REANIMAR CON EL MÉTODO CANGIAMILA

En el siglo XVIII el Papa Benedicto XIV estaba preocupado por la cantidad de niños que morían sin ser bautizados, y encargó a un sabio sacerdote llamado Cangiamila un texto en el que se enseñaba a matronas, médicos y curas, cómo debían bautizarse los recién nacidos y qué hacer para reanimarlos, pues se decía que muchos de ellos parecían muertos y no lo estaban. Cangiamila dio una serie de reglas en 1765, en este orden:

1.Introducir el aliento caliente de una persona sana y virtuosa en la boca de un niño con un tubo, cerrándole la nariz. Así, le da al corazón y pulmón el juego que le falta. Lo más importante.

2.Succionar los pezones del recién nacido

Especialmente el izquierdo (¿cómo?), porque el nervio vago se conecta con el corazón y con todo.

3.Hacer cosquillas en las plantas de los pies

Se admitía el uso de plumas o cepillo. Ver más abajo

4.Darle un baño en agua caliente.

Se admite que lleve laurel y romero cocidos con vino. Y si no va bien, lo mismo pero con con agua fría. Cuidado de no meter la boca en el agua.

5.Quemarles la placenta y el cordón

Se quemará la placenta, el cordón y todo lo que cuelga, pero no se cortará el cordón, para que el efecto sea mayor.

6.Introducirles por vía rectal humo de tabaco

Con una caña o pipa, se meterá humo a través del ano, que es un remedio muy bueno para reanimar. Además, en los partos siempre hay alguien nervioso fumando.

7.Hacerle una sangría en ese momento

Por el cordón (¿no lo habíamos quemado?) o en otro lugar. Genial para reanimarlo. Y a las malas si se quiere se puede hacer una sangría de las de beber (recuerda que ya teníamos vino)

8.Meter al niño el pico de una gallina viva por el ano

Si así ya no se reanima, qué le vamos a hacer, no hay solución. La gallina seguro que moría ahogada por el humo. Y encima desplumada (ver más arriba).

 

En todo caso, por si hay dudas, el sabio sacerdote recomendaba siempre decir: Si estás vivo, yo te bautizo.

Solucionado.

Si te ha gustado, compártelo!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: