¿POR QUÉ SE ENVUELVEN TODOS LOS BEBÉS EN LA MISMA MANTA?

El lugar donde una mamá va a parir puede ser de muchas formas.  Si la madre decide parir en un hospital, no será lo mismo hacerlo en Madrid, Londres o Los Ángeles que hacerlo en Nairobi, Osaka o en El Cairo. Esto es algo evidente. En cada país los medios son diferentes, e incluso en cada hospital las prácticas no tienen por qué ser las mismas.

Antiguamente, cuando el parto era siempre en casa, era fácil que una mamá, y algún papá, hubiera presenciado un parto. De su propia madre, de una hermana o de una vecina, el parto no era algo ajeno a la dinámica familiar, y la imagen mental de un parto era algo que estaba en la mente de la mayoría de la población, al menos en las áreas rurales.

Hoy en día, desde hace ya unos cuantos años, la imagen del parto que tienen las personas es la imagen del parto que se ve en las películas y series de televisión. Y es una imagen típicamente de Estados Unidos, de donde viene la mayoría de nuestra cultura popular.

De hecho, la imagen de los años 40 y 50 del siglo pasado que solemos tener, por ejemplo en algunos restaurantes,  es la suya, la de los americanos, no la nuestra.

Las mantas de los bebés

Aquí no llevábamos cazadoras universitarias como en Regreso al futuro.

Por eso, a veces, hay una disociación entre lo que es el parto que uno ha visto (niño rubio, sin sangre, sin moldeamiento de la cabeza, probablemente ya con 3 meses de vida), y la realidad.

Salvo por una cosa: las sábanas.

Son las mismas en Estados Unidos, España, Australia, Japón o la Conchinchina. En eso sí que nos parecemos a los partos de la televisión. Si hicisteis una foto a un recién nacido tras el parto, miradla bien. Lleva probablemente una sábana con franjas azules y rosas. Igual que los famosos de la tele, la manta iguala a todos los recién nacidos.

Las mantas de los bebés

Hay un estudio que dice que un recién nacido tarda menos de 60 minutos en salir en las redes sociales tras el parto. Y casi todos van envueltos en esas mantas.

¿Qué sabanas son estas? Son las sábanas con las que se envuelve al recién nacido después del parto, y tienen unos colores característicos. Una franja azul ancha con otras rosas más estrechas. En todos lados están, hasta en el cine.

¿Por qué si un bebé nace en Pakistán lo envuelven en  la misma sábana que si lo hace en Alcorcón?

En muchos lugares, a estas mantas las llaman mantas indias o paños indios y nunca nadie me ha sabido decir el por qué de su éxito internacional. Me han comentado que son de algodón y que son muy suaves; que dan calor al bebé, que “son las que se usan de toda la vida”, que son especiales para bebés, etc. Algunas personas me han dicho que no se llaman indias, sino mexicanas, para mayor desconcierto.  Hace poco una persona me dijo que se llamaban mantas indias porque son como el sari indio que llevaba la madre Teresa de Calcuta, y que por eso se llamaban indias. No deja de ser una explicación redonda si no fuera porque no es cierta, aunque como teoría, podría valer.

Las mantas de los bebés

Faltan las rayas rosas.

La explicación es más sencilla. El motivo por el que todas las fotos de recién nacidos de gran parte del mundo son iguales (un bebé envuelto en la misma sábana) es más comercial. Esas mantas las patentó la empresa Medline en Estados Unidos y su éxito fue brutal. Pronto se asociaron al parto hospitalario, y su uso era parte del proceso.

Como tienen colores azul y rosa,  parece que el tema de la asociación del sexo a un color está resuelto. La empresa Medline fue la misma que cambió el color blanco de la ropa de quirófano por otro verde, que reflejaba menos la sangre y también quiso cambiar las sábanas para bebés, que eran de un beige feísimo (por lo visto).

Hizo un estudio entre sus trabajadoras, y de los diseños que apuntaron, se quedaron con este, que servía para niños y niñas, e incluso para criaturas.

Otra de las cualidades de la manta es que se lava muy bien y mantiene el color, se supone que aguantan más de 15 lavados. Además, es de las más baratas del mercado. De ahí su éxito.

Esta marca, Medline, las ha vendido por todo el mundo, y no hay hospital que no las tenga. Las sábanas se llaman Kuddle-Up, bastante lejos de llamarse mantas indias (pincha aquí para el enlace a la página de la empresa). Muchos trabajadores no recuerdan otras mantas en las que los bebés se hubiesen envuelto antes.

Algunos padres y madres tienen sentimientos de animadversión hacia esas mantas, especialmente si el parto fue dificultoso, si el bebé nació con problemas o si acabó ingresado.

Según la propia empresa, desde 1980 se han fabricado más de 25 millones de mantas como esta, pero los datos desde 1950, cuando empezaron a fabricarse, deben ser mucho mayores. Sigue siendo su producto estrella aunque lo publicitan muy poco. No les hace falta, venden casi 2 millones de unidades al año. Incluso las puedes comprar en Amazon (3 por 10 dólares)

Las mantas de los bebés

Lavandería de un hospital de Chicago.

Es es el misterio de por qué todos los bebés de Instagram y Facebook están envueltos en la misma manta, si han nacido en un hospital. Aunque claro, a veces los padres no llegan a ver esa manta o bien, les toca otra distinta.

¿Dónde envolvieron a vuestros bebés?

NOTA: a lo mejor lo de llamarse mantas indias tiene algo de verdad. Desde hace años, ya no se fabrican físicamente en Estados Unidos, sino en Karachi, Pakistán, que no es la India, pero está al lado. Allí los partos hospitalarios son solo el 48%, pero también tienen esta manta.

Si te ha gustado, ¡compártelo¡

Si os ha gustado y queréis, hay por ahí un libro de mucha risa sobre la maternidad, el embarazo, la lactancia y los bebés, que os recomiendo.  En las mejores librerías! Y también en Amazon, El Corte Inglés y La Casa del Libro.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

8 Comentarios

  1. ¡Tenía esta duda yo también! Hahahaha, pues mira tú, parece que no soy la única que se fijó en eso. Muchas gracias por contarnos la razón 🙂

    • Mi reino por un caballo

      A mí me han dicho que me lo he inventado. Y yo las tengo en mis hospital, las he visto en otros y no paro de verlas en tv!

  2. Esther madre de Héctor e Irene

    Ni en la paz ni en el Gregorio Marañón de Madrid las usan…habrá que dejar de generalizar jeje

    • Mi reino por un caballo

      Bueno, esos son solo dos hospitales de los cientos que hay… y habría que comprobarlo un situ 😉

  3. Di a luz en Noruega y en el hospital que estaba no había estas mantas, pero quizás en otros sí, no podría decir.

  4. Esther madre de Héctor

    Jejeje buena respuesta…
    Me fijare la próxima vez y así tendré algo más que contar si se me queda corto lo del parto jiji

  5. Pilita Chupi

    Hum… Yo he tenido dos bebés en hospitales (Galicia) y en ninguno los envolvieron en esas mantas, ni las vi por allí en ningún momento. ¿Es grave, doctor?

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: