Cuando uno piensa en los lugares más raros dónde ha nacido un niño, además de en un hospital, piensa en lo típico: un taxi, un ascensor, en la calle, el baño de una discoteca,un pesebre,  etc, etc. Basta solamente con que haya una embarazada y un bebé que quiere salir, como en el siguiente vídeo, en pleno partido de baloncesto.

Otras veces, al pensar en partos raros, uno piensa en uno mítico, que es fruto de una febril imaginación, ese  en el que hay pocas personas, la gente entre tras llamar a la puerta, y no se necesitan gradas para todo el número de personas que allí hay;  pero también  se puede pensar en la época en que una mujer podía parir decenas de conejos (pincha aquí) o bien 365 niños de una sola tacada (pincha aquí).

Si alguien ideó esto del embarazo, hay que felicitarle mucho, porque al menos en packaging se lo ha trabajado bastante. El empaquetado que gastamos es muy efectivo, ríete tu de los paquetes planos de Ikea o Amazon. En un espacio muy limitado, que va creciendo, cabe un niño o dos  a término con su placenta, líquidos y demás cosas.  La expulsión ya es de más dudosa eficiencia: no contenta con el resultado de los canguros, con su bolsa marsupial, la naturaleza nos dijo que debemos salir cuando ya estamos formados por un paso bastante estrecho, y que casi nunca (especialmente si es el primer bebé) ha procesado una envergadura de ese calibre. Como el paso de las Termópilas, hasta se escucha lo de aú aú.

En los casos anteriores, no hay mucha novedad. Todos nacen por vía vaginal. O si es una cesárea, vía abdominal, al entrar a por el bebé haste  el útero.

Pero hay más lugares por los que nacer, si revisamos la bibliografía. Por ejemplo, por una cadera, como ya os prometí en la entrada de los clicks de caderas.

¿Quién nació de una cadera? Buda nació de la cadera derecha de su madre, cómo es quedáis. Es una vía poco explotada aunque alguna diosa de américa del sur también usó la misma ruta (no es Shakira, pero no la encuentro). En la imagen siguiente se puede ver cómo Buda sale de la cadera, como sin querer.

Buda saliendo por el costado de su madre. Hoy en día los fetos hidrópicos también se llaman fetos buda, pero porque están algo gorditos (más bien hinchados).

Estos nacimientos por vías poco comunes son bastante frecuentes en gente con contactos. Por ejemplo en muchas representaciones aparece Eva saliendo directamente de la costilla de Adán. Qué dolor tuvo que tener el pobre.

Eva saliendo de Adán directamente ya formada. Poco pelo en el pecho tiene Adán para la barba que gasta

Las representaciones de Eva saliendo de Adán son muy frecuentes. Si os fijais en las piernas de Adán, las debe tener rotas, porque esa postura va contra natura

Altar de Ciudad Rodrigo, en la Universidad de Arizona.  Si Adán tenía esa pedazo de mujer dentro, qué sueño más reparador tendrá cuando despierte, se sentirá como nuevo. Ojo a la perdiz, que es una sátira.

A día de hoy esto no se cree que fuera cierto, aunque hay “investigadores” que afirman que no salió de una costilla, sino del hueso del pene, el báculo, y que por eso somos de las pocas especies que no tienen hueso en dicho órgano (aunque no lo parezca). Si quieres saber quién lo piensa pincha aquí.

Aunque no siempre uno debía ser de noble extirpe para no usar la vía vaginal. En una ocasión, incluso un hombre parió por el fémur. Sí, lo cuenta un santo varón y no hay argumentos para no creerle. Yo me fío de los testigos.

Flandes, 1330. Bertrand Lot, monje franciscano, comunicó un caso sorprendente. Un malhombre, Ludovico Rossell, se estuvo riendo de los dolores preparto que su mujer tenía (la de Ludovico, lo de Bertrand son rumores), y en justo castigo divino, el embarazo se pasó como por bluetooth de la señora a este pobre hombre, pero en el fémur. Aunque a nosotros nos parezca raro, lo que al monje le interesaba del caso es si una criatura no nacida de mujer tenía el pecado original, y si por lo tanto, había que bautizarlo o no. Un ahorro en los tiempos que corren, dónde va a parar.

Para qué vamos a engañarnos, la mayoría de los partos por lugares extraños se dan en personas que luego serán alguien, y desde el principio vienen marcando la nota.

Además de Buda y la cadera de su madre y Jesús concebido sin pecado (la variación estuvo en la entrada, no en la salida, como también le pasó a otras madres como Isis, Net, etc, o a otros hijos, como Jason o Perseo, que también fueron buenos muchachos, juventud sana), hay otros muchos dioses que no quisieron saborear el parto por la vagina.

Dionisio, el dios del vino, no le dio un embarazo tranquilo a su madre. Lo sacaron de dentro de su madre cuando aún era bebé prematuro, y sin pulpitos ni nada, Zeus (que es el que lo sacó), se dio cuenta de que era muy chico, que aún era pronto, por lo que se lo introdujo en su propio muslo para completar la gestación, y finalmente, parir desde allí.  Una especie de secuestro fetal, como los que ya vimos (pincha aquí)

Zeus pariendo a Dionisos, con la hoja de parra, por el muslo. Qué sostén cefálico tiene, un Apgar 10-10 por lo menos. Qué compostura en el parto.

Eso es conciliación y lo demás es tontería.  Zeus era muy de conciliar, también parió a Atenea de su propia cabeza. Un padrazo.

Atenea saliendo de la cabeza de Zeus. Un paritorio un poco raro, pero quién es nadie para criticar las prácticas ancestrales. A lo mejor es porque con la edad que tiene no soporto que tenga esa tableta de chocolate. Puede ser.

Con estos lugares tan poco usados para nacer, estos futuros dioses conseguían no mezclarse con las secreciones ni los restos con los que el resto de mortales lidiamos, parecerían esos niños de las películas que ya nacen peinados, con los ojos abiertos y sonriendo a cámara.

Afrodita-Venus nació de la reacción de los genitales de su padre Urano, previamente amputados, con el agua de mar. Todo muy romántico, un parto muy planificado. Un libro de familia que sería una delicia.

El nacimiento de Venus. Boticcelli. 1484. Galeria de los Uffizi. Florencia.

Acordaos siempre que veáis esta imagen, que la escena anterior fue esta

Cronos castrando a Urano y a la izquierda lo que pasará cuando lance el pene al agua.

No le contéis estas cosas a nadie si veis el cuadro de Venus, romperéis la magia y no os creeran. Abrid un bloj mejor.

Si te ha gustado, compártelo!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.