemia, y por tanto, se hacen muchas cosas para “curarla”. Aunque la mayoría mejoran solas con medidas posturales, también hay una industria de cascos para tratarlas, que no ha demostrado mejores resultados que la corrección de las posturas que provocan esa deformidad.

–Si te ha gustado, hay un libro, de mucha risa,  en las mejores librerías,  sobre curiosidades del embarazo, el parto y la lactancia. Tiene algunos efectos secundarios, la mayoría buenos, te invito a que los compruebes.

 

 

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Anónimo

    Me pregunto cómo sabes tantas cosas de métodos antiguos…te vas informando cada vez que sacas un tema?

    • Mi reino por un caballo

      Claro, a raíz de algo aprovecho para leer a las personas que saben de verdad 😉

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: