LA PRUEBA DEL CORAZÓN

A las mamás y los papás les suele sonar la prueba del talón, que se hace en los primeros días de vida a sus bebés, para detectar enfermedades metabólicas, como el hipotiroidismo y la fenilcetonuria,  y algunas otras diferentes, como la fibrosis quística.

A los padres y madres, y a muchos sanitarios, les suena menos otra prueba que se les hace a los bebés antes de irse de alta del hospital, que se llama la prueba de la pulsioximetría o prueba del corazón. En Estados Unidos es obligatoria, y en España se hace cada vez en más hospitales. Preguntad si en el vuestro la hacen. No cuesta nada, no duele nada, pero da gran información.

Es importante esperar al menos 24 horas para irse de alta (idealmente 48h), a no ser que seas una  o un petarda/petardo, o de la realeza, porque en ese tiempo, pueden pasar muchas cosas.

Hay enfermedades gravísimas del corazón de los bebés que no se detectan bien por ecografía antes de nacer, ni dan ninguna señal cuando el bebé ya ha nacido, durante los primeros días. Son embarazos con “ecografías normales” y bebés con “exploración normal”.

2 de cada 1000 recién nacidos que no son grandes prematuros tienen una enfermedad grave del corazón de nacimiento, y el 30% de ellos no se diagnostica bien, o se hace tardíamente, con riesgo de muerte en el primer mes de  vida, porque inicialmente todo estaba bien.

En muchas de estas enfermedades del corazón, la sangre llega a todo el cuerpo del bebé por un vaso sanguíneo llamado ductus, que poco a poco se va cerrando tras el nacimiento. A todos sitios menos al brazo derecho, porque anatómicamente es así. Puede que a los 5-7 días el bebé entre en una fase de fallo circulatorio, cuando el cierre es inminente. Algunas muertes súbitas se deben a esto, por cierto. Esto es lo que hace que al nacer no se note nada, ya que muchas de ellas ni tienen soplos en el corazón, ni nada

Lo que se vio en 2011 en Estados Unidos, es que viendo la cantidad de oxígeno en la sangre del brazo derecho y comparándola con la de los pies, en las primeras 24 horas de vida, existía ya una diferencia en esos niños que tenían una enfermedad grave del corazón oculta. Incluso en las primeras 12 horas. Y detectaban a más del 80% de ellos.

Como con todas las pruebas, en un pequeño porcentaje de casos, está alterada y luego el bebé no tiene una enfermedad del corazón. Si se hace a las 24 horas esto pasa menos. Pero lo más sorprendente es que la gran mayoría de esos pocos bebés, tienen otra enfermedad que está empezando a dar la cara (por ejemplo, infecciones).

También se han hecho estudios con esta prueba en los partos domiciliarios y también sirve. En casos de alta extremadamente precoz, también debe hacerse en ese momento. Parir en casa, en partos sin riesgo, debe incluir hacer la prueba de la pulsioximetría. Recuerda, las pruebas previas y la exploración al nacimiento son normales.

 

¿Cómo se hace? Poniéndole al bebé un pulsioxímetro, el aparato ese que te ponen en el dedo cuando estás en el hospital que mide la frecuencia cardíaca y el oxígeno en la sangre, que no duele nada. A los bebés se les pone con un esparadrapo. Un esparadrapo.

En España se recomienda por varias sociedades científicas, aunque no es obligatorio como en EE.UU. Hay un problema de carga de trabajo de fondo en muchos de los que no lo hacen.

Hace poco se ha hecho viral el caso de una niña con una cardiopatía congénita que se detectó antes del alta de maternidad. No sé si se usó la prueba de la pulsioximetría o no en ella para detectar el problema, pero de esto es de lo que estamos hablando. Me emociona que el padre agradezca, al primer pediatra, que fuera el primero que le salvó la vida a su hija, incluso tras participar en su caso magníficos profesionales de La Paz en todo el proceso posterior, que duró varios meses de cirugías cardíacas.

Pincha aquí para leer los tuits de este papá.

Y por favor. Dadle valor al bebé. Está en observación, no por gusto, sino porque a veces, pasan cosas, muchas más de lo que los padres y madres creen.

¿En vuestro hospital se hace?

Si os ha gustado y queréis, hay por ahí un libro de mucha risa sobre la maternidad, el embarazo, la lactancia y los bebés, que os recomiendo.  En las mejores librerías! Y también en Amazon, El Corte Inglés y La Casa del Libro.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 Comentarios

  1. Anónimo

    Muchas gracias. A mi hijo con cardiopatia congénita se la detecto a los 23 días de vida el padre. Increíble. En esos días lo lleve al pediatra ( Q nos ayudo muchísimo. Muchas gracias) varias veces xq mi marido me decía que respiraba raro. Ojalá le hubieran echo esa prueba en el hospital al nacer. Casi se nos va, pero gracias a todas las personas sanitarias ya va por cuatro años. Tuvimos suerte dentro de la mala suerte

  2. Leopol

    A las cinco horas de nacer mi peque nos mandaron para casa. cuando leo estas cosas me acojona pensar que hubiera podido pasar algo.
    muy entretenido gracias

  3. Esther madre de Héctor e Irene

    La verdad es que este artículo me causa un poco de nerviosismo. Espero que en mi caso no hiciera falta la prueba pq todo este bien, pero creo que esa observación a la que te refieres, prácticamente no se sale de lo común…

    • Mi reino por un caballo

      Cuando hay cosas poco frecuentes, casi nunca pasa nada por no hacerlas. El tema es que nosotros estamos para distinguir los casi nuncas 😉

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: