NIÑOS ESPECIALES QUE NO SE AHOGAN

Para cada mamá y papá su niño es lo mejor de lo mejor, el más listo según los profesores, el más despierto, el más rubio (aunque sea moreno), el que más dieces saca, el que mejor baila, etc, etc. Por cosas como esas, los libros infantiles aconsejan la edad del niño a la que se espera que puedan leerlos o los juguetes llevan una referencia sobre  la edad a partir de la cual el niño puede jugar con ellos . Todos hemos visto niños ignorar juguetes porque no son de su edad, por muy listos que a sus familiares les pareciesen.

La cosa se complica si la humanidad entera dice que el niño será especial ya desde el embarazo o al poco de nacer. ¿Cómo no va a serlo pues? Es como si eres hijo del rey, serás rey casi seguro, todo está planeado sin que tu elijas. O el hijo de un catedrático.

La cultura popular marca a algunos niños como seres especiales. Por ejemplo, es muy frecuente que las madres escuchen llorar al recién nacido dentro del útero, y esto se asocia,, no a estrés, sino a que van a poseer una característica especial, en general, el don, ese que hace que el niño en el futuro sea capaz de curar el mal de ojo o de convertirse en curandero, un “saludador”. Por eso la homeopatía triunfa, porque no hace falta haber tenido esto para venderla, no te hacen falta ni escrúpulos.  Al parecer, las madres que escuchan a sus hijos llorar dentro del útero deben callar y no decírselo a nadie, porque si no, pierden el don.

don johnson

Su madre no dijo ni pio (ahor con twitter esa frase es casi imposible)

Es bastante frecuente que una madre escuche llorar o gemir a su hijo intraútero. Basta con que hagas una búsqueda en internet, hay hasta una entrada en foroenfemenino. Aunque hay una teoría que dice que si la bolsa está rota y entra aire podría llorar (dicho por una ginecóloga), no estoy seguro de que sea realmente así. No ya que llore, si no que se escuche.

Otros niños que nacen marcados como especiales son aquellos que tienen en el paladar una cruz de Caravaca o una rueda de Santa Catalina (sí, la que al morir emitía leche por el cuello, y que antes intentaron desmembrar en una rueda, hace poco hablamos de ella). Si te dicen que la tienes al nacer es que has caído en una familia ni mejor ni peor, pero que está loca. Y criándote así es fácil que luego veas sombras, notes presencias o tengas sensibilidad química múltiple. Una profecía autocumplida.

cruz de caravaca

¿La veis? Arriba. He visto unos cuantos paladares en internet para llegar a saber dónde estaba, porque los que la tienen no la comparten. Me acaban de convalidar primero de maxilofacial

Aquí unos testimonios de gente que la tiene

cruz de caravaca

También serían niños especiales los siguientes:

-Séptimo hijo si los seis anteriores eran del mismo sexo: es decir, seis niñas y que nazca un niño. A día de hoy más raro que un unicornio.

-Nacer en jueves santo, viernes santo, nochebuena o el día de la encarnación. Esto explicaría que haya tanta gente que opina de fútbol y medicina. Yo conozco a alguno que nació en nochebuena y conoce que debe ser especial.

Los que llevaban la rueda o la cruz, resistían bien el fuego  o curaban la rabia. En Valencia en el siglo XVI y XVII hasta había un tribunal que los examinaba  (debían curar a perros rabiosos, por ejemplo) y después le daban una licencia para ejercer, como un médico de ahora. Es seguro que muchos usaban hierbas para desinfectar las heridas, pero la mayoría eran farsantes o exaltados. Como ahora, que el título solo es un trámite y no garantía de que no te dediques a engañar con dinosaurus, actimeles y otras gaitas (más si eres tuitero de éxito).

Otra de las tradiciones que se asocian a ser un niño especial, pero no como Justin Bieber, es nacer con el saco amniótico intacto, también conocido como nacer con la mantilla, enmantillado, con el manto de la virgen, con el velo o con el velo veneciano.

1907_1_13

Es algo poco frecuente, al parecer 1 vez cada 80.000 partos, pero vete tu a saber, ya que el intervencionismo en el parto puede mantenerla oculto. También ha disminuido la mortalidad neonatal una barbaridad, o ha conseguido que miles de mujeres sean madres, el intervencionismo,  pero eso es menos guay decirlo. Es menos ñoño, afirmo. No da para video en Facebook.

xcaptura-de-pantalla-2013-01-13-a-las-21-25-15-png-pagespeed-ic-sjsvu3fuml-jpg
La excepcionalidad de esto hace que los mitos sobre que eran niños especiales y mágicos surgieran de inmediato. La propia membrana amniótica era y es objeto de culto, y era muy apreciada entre marineros, ya que se creía que estos niños eran inmunes al ahogamiento, y esta telita protegería a los barcos de naufragios. Por eso se secaba y guardaba como una especie de pergamino.

1917_14_33

Recipiente inglés de un barco del siglo XVIII que contenía un velo

Tienes que tener cuidado de no llevarle la tela directamente a un espiritista, porque puede que te la quite por arte de magia.No, no todo es de hace muchos años…

 

mantilla

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comments

  1. ¡Qué súper interesante! Jamás había escuchado que se guardasen el saco como señal de buena suerte…
    y lo de especiales, creo que uno mismo se inventa el don.
    Saludos.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: