LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA

Dicen que los hijos le dan sentido a la vida de uno, aunque es un tema discutible. Yo creo que más que sentido, le dan una dirección y un propósito.
Estaba cambiándome en la taquilla (fuera de ella, que dentro no quepo), y no pude evitar hace unas semanas escuchar una conversación de 2 personas. No los vi, pero en mi cabeza se formó una imagen de 2 señores mayores, cercanos a la jubilación. No sé si eran médicos, enfermeros, celadores u otros profesionales, pero tiendo a pensar que eran médicos.  Parecía que hacía tiempo que no se veían, y estaban recordando los viejos tiempos. Repasaron sus inicios en el hospital y sus ideas de juventud, que ya habían desaparecido. Hablaban sobre comerse el mundo, y sobre el trabajo (en otro centro privado además del hospital), que los mantuvo alejados de sus familias. Hablaban sobre un tercero que ya no estaba. Imaginé que estaba enfermo, pero quizás ya había  fallecido, eso no lo puedo asegurar. En un momento dado uno le dijo al otro “Al final llevaba razón (refiriéndose al ausente), lo más importante era la salud y la familia” a lo que el otro le respondió con algo de pena “Qué lástima que hayamos tardado toda la vida para darnos cuenta”.
Qué lástima.
No soy mejor que nadie, pero ya he visto algunas cosas. Padres y madres que no quieren a sus hijos, pero no lo saben. Padres y madres que se imponen seguir haciendo lo mismo que antes de ser padres para autodemostrarse que ellos siguen siendo los mismos, que el tiempo no pasa, “que a mi no me va a cambiar la vida”. Es posible que ellos fueran tratados así, no lo descarto. Hace años era lo más frecuente que los niños fueran criados por la madres y las abuelas y los padres quedaran al margen. Esto todavía se ve hoy, yo lo veo entre los médicos, será porque soy de ese gremio, con lo que la necesidad de hacerlo por dinero no existe. No existe en realidad, solamente en sus fantasías de adquirir más y más (descarto a todos los que necesitan hacerlo para tener para comer, que suelen ser de otras profesiones). Formalmente los quieren, los tienen bien cuidados, con sus cumpleaños programados y sus fiestas contratadas, con todo lo que el dinero da, pero sin darles el tiempo que sus hijos necesitan.  Con todas las actividades extraescolares necesarias para que no den por saco en casa, no vaya a ser que les de por jugar. Con personas contratadas para cuidar de ellos a todas horas, más allá del tiempo que el trabajo de los padres parece exigir, y en el que alguien debe estar con los niños. Cuidadora para todo, para que haga de madre y también de padre. Cuidadora fuera del tiempo de trabajo de los padres, no van a dejar de ir a Viña Rock o no van a dejar de tener fines de semana románticos en la Toscana.  No van a dejar de ir de congresos, que el éxito profesional está por encima de los hijos, faltaría.  Son los mismos que en general dicen que los niños crecen que parece mentira, y que en unos años se quejarán de no haberlos disfrutado. Digo “cuidadora” a propósito, siempre se elige a una mujer. Es más difícil tratar que la pareja se implique en el cuidado de los niños comunes, eso ya es un reto del que muchos huyen por miedo a las consecuencias. Por otro lado, es bastante común imitar esa actitud de desentendimiento masculino hacia los niños y que la madre copie lo peor de ello, intentando emular a la pareja. Llamadme machista, pero es lo que pasa, y lo sabéis.
El mundo al revés o Jauja. Siglo XVIII. En la miniatura se ve a un hombre cuidando a un niño y una señora fumando y rifle al hombro. No es lo contrario la solución
Llevo unos años tomándome meses sin sueldo para estar con los niños, y aún me dicen conocidos (de los que sé lo que ingresan al mes, que es igual o más que yo)  que claro, lo harían pero “no pueden permitírselo”. Qué desfachatez, y que excusa más barata por cierto. En general es porque lo ven como una extravagancia, que un hombre decida estar con sus hijos. Un friki. Y la mayoría no se da ni cuenta de que no está con sus hijos, es como si llevaran una venda.
Los niños no necesitan regalos. Necesitan jugar con ellos, el juguete siempre aparece después. Necesitan que alguien les de cariño incondicional, no a sueldo. Que sepan que estará ahí.  Darles tiempo de calidad, dormir con ellos, abrazarlos, estar ahí cuando están malitos, estar ahí cuando se enfadan porque no le das todo lo que piden. No digo que dejes de trabajar, no, ni que dejes tu carrera, pero ten claro qué es lo importante. Deja de ser egoista, deja de buscar el reconocimiento público y el dinero.

 

Nunca sabes cuánto vas a durar en la vida, pero probablemente menos que ellos. Eres su ejemplo, el lugar donde se miran, eres el mayor regalo de tu hijo. No esperes a la jubilación para darte cuenta. Cada noche, cuando ya duermen, no sabes si será la última vez que los veas. Disfrútalos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

27 Comentarios

  1. Ojala hubiera mas gente con tu vision, las proximas generaciones lo agradecerian. Yo, a punto de cumplir cuarenta, me alegro de formar parte de los que saben qué es lo importante. Tambien soy medico (y mi marido enfermero) y el dinero mejor invertido es el que dedicamos a dejar de trabajar para estar con nuestros hijos. Tambien hemos tenido que oir de quien gana tres veces mas que tu " Que bien, yo no me lo puedo permitir", a lo que ha seguido un silencio delatador. Felicidades a ti y a los que son como tu.

    • Hola María!
      creo que es una visión que está "pasada de moda" en este mundo donde se premia el éxito, sea como sea, y la publicidad del mismo.No sabes cómo te comprendo. Un beso grande

  2. Es…impresionante leer esto ahora, justo ahora, que estoy dándole vueltas a la reducción de jornada. Me señalas con el dedo.No puedo darme más por aludida, parece que estuviera escrito para mi. Por supuesto que se puede, por supuesto que no es una cuestión de dinero (no sólo…) ni de prestigio, ni de miedo a quedarse en la cuneta profesional…es exactamente una suma de esas cuestiones. Y a pesar de que la lógica racional dice que nada de eso es comparable al bienestar de los niños lo cierto es que cuesta mucho, y que da miedo. Me gusta mucho tu blog, felicidades

    • Hola! no era mi intención señalarte con el dedo, que eso dicen que es de mala educación 😉 Entiendo el lío que tienes, y que es mezcla de todo. Y que es difícil. Yo lo escribí especialmente por aquellos que creen que no pueden bajarse un poco y sí pueden, por aquellos que huyen hacia adelante y se autoengañan. Hoy he ido al médico, esta tarde, un oftalmólogo que conozco a su consulta privada, con mi hijo. Esta mañana estaba él también en el hospital. A estas horas aún seguirá pasando consulta. Mientras, yo he ido a tirar la basura con mis niños echando carreras.Mi saldo de hoy es negativo en dinero. Pero solo en eso.
      Besos!

  3. Como madre y psiquiatra infantil te digo que tienes toda la razón !!!
    En la consulta ( de la SS ), se ve ( algunos, muchos papas y mamás ) que el éxito escolar y que estén quietos es lo más importante!!! ….. TDHA y sociedad acelerada!!??
    Por cierto, a mi se me ha criticado porque no hago guardias!!!!

    • Hola Crisina, muchas gracias por tus palabras. ¿No haces guardias? Estás loca, no das la imagen de mujer moderna que señala gráficos mientras sus compañeros aplauden (los hombres piensan en ella sexualmente y las mujeres piensan en qué joven es). Besos!

  4. Muy buen articulo, y muy buena idea de como querer criar a tus hijos, en mi caso cuando era joven mi padre eraintrancendente en todo las partes de la vida mia y de mi hermanos, podian pasar meses sin verlo ( viviendo en una casa de 75m2) y los meses de verano nos largaba a casa de nuestra tia duante los 3 meses.

    Despues ahora de mayor se extraña que no tengamos ningun apego por el.

    • Hola Ale! siento que te pasara eso, aunque es bastante frecuente. Parece que el padre tiene que salir a cazar y la madre debe quedar en casa con los niños.Y luego se extrañan de que no exista cariño. Piensa que al menos en España hubo una época en la que a los padres se le llamaba de "usted".
      Un abrazo fuerte e intenta hacerlo diferente con los tuyos.

  5. Escritos como el tuyo, nos une y motiva a seguir, gracias. Dejé mi profesión porque dejó de tener el sentido que había tenido con la llegada de la maternidad, 5 años de camino recorrido a pie del camino, con su ilusión y su sonrisa como mochila, me he re-inventado para poder estar con él y siento que he hecho lo que debia, si os apetece leer mi vision, en mi libro EMPRENDER EN FEMENINO, vemos si entre todos podemos empezar a cambiar las cosas. Gracias de nuevo

  6. Gracias por tus palabras. Ojala mas gente se diera cuenta y empezara a disfrutar de sus hijos. Yo sólo pido que me dejen disfrutar de los mios sin tener que argumentar mi decisión de solicitar excedencias o mes sin sueldo

    • Hola Ana! es cierto, tienes que justificar una de las decisiones más trascendentes como si estuvieras planeando acabar con la Seguridad Social tu solo. Parece que es más tolerable cuidar de un enfermo.
      O meterse a concejal…
      Un beso grande

  7. Anónimo

    EXCELENTES PALABRAS!!!!
    No sólo no se entiende si lo hace un hombre, es que a las mujeres que preferimos estar con nuestros hijos en lugar de salir a cenar o dedicar muuuuchas horas al trabajo tampoco se nos entiende 🙁
    Cada segundo que me sobre de las estrictas horas de trabajo son para MIS TESOROS!!!!
    y QUÉ CIERTO ES QUE HAY MUCHOS PADRES Y MADRES QUE NO QUIEREN A SUS HIJOS, Y NO LO SABEN (como tú bien dices).

    • Hola! es verdad, esa faceta también existe, y se suele ver como alguien poco implicado en su trabajo o que se ha hecho mayor para el resto de sus conocidos.Me alegro que pienses así, tendrás hijos felices probablemente, un beso

  8. Me alegro de que un médico hombre escriba esto. No puedo estar más de acuerdo.

  9. Amén. Poco o nada más que añadir.

  10. Me gustan mucho tus artículos. Gracias por tus palabras. Mi marido siempre anda agobiado por esa conciliación tan difícil. Por cierto, tú te ves como friki pero a él lo que le han llamado y no en la cara, por cierto, al cogerse el permiso por paternidad ha sido calzonazos y por parte de una mujer, me dio la risa por no llorar. Así que te doy las gracias otra vez porque hacéis falta muchos hombres valientes y comprometidos con vuestra familia para seguir cambiando el mundo. Por cierto, tengo dos hijos que espero que el día de mañana sepan qué es lo que de verdad importa en la vida.

    • Hola Rosa!
      Gracias por pasarte por aquí. Lo de que te gustan es para hacértelo mirar 😉 . Lo de calzonazos también lo he vivido, no en mí, porque eso suele decirse siempre a la espalda, pero sí con otros compañeros o familiares. Si alguien queda con los niños y su mujer trabaja es un "caradura" un "mantenido" o un "vago". Calzonazos casi es la opción más light (salvo si eres Superman, entonces quizás sí te mereces el término). El machismo inverso está muy extendido, y en algunas ocasiones la mamá piensa que los niños son "suyos", pero queriendo decir que son más de ella que del marido.
      Gracias por tus palabras. Un beso

  11. Indudablemente, lo más importante. Saben a gloria tus palabras. ¡Disfruta!

    • Hola Choni!
      eso intentamos. Yo creo que mucha gente lo intenta aunque en ámbitos profesionales sigue estando mal visto. Eso quiero creer, porque pensar que en general la gente antepone el trabajo a sus hijos no me gusta demasiado…. Besos!

  12. Acertadísimo. Felicidades JM!

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: