Siempre que se va a realizar una radiografía se suele preguntar por la posibilidad de que la paciente esté embarazada, ya que son bien conocidos los riesgos de los rayos X sobre un embrión o un feto, aunque las dosis a las que se expone por una única radiografía son bajas. Casi nunca se hace si se puede realizar una ecografía, y si se necesitan otras pruebas, la resonancia magnética es bastante mejor porque da más información y no radia a la paciente ni al feto. Del mismo modo,  las TAC se hacen en embarazadas en contadísimas ocasiones, por la gran radiación a la que se exponen.

Así, cada vez se usa más la resonancia fetal para delimitar mejor determinadas enfermedades de los fetos, como malformaciones cerebrales, renales, etc. Pero, al igual que hacer ecografías sin parar, ¿es realmente seguro para el feto? ¿es segura si se hace en el primer trimestre de la gestación?  Muchas organizaciones nacionales e internacionales dicen que es segura, pero que hay que tener precauciones en el primer trimestre, al no tener datos suficientes sobre su seguridad. También se suele tener la limitación de no usar el contraste gadolinio, ya que aunque parece seguro, también hay dudas sobre su efecto a largo plazo. Algunos autores creen que los campos magnéticos de la resonancia, el aumento de la temperatura, así como el ruido, podrían provocar alteraciones en los tejidos embrionarios o fetales

resonancia fetal

Hace 2 días se ha publicado un estudio en Canadá donde analizaron la evolución de los fetos a los que se les hizo un resonancia en el primer trimestre, y también de los fetos a los que se les hizo una resonancia con gadolino en algún momento del embarazo, comparando esos niños con casi 1,5 millones de niños a los que no se les hizo resonancia. Intentaron ver si en el grupo de los que se les hizo resonancia (1737), había más abortos, más niños muertos al nacer, más muertos en el primer mes de vida,  así como malformaciones, cáncer, alteraciones auditivas o visuales hasta los 4 años de vida. El resultado de este gran estudio es claro: no hay diferencias respecto a los niños a los que no se les realizó resonancia intraútero en la infancia temprana.Al menos con potencias de 1,5 teslas, que son las que recomiendan.

sexy rmn

Si te quedabas embarazada en la máquina te excluían del estudio

¿Y si se le ponía gadolinio? Pues la cosa parece que sí es distinta.  En los 397 fetos en los que se hizo resonancia con gadolinio, se vio que tenían casi 4 veces más riesgo de aborto o de nacer muertos respecto a los niños en los que no se hizo resonancia, y 1,5 veces más riesgo de desarrollar fibrosis renal o enfermedades reumatológicas o inflamatorias en la infancia, por lo que no recomiendan su uso.

Aquí os dejo el enlace del artículo Association between MRI Exposura during pregnancy and fetal and childhooh outcomes-JAMA 6 septiembre

De los que sí tienes que protegerte, estés embarazada o no, es de las personas que meten objetos metálicos en la resonancia. Salen disparados y pueden provocar un grave accidente ( a mí este años casi me clavan unas tijeras en la cara, que salieron del bolsillo de una auxiliar que había jurado que no llevaba nada metálico. Yo estaba detrá de la resonancia mirando a un recién nacido). En el 2001 en EEUU un niño murió al fracturarse el cráneo porque dejaron una botella de oxígeno dentro.

resonancia

Aquí tenéis un video de su potencia


Si te ha gustado, ¡compártelo!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.