SECUESTRO INTRAÚTERO O RAPTO FETAL: MATAR A UNA MADRE PARA SACARLE EL NIÑO

Algunas mujeres han extraído del útero de una madre a su bebé, para robárselo, antes o después de matarlas. Haciendo una especie de brutal cesárea primitivísima. Así, sin más. Y por supuesto, sin su consentimiento.  Se llama fetal abduction o cesarean kindnapping.

Aunque lo siguiente parezca una historia de terror, no lo es. Pertenece al género humano y lo han hecho personas. Es fácil creer que están locas, porque la maldad es más difícil de asumir que la enfermedad.

En este nuevo delito, ya con más de  40 casos comunicados, una mujer atrae a una embarazada y se hace amiga de ella. Contacta por internet, o a través de algún grupo, etc, para ganarse su confianza. Muchas veces es a través de una supuesta ayuda que va a darle como consigue acercarse a ella: pañales, muebles para el bebé, etc. Luego, o bien la asesina y le extrae el feto o bien la deja inconsciente y después se lo extrae, quedando la madre a merced de morir desangrada. Dentro de los casos descritos, solo 3 de las madres lograron sobrevivir después de esta cesárea a la fuerza y aproximadamente la mitad de los niños también lo hicieron, dependiendo de su prematuridad o de los daños causados en la extracción.

Cesárea medieval

No es broma. El FBI lo ha incluido como un tipo de delito más.

En muchas maternidades hasta hace poco era relativamente fácil llevarte a un recién nacido si sabías cómo. Actualmente, gracias a que no separamos a los bebés de sus padres, la cosa es bastante más complicada. En muchos sitios se necesita una tarjeta para entrar en neonatología, e incluso en algunos lugares de américa la ropa lleva un chip, como en las tiendas de ropa, que si sale de la puerta del hospital, hace que pite una alarma.

Por eso se cree que están aumentando los casos de secuestro fetal o rapto intraútero, por la dificultad que entraña robar un niño a la manera antigua. La mayoría de los casos se han dado en Estados Unidos, probablemente porque fuera de allí es más fácil robar niños de los hospitales o comprar uno.

Esto pasó hace poco. Por suerte no lo consiguió, pero si buscáis en internet, en sudamérica los roban todos los días

Este delito es realizado principalmente por mujeres, amigas de las víctimas. En pocos casos, además algún hombre las ayudó, pero siempre cometieron la macabra cesárea ellas. Muchas de ellas controlaban desde la amistad el desarrollo del embarazo hasta encontrar el mejor momento para extraer al bebé, poniendo en peligro la vida del niño.

En la mayoría de casos, la asesina finge su propio embarazo y convence a familiares y amigos de que está a punto de parir. Algunas se visten con ropas holgadas, ganan peso, preparan la habitación del bebé,consiguen ecografías fetales falsas o para más inri, realizan la típica fiesta pre-nacimiento (baby shower), que aunque también se hacen en España, arrasan en Estados Unidos.

Fiesta prenatal. Dando por supuesto que todo va a ir bien. Otro nicho para sacar dinero

¿Cuáles son los motivos?El patrón psicológico de estas mujeres es complejo, pero se cree que tiene siempre alguna de las siguientes características:

-Tener un bebé para conseguir que la pareja y la familia quede más asentada, es decir, en la creencia de que un hijo salvará la relación.

-Tener la fantasía del parto que nunca tendrán, siendo ella la primera persona que vea el recién nacido.

La mayoría de “madres” estudiadas son plenamente conscientes de sus actos. Dedicen hacer lo que hacen por una necesidad narcisista, sabiendo lo que hacen y planeándolo. Intentan esconder el delito para que el niño realmente sea suyo a los ojos de los demás.

Cesárea medieval

Casi todos los casos son parecidos, la gran mayoría en EEUU. Pero cada año hay más…

Vemos algunos casos

Darci Pierce

Dari Pierce, Alburquerque, EEUU, 1987. Esta chica de 19 años se casó y como no quedaba embarazada fingió el embarazo, incluso comprando todo lo relacionado para un futuro bebé (y libros sobre cómo hacer una cesárea, como luego se descubrió).  Un día, cogió una pistola falsa y fue a las inmediaciones de una clínica. Allí, secuestró a la pobre Cindy Lynn, embarazada de 8 meses y se la llevó en coche. En un bosque  estrángulo a la madre hasta dejarla inconsiente y le hizo una agujero en el abdomen con las llaves del coche, dañando el cordón umbilical del bebé. La madre murió desangrada.

Como tonta no era y vio que el niño no estaba bien, pidió ayuda en una gasolinera, diciendo que había parido, y fue llevada al hospital. Como no se dejó examinar, se inventó que el niño era de una madre de alquiler. Al final se descubrió todo. El niño murió. Es el caso más antiguo documentado y el único en el que la víctima y el verdugo no se conocían. Cumple cadena perpetua.

Jacqueline Williams

Jacqueline Williams, en 1995, fue a ver en Illinois a su amiga Deborah Evans, embarazada de 9 meses. Era la expareja del hermano de su marido. Tras pegarle un tiro, estando aún viva, le extrajeron al bebé con unas tijeras y un cuchillo. Todo era, entre otras cosas, para conseguir seguir en libertad condicional (había inventado un supuesto embarazo) y cumplir el deseo de su pareja, que quería un hijo.Cadena perpetua.

 

Felicia Scott

Felicia Scott, Alabama, 1996. Ella, de 37 años, quedó con una amiga, Carenthia Curry, de 17 y embarazada de 9 meses, para dar una vuelta. La joven no apareció, y al día siguiente Felicia parió a ese hijo que fingía llevar en su vientre. Aunque fue interrogada por la desaparición, ella mostró los informes médicos de la revisión que le habían hecho al niño en el hospital. Lo que no pudo evitar es que también encontraran que le habían extirpado el útero años atrás. Su novio no lo sabía, y ella confesó que lo hizo para que estuviera a su lado. 2 años después encontraron el cuerpo de la verdadera madre con un tiro en la cabeza. Felicia está cumpliendo cadena perpetua.

 

Josefina Sonia Saldana

-Era 1998 cuando Josefina Saldaña,de 43 años,  en California, convenció a  Margarita Flores de que era una asistenta social y que le ayudaría con su bebé, con muebles infantiles  y pañales gratis durante el primer año de vida de la criatura. El día que quedaron para recibir pare de los regalos,  Margarita desapareció, y Josefina se presentó en el hospital con un recién nacido muerto diciendo que lo había tenido dentro del coche. La exploración de la supuesta madre demostró que nunca había parido. El cuerpo de la verdadera madre había sido esparcido por todo el sur de California. La asesina se suicidó en la cárcel solo 3 años después.

Michelle Bica

Theresa, la verdadera madre

Michelle Bica, de 39 años, casada y con 2 hijos de otra relación, fingía un nuevo embarazo con su nuevo esposo, incluidas las ecografías. Conoció a Theresa, de 23,  en una tienda de artículos para recién nacidos y las 2 parejas se hicieron amigas. Era Ohio, en el año 2000. Un día Theresa desapareció al ir a enseñar un jeep que vendía (la habían llamado para probar el coche) y coincidió con que Bica se puso de parto de forma repentina. Bica se lo dijo a su marido al mismo tiempo que llegaba a casa: había parido de forma inesperada, y como había un brote de tuberculosis en el hospital, le dieron de alta al momento.

El FBI demostró que la llamada del jeep salió del teléfono de Bica y todo se descubrió. Ni había ido al hospital, ni existió brote de tuberculosis.

El niño de Theresa, ileso, con su verdadero padre.

Cuando fueron a por ella, se encerró en el baño y se pegó un tiro en la boca. El cuerpo de Theresa se encontró mal enterrado cerca de la casa, con un tiro en la cabeza y el abdomen abierto.

Erin Khunn

Erin Khunn era una técnico de emergencias en Sacramento y a sus 31 años tenía un hijo, que vivía con su padre. Tras una histerectomía por un cáncer, intentó adoptar varias veces pero no lo logró. Una adolescente sobrina suya, llamada Kathaleena Draper, de 17 años, le iba a ceder su bebé al nacer. Esa era la solución, pero al final no lo hizo. Cambió de planes. En un viaje en coche a Las Vegas, compró un cuchillo de 20 cm y la ahogó, para posteriormente extraerle el bebé, que falleció al instante. Después, como vio que su sobrina aún respiraba, le introdujo un guante de látex en la garganta. Los cuerpos los tiró en el camino de vuelta. Cumple cadena perpetua.

Effie Goodson

Effie Goodson, de 37 años, conoció en un casino de Oklahoma a Carolyn Simpson, de 23, embarazada de 6 meses.Era 2003.  Le ofreció ropa de bebé y diferentes muebles si iba a su casa. Lo hizo, y no se supo de ella en los días siguientes. Casualmente, Goodson se presentó en el hospital con un gran prematuro de 6 meses, que fue declarado muerto. Dijo que lo tuvo en el coche camino del hospital, pero pronto se vio que era imposible. Una semana después se encontró a la verdadera madre muerta en el campo, con un tiro en la cabeza, con el abdomen brutalmente abierto y sin el bebé. El caso es que Goodson había fingido el embarazo y  hasta organizó una fiesta de presentación del futuro bebé. Que jodía.Otra en cadena perpetua.

Lisa Montgomery

-En 2004 Lisa Montgmery, de 36 años, tuvo a su hijo mientras estaba de viaje en Missouri. Tras el típico susto, todo fue alegría al presentarlo a amigos y familiares a su vuelta en Kansas. Era su primer hijo, con este su tercer marido.

Pero una vecina se escamó y avisó a la policía al ver por la prensa que habían encontrado a una mujer muerta brutalmente con el abdomen abierto, y sin su hijo. Esta vecina se dio cuenta de que claramente el bebé era prematuro aunque la madre afirmaba que estaba cumplida.

El bebé sano y salvo

La víctima, que se llamaba Bobbie Jo Stinnett y era cuidadora de perros, de 23 años y embarazada de 8 meses, tenía a Lisa en varios  correos electrónicos y habían quedado  en Missouri porque le iba a vender perros. Se habían conocido en foros de maternidad y habían intimado. Tanto que la  estranguló y diseccionó para sacarle el bebé.

Actualmente está en el corredor de la muerte a la espera de ejecución. Su primer marido en el juicio dijo que siempre estaba intentando llamar la atención de todo el mundo, y que tenía las trompas ligadas desde los 22 años.

Tyffany Hall

Tyffany Hall era una niñera que en 2002 mató a su empleadora (cuidada a sus 3 hijos) y le extrajo del abdomen al bebé con un intento de cesárea en una bañera. Ese bebé brutalmente raptado del útero de su madre también falleció. Tyffany lo llevó al hospital como si lo hubiera tenido en casa.  Como lo hizo bastante bien y no sospecharan de ella, y  dado que era la cuidadora de esa familia  posteriormente tuvo contacto con los otros niños y también los asesinó.Es el único caso descrito en el que la asesina no fingió un embarazo.

Phiengchai Sisouvanh Synhavong

-En 2008 en Washington, Phiengchai Sisouvanh Synhavong, de 33 años convenció a Araceli Camacho en una parada de autobús para que la acompañara a su casa con la promesa de darle ropa de bebé y otros artículos. Estaba a punto de parir. La ató,la amordazó y le abrió el abdomen con un cutter. Extrajo el bebé, se deshizo del cuerpo de la madre después de matarla y llamó a emergencias: había parido dentro de su coche y creía que el niño estaba muerto. Las asistencias pudieron reanimar al bebé, que estaba muy grave, y encontraron que ese madre ni estaba embarazada ni había parido. Además, en su bolso había guantes quirúrgicos, el cutter, hilos de coser y un biberón. La asesina era enfermera profesional y había forzado a su novio para que se casara con ella por haberse quedado embarazada. Falsamente, claro.

Está cumpliendo cadena perpetua. El bebé sufre las secuelas de una asfixia.

Andre Curry Demos,

-También en 2008, Andre Curry Demos, de 38 años, llegó al hospital con un bebé, diciendo que era suyo. Los médicos comprobaron que no había parido, y llamaron a la Policía. Kia Johnson, de 18 años, había sido asesinada una semana antes, se encontró su cuerpo eviscerado. Ante su mentira, Andre confesó que el niño lo había comprado, pero también era falso. Andre había inventado un embarazo, había falsificado las ecografías que en enseñó a sus amigos y hasta tenía montada la habitación para el futuro bebé. Había conocido a Kia, se habían hecho amigas y la había convencido para acompañarla con la promesa habitual: darle ropa de niño y otras cosas. Allí le extrajo al bebé mediante un corte en el abdomen tras ahogarla. Pese a esto, murió desangrada según la autopsia. Después se supo que en 1990 apuñaló a una embarazada y posteriormente intentó robar un bebé de un hospital. Cadena perpetua en una institución mental.

Juley Corey

Juley Corey, de 35 años,  en 2009 en Massachussets mató a una embarazada y le extrajo al bebé. Presentó a sus familiares al nuevo bebé, que era más pequeño de lo esperado. Juley sí había estado embarazada, pero perdió al bebé en la semana 30 y siguió con el plan del embarazo. Hizo hasta una fiesta babyshower A su marido le dijo que había pedido el alta voluntaria del hospital por lo mal que la habían tratado las enfermeras. Cadena perpetua.Vivan las enfermeras.

 

Kathy Coy

-En 2011 Jamie Stices de 21 años y embarazada, era amiga en Facebook de Kathy Coy, de 34, que también lo estaba. Kathy le pidió que la acompañara de compras de cosas de bebés. Lo malo es que la llevó a un bosque y con una pistola teaser, de esas que dan descargas eléctricas, la inmovilizó y degoyó. En el hospital, la historia de que había nacido en el coche rápidamente se olvidó porque el bebé, aún unido a la placenta, también era acompañado de restos de un útero y un ovario. Se demostró que había fingido previamente varios embarazos. El bebé está bien y ella está condenada a cadena perpetua.

Y así muchos más….

Cesárea medieval

En algunas ocasiones, no hay víctima porque el procedimiento de la cesárea no llega a hacerse bien, como en este caso, el del bebé “Milagro del Cielo”, donde la madre pudo escapar. El caso es similar a los previos: la conoce, la engaña, le promete ropa, finge embarazo, enseña ecografías, intenta sacárselo a la fuerza a la verdadera embarazada…

Algunas de estas mujeres tiene problemas psiquiátricos, pero la mayoría son capaces de organizar un elaborado plan, con premeditación y alevosía. ¿Es solamente la punta del iceberg?

Una de las primeras reacciones es pensar que la asesina está loca. ¿Cómo puede hacer eso? En las pseudociesis la mujer cree que está embarazada y hasta tiene síntomas de estar embarazada. Pero en ninguno de los casos descritos creían estarlo. Todas confesaron que no lo estaban, aunque habían convencido a sus familiares de lo contrario. La mayoría de los casos no se han asociado a psicopatía, sino puramente a maldad. En muchos casos el embarazo les confería un status social, el status de embarazada y el de madre de un recién nacido.

Se ve a las embarazadas como personas especiales, y muchos estudios demuestran que en ese periodo es cuando son más valoradas por la sociedad. Esto no les pasa a todas las madres, pero es el rol que la sociedad está marcando, que estar embarazada es chachiguay y que hay que sentirse superbien, cuando la realidad puede ser muy distinta.

El papel de la fertilidad en la mujer está descrito en todas las culturas del mundo. Antiguamente se encomendaban a los dioses y ahora se ha pasado a las clínicas de fertilidad, que como dice uno de sus anuncios “te garantizamos ser madre”. Pero a veces esto no deja de ser un mero anuncio publicitario. En muchos de estos casos las madres estaban obsesionadas con la maternidad y con sus problemas de fertilidad. Tenían personalidades narcisistas donde mentían para ser el centro de atención y no soportaban la idea de ser infértiles.

Cesárea de Asclepio a manos de Apolo. La madre se llamaba Coronis

El parto mediante cesárea es una de las operaciones quirúrgicas más antiguas y sus orígenes están influenciados por la historia y la mitología. En la antigua Grecia, Apolo saca  a Asclepio, su hijo, del vientre de su madre muerta (aunque él era un Dios, la madre era mortal). Baco también nació mediante cesárea practicada por Júpiter. Si Julio César nació por cesárea es bastante dudoso, ya que su madre vivió hasta al menos los 55 años, y hasta finales del siglo XIX, cesárea implicaba casi siempre la muerte de la madre.Piénsalo, no hace tanto.Parece que el término “cesárea” deriva de una ley del César que decía que había que sacar al bebé del útero si la madre moría.

El trastorno en el que una persona dice que está enferma para recibir atención se llama Munchausen. Este patrón de inventarse embarazos entra en parte en este juego, en el de conseguir el rol de embarazada.

Estas mujeres no quieren un niño, NECESITAN un niño para conseguir el rol que desean: atención,cuidados,etc.Tienen una idea narcisista de llamar la atención.

Algunas de ellas ya tenían otros niños, en la mayoría de los casos se les había retirado la custodia. Por tanto, no deseaban ser mamás, criar a un hijo etc,  sino el ser admiradas.

El patrón de la secuestradora de niños, no solo mediante cesárea forzada, es el siguiente (datos de la asociación que se dedica a estudiar esto en EEUU entre 1983 y 2007 en ámbitos sanitarios pero sin ser familiar)

-Casi siempre es una mujer, entre 12 y 50 años

-Actitud compulsiva y manipuladora

-Suele haber perdido un bebé o no puede tener más

-Vive cerca del lugar del secuestro

-Casi siempre vive en pareja

-Tiene medios para mantener al bebé

-Visita diferentes Maternidades antes del rapto y se interesa por su funcionamiento

-Busca un neonato al azar

-Se hace pasar por una enfermera o trabajadora sanitaria

-Conoce rutinas de trabajo de las plantas de maternidad para pasar desapercibida

Fuera de estos ámbitos, el perfil pude ser diferente. Cada año hay más casos.

Suerte.

Aquí un escena de la serie The Knick, donde ya había anestesia, pero la cesárea aún dependía de la rapidez del cirujano, y no solía acabar bien. Aunque esté en inglés se entiende perfectamente que es una cesárea por una placenta previa.

Si te ha gustado, compártelo!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

 

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

9 Comentarios

  1. Que horror!! Estoy embarazada y creo que hoy no voy a poder dormir

    • Mi reino por un caballo

      Hola! duerme tranquila… es muy inquietante, pero es real, por desgracia. A saber lo que pasa en otros lugares donde ni se reportan los casos

  2. SílviaJ

    Escalofriante! no tengo palabras para tanta maldad….

    • Mi reino por un caballo

      Es lo que hay. Bebés se roban en muchos sitios y de formas muy diversas…

  3. Mi menda tampoco ha podido concluir con la galería de los horrores, creo que lo he dejado en la mitad.
    Me ha gustado mucho el comentario de la necesidad que tenemos de poner la etiqueta de enfermedad antes de aceptar que la maldad no tiene límites.

    • Mi reino por un caballo

      Hola Gemma. Es que siempre decimos de los asesiones etc que están locos. Y casi siempre es mentira. Hay malas personas

  4. Una entrada muy interesante y escalofriante. La realidad supera con creces a la ficción. Gracias por investigarlo

    • Mi reino por un caballo

      Hola Choni. Encontré un caso buscando otra cosa y he tirado del hilo…

  5. No he podido leer más que una de las historias. Es repugnante. Y si no lo hubieras entrado en el blog me costaría de creer. No entiendo como alguien se documenta para hacer una cesarea y no se informa sobre tratamientos de fertilidad. Hay un transtorno psiquiátrico ahí?

    Al hilo del corte del Knick y la placenta previa, no puedo evitarlo, pero en Frisia una Señora Comadrona, con mayúsculas, hacía una minucia de esa sangria que hace el trasunto de Halsted. Sabe como resolver vaginalmente un parto con placenta previa (oclusiva total). Sólo se le muere el nonato la primera vez que o prueba. Empieza a desarrollar la técnica en cuanto pierde un parto (y sus protagonistas) por esa causa. La alternativa no era mejor para niño ni para madre, en la época, lo hizo en los siglos XVI y XVII). Y después del s XX tampoco, por lo que veo después del video.
    Con Catharina un parto con placenta previa suponia que vivieran tanto el niño como la madre. Sin consecuencias para el niño, sin anoxia.

    “And Child and Mother were saved”.
    Aunque recogió la técnica, nadie más la puso en práctica, que yo sepa. Cosas de hombres, que les gusta que las mujeres paran acostadas. Por comodidad (de ellos). Catharina las hacía parir sentadas (como todas las matronas que se precien en cualquier época).

    Halsted, un chapucero 😉

    https://books.google.es/books?id=RH62wCpmW-QC&pg=PA34&lpg=PA34&dq=catharina+schrader+placenta+previa&source=bl&ots=TBjzT1EWht&sig=0j7ojhu5c6XtCMOJy_bMGZdXzQs&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwi5ytOv3vHSAhVEC8AKHcyDAjUQ6AEIHTAA#v=onepage&q=catharina%20schrader%20placenta%20previa&f=false

    Preferiría que no hicieras entradas tan duras tan seguido, me estoy reponiendo de las de los nazis.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: