MANCHA ROJA EN EL PAÑAL DEL BEBÉ (PERO NO AZUL NI NEGRA)

Hace unos días acudieron a urgencias unos padres de un bebé de 3 días muy asustados porque su hijo había manchado el pañal de sangre.

Esta circunstancia es muy muy muy frecuente, y las causas, casi siempre, no tienen importancia en esos días.

Como damos un papel informativo donde se explica un poco esto, pero que no suelen leer, vamos a explicarlo un poco.

Los bebés, en los primeros 3-4 días de vida, dejan una mancha naranja oscura, color teja, cuando orinan. Es fácil confundirla con sangre. No abarca todo el pañal por lo general, y pueden hacer más de una orina así, pero en varios días dejan de hacerla. Es posible que aunque tengas más niños no lo hayas visto, bien porque no te fijaste o bien porque estaba mezclada con el meconio.

Una cosa debe quedarte clara: esa mancha no es debida a que el niño coma poco o tu leche no le alimente en esos primeros días (se leen cosas así en páginas de información a padres, otra forma de sabotear la lactancia materna).

Se produce porque el bebé expulsa muchos cristales de ácido úrico en las primeras micciones,  que dan esa coloración. Es un proceso normal del riñón y solo habría que preocuparse si se mantienen pasados esos días, especialmente  por problemas rarísimos de riñón en los que se pierde ácido úrico.

Si es niña, sí es posible que manche el pañal de rojo más vivo, porque algunas niñas, por el paso de hormonas maternas, pueden tener una  menstruación, de pequeña cantidad y que no se continúa en el tiempo. Se diferencia de lo anterior porque el color de la sangre va degradándose, haciéndose más oscuro, mientras que la mancha de la expulsión de los uratos no cambia. De igual manera, si persiste durante muchos días, habría que investigar otras causas.

Ya vimos además que por ese paso de hormonas es posible que surja un aumento de las mamas, temporal, tantos en niñas como en niños, pero que en casos poco frecuentes llega a producir secreción de leche (es la famosa, “leche de brujas” como vimos aquí).

Otras hemorragias que son frecuentes ver y que no tienen importancia en general son las que se ven en los ojos, en la parte blanca, y que se deben a pequeñas hemorragias conjuntivales por la presión en el proceso del parto. Muchas veces no se aprecian hasta pasados varios días, cuando el edema de los párpados desaparece y se puede ver bien esa zona de los ojos. Es cuando los padres vienen asustados (espero que ya no lo hagáis, por vosotros).

Ahora bien, si el bebé no tiene buen aspecto o han pasado ya varios días y sigue realizando manchados de sangre en el pañal, debes acudir a tu pediatra para que valore si puede haber algo más, como una enfermedad hemorrágica del recién nacido por déficit de vitamina K (si no le das vitamina K a tu hijo, puede sangrar; si se la das oral, hay más riesgo de sangrado, pincha aquí) o bien determinar de dónde sale la sangre (por ejemplo, del sistema digestivo).

Probablemente nadie te ha dicho nunca que un bebé puede manchar el pañal de color azul, ni siquiera si es borbón o pitufo. Existe un síndrome, el síndrome del pañal azul, en el que la orina tiene esa coloración debido a un trastorno del metabolismo, de causa genética.

No se absorbe una sustancia, el triptófano, que se transforma en el tubo digestivo en otros componentes, provocando que  la orina al contactar con el aire se vuelve azul. Además, asocia irritabilidad, mala ganancia de peso, insuficiencia renal, alt visuales, etc.

Otra enfermedad metabólica que puede producir desde el nacimiento una orina con un color especial, en este caso, orina negra, es la alcaptonuria. Hay una alteración genética en el metabolismo de algunos aminoácidos que hace que se acumule una sustancia que da ese color a la orina al contacto con el aire, además de otros problemas a largo plazo como coloración negruzca de la piel, artritis o alt del corazón.

Si tenéis algo de sentido del humor, podéis explorar cómo era el pañal de Jesucristo pinchando aquí.

Si te ha gustado, compártelo o sígueme en Facebook.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. ¡Qué de cosas pueden pasar!

  2. Me ha encantado, como siempre. Es muy interesante sobretodo imaginarme que debéis tener un libro pantone en el hospital para cada tipo de color de pañal. Y por cierto, me ha fascinado la entrada de Jesucristo (nunca mejor dicho). Dentro de poco te llamarán del Vaticano para ser el nuevo secretario del Papa.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: