MATAR A UN MONO PARA SALVAR A UN NIÑO

Hay recuerdos que es posible que no sean más reales que la imaginación,  y realidades que fueron quizá distintas según quién las viviera. Es el día a día en casi cualquier tema. El caso es que cuando era pequeño me atacó un mono, yendo yo por la calle (una calle de un pueblo de Jaén, que ya es raro), o al menos eso es lo que mis circuitos neuronales tienden a decirme. Si es un falso recuerdo inventado al estilo de la película Regresión, fue un sueño  o sucedió de verdad, importa poco. Probablemente el pobre mono solo estaba jugando, se lanzó a mí y me tiró al suelo. No me mordió ni abusó de mí (creo). Ya hay que ser raro para ir con un mono por ahí. En Jaén.
Hace poco un gorila en Estados Unidos fue abatido para salvar la vida de un niño de 4 años que había caído en su recinto del zoo. Y se ha generado una polémica estéril sobre si se hizo bien en matar al mono o no. Creo que mi opinión se ejemplifica con la siguiente historia. Quizás es real, o no, júzgalo tu, y piensa si se hizo bien.

 

Cuando la niña nació, 3 semanas antes de su fecha de parto prevista, empezó a estar muy quieta, a no comer, y a ponerse azul,  y su madre supo que algo malo estaba pasando. Tenía 2 hijos más y eso nunca les había ocurrido. El embarazo había sido normal, y el parto transcurrió sin complicaciones. Los doctores trasladaron al bebé al hospital del estado, y en sus caras una funesta sombra se cernió, no dejándoles mirar a su madre a los ojos. Pronto supo que lo que le pasaba a su hija era que el corazón tenía una malformación muy grave, de las que acaban con la vida de un niño salvo un milagro. La parte izquierda del corazón y la aorta  estaban muy poco formadas, y la sangre que debía llegar a todo el cuerpo, no lo estaba haciendo. El milagro, pese a ser ya 1984,  era probablemente la única salida. Las opciones pasaban por un trasplante de corazón, que nunca había funcionado en un neonato y no había donante; dejarla morir;  realizar una técnica que hacia un cirujano llamado Norwood, con alta mortalidad y que era paliativa o intentar una locura, trasplantarle el corazón de un mono.

 

Esto es lo que se le propuso con 5 días de vida.Tras 1 día de deliberación, los padres aceptaron el trasplante de mono, que se realizó en Loma Linda (California) a los 12 días de vida.

 

Este chiste solo se entiende en esa época

La niña se llamó “Baby Fae” (un pseudónimo, realmente era Stephanie Fae Beauclair) y el cirujano que le ofreció esa alternativa era el Dr Bailey.

 

Se seleccionó entre 7 mandriles aquel que inmunológicamente era más compatible, de 7 meses de edad. A la prensa se le dijo que el corazón era el de un niño de 2 meses. Mal comienzo.

 

Y el milagro se obró. Al tercer día de la operación la niña ya no necesitaba de una máquina para respirar, y el corazón de un mono latía en su pecho. Pero tras el éxito internacional, llegaron los problemas.

En esta foto, la madre le cantaba por teléfono porque estaba resfriada

A las 2 semanas empezó a tener síntomas de rechazo del órgano, y ya fuera por eso o por la medicación inmunosupresora, sus riñones dejaron de funcionar y a las 3 semanas falleció. La polémica fue muy importante, y la teoría de que el sistema inmunológico inmaduro de la niña y la ciclosporina lograría la tolerancia quedó en duda. Además, se cuestionó la información y alternativas dadas a la madre (se supo posteriormente que eran padres separados) y la ética detrás del uso de órganos de animales en humanos. Tampoco ayudó que dijeran que no había problemas cuando la niña estaba en diálisis.

 

Los trasplantes de corazón de mono a humanos ya se habían intentado antes. De hecho, el primer trasplante a un humano fue con un corazón de un mono. En 1964 Hardy trasplantó el corazón de un babuino a un hombre que no tenía otra solución posible en Mississippi, y el resultado no fue bueno (latió durante 90 minutos). Yacoub en 1975 y Barnard, en 1977, también lo intentaron con corazones de mandriles, con 3 días de vida como mayor éxito.Fue el propio Bailey, que era un pionero en trasplantes entre animales,  el primero en comunicar casos de trasplante de corazón con éxito en reciben nacidos.El primero de ellos, Baby Moses, ya tiene 31 años, y el cirujano dice que fue Baby Fae la que permitió que esto sucediera.

 

Baby Moses, el primer éxito en el trasplante de corazón de un recién nacido

El caso despertó muchas cuestiones éticas, sobre si los padres estaban correctamente informados o si se debía haber esperado a un corazón humano. Además, la madre no tenía seguro médico y no podría afrontar el intento de trasplante de corazón, aunque este  trasplante de mono se le ofreció gratis. El consentimiento informado se cambio tras la firma y después se reveló que el padre no estuvo presente en la toma de la decisión.

 

pacientes trasplantados por el Dr Bailey

¿Crees que la vida de un mono prevalece sobre la de un humano en casos desesperados?

Pincha aquí para leer la noticia de El País de la época

Aquí os dejo con un vídeo sobre Baby Fae

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comments

  1. Gran entrada. Tienes una capacidad de tocar temas que se alejan del límite de lo que queremos mirar a la vez adictiva y agotadora (por como me he quedado después de leer la de Noma, con esa te has llevado la palma).
    Un macaco no es muy distinto a nosotros.
    No he podido evitar recordar a Charlotte Valandrey, actriz y transplantada. Dejo enlace de entrevista en La Vanguardia, de hace tiempo, pero imagino que hay mucha más información en internet.

    http://www.lavanguardia.com/lacontra/20121022/54353768760/la-contra-charlotte-valandrey.html

    Es inquietante.
    Como tu blog.

    • Hola Inés
      no sé si decirte que me alegran tus palabras o que me inquietan ;).La entrevista de Charlotte es muy buena y dice cosas que otras personas también piensan. No lo conocía.
      Me gusta un poco o mucho que digas que el bloj es inquietante……

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: