VACUNAS Y MILAGROS 2: las pruebas no sirven

-¡Se acaban de detectar los ondas gravitacionales que Einstein predijo!

-Bueno, es tu opinión.

En el último post iniciamos la serie de entradas sobre  vacunas y milagros, y lo dejamos en la suposición de que quizá debemos mejorar las pruebas sobre la seguridad y eficacia de las vacunas, además de no dejar de lado lo que los antivacunas dicen, no vaya a ser que tengan razón. Os lo avanzo ya:

–>Los argumentos no sirven, ya que desconfían de nosotros como fuente de información.

En muchas páginas antivacunales españolas se dice que la difteria es una simple amigdalitis. Dios mío, dame paciencia.

Es como el diálogo inicial, pero en medicina. Por mucho que uno lo demuestre, si no se cree, no se cree. Es importante saberlo, la fe tiene mecanismos diferentes a la lógica. Los antivacunas son un nudo gordiano y vamos a cortarlo.

Hablando de Einstein, cien científicos alemanes hicieron una carta contra sus teorías (era alemán pero contrario al régimen nazi y estaba en EE.UU) y él respondió que para qué necesitaban a cien. Con que solo uno de ellos llevara razón sería suficiente.

Por esto, no voy a contar nada sobre los miles y miles de estudios a favor de la vacunación. El número no importa.  Mejor veamos cosas que ellos dicen, no vaya a ser que tengan razón. Con que uno de esos artículos fuera verdad, sería un punto de inflexión.

Antes de nada, para el lector menos avezado, unos apuntes sobre estos movimientos. En ellos incluyo a muchos compañeros médicos y médicas, sí, oiga, es así. Suelen renegar de las pruebas y dicen que la medicina y la ciencia están vendidas, que somos positivisitas, que somos mecanicistas, que solo vemos a las personas como máquinas, bla bla bla, bla bla blá. La medicina de verdad es la alternativa y los demás estamos bajo el yugo de la industria y su dinero manchado de sangre. Pasa como con los que buscan ovnis o fantasmas: reniegan de la ciencia salvo que les de la razón en algo de lo suyo: entonces esos son científicos de verdad, son unos valientes.  Seguro que entendéis  a qué me refiero. Así, cualquier basura publicada puede llegar a tener mucha repercusión, ya que muchas publicaciones “científicas” no son más que propaganda. De hecho, muchas revistas depredadoras existen porque para publicar cobran, y si pagas, publicas, en ese círculo vicioso que envuelve a las publicaciones. Y así, la gente se cree lo que sea. Ya visteis en el post vacunas y autismo, las pruebas definitivas cómo un estudio chapucero se hizo eco mundial por las páginas antivacunales como si fuera palabra de Dios. Leedlo, es muy curioso.

Por si alguno sigue sin entender esto,  y para estar prevenidos de charlatanes, veamos una serie de términos que deben hacer ponernos en guardia ante lo que leemos. Así, los términos “cuántico”, “relatividad”, “multiverso”, “de frontera”, “traslacional”, “integrativo”, “vitalista”, “homeopático”, etc, en medicina suele traducirse en: te la estamos colando sin que te enteres. Ojo al dato, recordad que muchas revistas son solo propaganda.

Otra de las frases que hacen ponernos en guardia es cuando dicen aquello (muy típico entre médicos y médicas): ” yo no soy antivacunas, pero…”. Se asocia casi en el 100% a ser al menos reticente vacunal (no, es un eufemismo. Antivacunas de libro). Como ese adjetivo está muy mal visto, también se dice que lo que quieren es el derecho a decidir después de hacer su propia investigación. Ahí vale mucho si eres doctor en Derecho o ingeniero: te crees indemne a todo y sabes buscar la información porque has estudiado.

Pero la mayoría de personas que dicen hacer su propia investigación no investigan nada en vacunas.

 

Realmente, lo que hacen es esto

buscar información como locos en Internet, y ahí los movimientos antivacunales son poderosos, especialmente en EE.UU, y si la página va en inglés, ¿cómo dudar de ello? Se ha demostrado que los padres que quieren vacunar, si leen páginas antivacunas por obligación, en un porcentaje elevado ya no quieren vacunar, de ahí el poder de la información.

El caso es que ese artículo del enlace anterior, donde se hizo una encuesta a madres (no padres) de niños escolarizados en casa, donde se decía que vacunar suponía tres veces más de riesgo de tener autismo, era una bazofia. Encuestas anónimas, sin comprobar nada, entre niños educados en casa, donde el 40% de los niños no estaban vacunados… Una barbaridad incluso en EE.UU. Y es que en muchos estados de Estados Unidos si no vacunas a tus hijos no tienes derecho al sistema público de educación. Ah, empiezan las sorpresas.

Bueno, pues ese artículo chapucero corrió en 2016 como las espuma con titulares como este

Escalofriante sí, pero por otros motivos

Como sabéis, esa revista “Fronteras” en salud pública (ya veis, fronteras, nos la cuelan), tuvo que retractarse del artículo y retirarlo después de lo que le cayó encima.

Esta revista depredadora, que cobra por publicar, también retiró otro que decía que se podía conocer la muerte de alguien mirándolo fijamente, aunque tiene otros no retirados, preciosos, donde se afirma que el SIDA lo produce la medicación, no el virus.

Ya hablamos en esa entrada de los revisores, volvamos un poco a ellos. Una de los dos, es un chica quiropráctica (sea eso lo que sea) de la Universidad de la Vida (Life University), que dice seguir la doctrina vitalista (atención al término) y que busca a estudiantes con ideas disruptivas respecto a las creencias científicas actuales. Todo bien.

Menos gracioso es saber que en dicha universidad se dan conferencias de la liga del daño de las vacunas, donde se afirma que la asociación autismo-vacunas es conocida pero ocultada.

Después de este artículo tan bochornoso, lo normal es que los autores se dedicaran a estudiar, a viajar, ver la televisión ,etc, ¿no? Pues no, lo han vuelto a intentar en este artículo

Atención a la nueva revista: traslacional, otro término para estar alerta. Ha salido en abril de 2017 y aunque le han cambiado el título a otro parecido, si lo lees, es exactamente lo mismo que el anterior. Por ello, las críticas han sido tan evidentes que la revista dice que se va a retractar.

Ya habrán desistido, ¿verdad?, ¿VERDAD?

Pues no, lo acaban de hacer otra vez justo ahora, en la misma revista. Es este artículo

Le han cambiado otra vez el nombre, los autores cambian de orden y sacan a los que son prematuros para compararlos con el resto y concluyen que los niños prematuros que se vacunan tienen daño cerebral y por eso no hay que vacunarlos. El mismo estudio, oiga.  Encuestas anónimas por internet a madres (que no padres) publicitadas por páginas antivacunas. Todo muy creíble.

Viendo cómo en algunas página ya hablan de “tres estudios” que demuestran los efectos nocivos de las vacunas, cómo no van a seguir dándole vueltas al estudio de Wakefield en The Lancet donde se asociaba el autismo a las vacunas en una muestra de tan solo 12 niños y que al final se demostró que era falso a propósito.

Nunca dejarán de hablar de él. Era The Lancet, qué queréis. Eso pasa por hacer caso a gastroenterólogos.

Cada vez que alguien nombra a Wakefield, yo pongo esa cara

¿Quienes están detrás de estos estudios?

Según los propios estudios, dos organizaciones de caridad y el club deportivo alcoyano (les da la fuerza moral para publicar lo mismo sea como sea).

Una de ellas se llama

que en su página web, muy bonita, por cierto, lo primero que dice es que ellos “no son antivacunas, pero” se dedican a estudiar el daño que producen las vacunas en los cerebros y los sistemas inmunológicos de los niños. Que estén detrás de páginas antivacunales o que su presidente en 2010 dijera que las vacunas “eran un holocasuto contra los niños” ya tal.

¿Y la otra empresa de caridad? Se llama Generation Rescue.

Anda, su presidenta es Jeny McCarthy, la conejita Playboy de la última entrada, famosa antivacunas.

Jeny McCarthy es la cara más visible del movimiento antivacunas, y es la esposa de Jim Carrey, otro que dice que antivacunas no es

Al menos Jim Carrey es humorista y actor. Por ahí se salva.

Aquí la pareja junta, que dice que no son antivacunas, sino anti lo que llevan dentro. Les pasa como a mí, que no me da miedo volar, sino que el avión se estrelle.

El caso es que abogan por quitar tóxicos de las vacunas, que crean autismo, aunque ganamos dinero los médicos ocultándolo, y financian estos estudios que ya veis los que son. Pero de los tóxicos del tabaco no dice Jenny nada. No hija, no.

 

Como decía estoy sería casi graciosos si no fuera porque la gente solo lee el titular, no el artículo y no sabe distinguir que se la están colando. Y esto no es solo de estos estudios fraudulentos. En otros campos de la medicina pasa lo mismo, por eso criticar un artículo es lo mejor que se puede hacer por él. Muchos de ellos resisten porque son sólidos, otros son solo humo. Si criticar un artículo lo vendes como que van contra la Verdad, ya tienes la conspiración montada.

El caso, como decía, es que la gente lee el título y poco más y si se lo  das ya como dibujitos, ¿qué más necesitas investigar?

Incluso este artículo último de los prematuros que es de hace nada, ya corre en español en páginas antivacunales famosas como la del Dr Mercola

La página del Dr Mercola movía más de 7 millones de dólares en 2010.

Vemos pues que el panorama actual antivacunal es tremendo. Pero, ¿esto es de ahora?, ¿qué pasaba antes?

Lo vemos en el próximo post, si queréis, que será el tercero. Ya hablaremos de milagros, sin prisas.

Si te ha gustado, ¡compártelo! No olvides darle a me gusta la página en Facebook y suscribirte por correo electrónico.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

7 Comentarios

  1. Constanza

    Mi razonamiento es el siguiente: Somos entonces los hombres un “producto” defectuoso?
    Cómo me puede explicar alguien que los niños recién nacidos perfectos “necesiten” un montón de vacunas para “no morir”?
    Pero cómo la gente, incluidos los defensores de las vacunas pueden creer esto??
    Además…es que la medicina del siglo XXI no puede curar las enfermedades que se pretende prevenir??? Mi cabeza dice vacunas NO, salvo muy pocas excepciones y….

  2. Candela G. Molina Lima

    Han sacado otra vacuna contra otro tipo de meningitis, mis nenes están vacunados de lo que incluye el calendario de vacunación, pero cuando sacan vacunas caras que no están al Alcance de todos me pregunto, ¿que se mueran los pobres?. Además, siento como si nos usasen de conejillos de indias. Desconfío de la industria farmacéutica. Nos recomiendas q los vacunemos de todo?

    • Mi reino por un caballo

      Hola! No, de todo no. Hay cientos de vacunas que no se recomiendan salvo casos concretos. Las que hay en el calendario son las más importantes sin duda.

  3. Nuestra hija está vacunada. Nunca hemos creído en la fantasía de la relación entre autismo y vacunación y, en el caso de que así fuese, la hubiésemos vacunado igualmente (mejor autismo que perderla).

  4. Esther madre de Héctor

    Sigo diciendo que sería diferente con los pulpitos…
    Los que están tan preocupados por poder tener un hijo autista por vacunarle, deberian hablar con los que han perdido a uno por no hacerlo.
    Hace relativamente poco paso eso a un niño español y es que claro les habían convencido de los peligros de las vacunas y de que no era necesario ya que el resto de la población estaba vacunada y no le podrían contagiar.
    Respeto a todas las opiniones pero hay que ser lógico y ver que prima.

    • Mi reino por un caballo

      Ahora dicen que era solo una amigdalitis y que el suero antidifterico es lo que lo mató. En fin

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: