Los ubume son fantasmas japoneses de madres que murieron en el embarazo, en el  parto o que fallecieron cuando sus hijos eran muy pequeños. No confundir con umami, que es el nuevo sabor.

Los fantasmas japoneses son un tipo de yokais, aunque no tengan un yokai watch.

Si no eres padre o madre, quizá no lo entiendas

Hay muchas historias en la que las ubume son las protagonistas, y no en todas se comportan de la misma forma, reflejando diferentes leyendas. A día de hoy es poco frecuente, pero hasta inicios del siglo XX la mortalidad de la madre en el parto era muy alta, y las leyendas sobre madres que regresaban eran más frecuentes.

Por ejemplo, en muchas de las historias, es una mujer con un niño en brazos que sale al paso de otras personas y les dice que le sostengan un momento al niño, para, a continuación, desaparecer. Esa señora tiene aspecto algo desaliñado, y ropas raídas, como si fuera una antitaurina.  Las personas que han cogido el niño comprueban cómo este poco a poco se va transformado en una piedra. Y ojo, no se trata de una litopedia.

En otras versiones, la madre fantasmal da dinero a personas para que compren alimentos o golosinas a sus hijos, pero al poco de desaparecer, estas monedas se convierten en hojas secas. En otras variantes se convierten en céntimos de euro, que es más terrorífico aún.

Le da un aire a Chiquito…

En algunas, el fantasma guía a otras personas hacia donde está el recién nacido para que se hagan cargo de él. No todas son positivas, ya que también hay versiones en las que las ubume se dedican a raptar niños.

Caras peores he visto yo cuando he dicho que había que ingresar a un niño

Al parecer esta leyenda deriva de una práctica muy antigua en la que se enterraba a personas vivas bajo los puentes para aplacar a los dioses con sus oraciones, y en una ocasión se hizo con una madre y su hijo, aunque es posible que también sea leyenda.Espero.

En Japón hay templos en los que una ubume es la protectora de aquellas futuras madres que le piden quedarse embarazadas o tener un buen parto. Ahora aquí esa figura mítica y protectora son las clínicas de fertilidad que te “aseguran” ser mamá y las ecografías, que como todo el mundo sabe aseguran que “que todo iba bien”.

En muchos hospitales de España, por no decir en todos, existen leyendas urbanas donde una madre fallecida en el parto busca a su hijo o pregunta por él, y en otros países, existe la Llorona, que busca a sus hijos, aunque la leyenda es diferente.

De ahí que siempre se representen cerca de ríos y puentes

Si tiene los ojos rasgados es una ubume. Que no se te olvide.

En 1881 se hizo un libro ilustrado sobre los yokais japoneses. Allí hay más fantasmas que en España, y eso es mucho decir. Aquí os dejo un video con algunas de esas láminas. La ubume sale en el minuto 2:22.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.