NIÑOS COCINEROS: NO, GRACIAS

Este verano iba a presenciar un espectáculo de títeres cerca de una playa en una zona del levante español. Pese a que sabía que los viernes suelen hacer esto para los niños durante el verano, entré en la web del ayuntamiento correspondiente para comprobar la programación. Efectivamente, allí estaba, a las 22:00 “nosequé y el dragón”. Todo correcto.

   La ceja derecha se me levantó cuando vi que en las horas previas una unidad móvil de televisión se apostaba en las cercanías y movían el escenario (no era un sorteo, ojo). Poco después, las cámaras móviles y la iluminación me confirmaron que o bien las marionetas seiban a mover solas o eso era otra cosa.  Esa cosa era una final del concurso comarcal de cocina para niños.  Así, sin anestesia.

   Debo confesar que nunca he visto un programa entero de los que ahora están de moda tipo Tos-Chef, MataChef, Cocineros al volante o Cocina con huesos de cementerio. Algunos fragmentos sí, porque es imposible abstraerse, y no me gustan. Cada uno con sus gustos, claro.Peor es robar. Me llama la atención la proliferación de programas dedicados a personajillos que se quieren hacer famosos despreciando a los demás, humillándolos. Y bueno, siempre hay gente de sobra para dejarse humillar por un minuto de gloria. Parece ser que os lo que vende, y eso es sagrado. Luego esos personajillos tienen voz en cualquier tema y hasta hacen anuncios sobre qué comer, algunos de dudosa eficacia, como el pan runner y otras delicias.Y la industria detrás. Parece que las estrellas Michelin dan juego para todo.  Como decía, para gustos colores. 

 

   Ahora, los programas de cocineros para niños, pues no me gustan nada. ¿Y a ti qué te importa? pues dilo tú, que estás leyendo esto. Los niños son grandes imitadores, de ahí que existan estos concursos (y otros, adjuntándole el kid o junior) como copia de los programas de mayores. Los valores que se transmiten, a mi modo de ver, son muy negativos. Competición, competición, competición, sin valoración del esfuerzo. Denigración del rival, que pasa a ser un enemigo. Ser el primero en todo cueste lo que cueste.¿De verdad es esto bueno para los niños?
¿Realmente es necesario que los niños cocinen? ¿No es una forma de colmar el ego de los mayores? A mí me enseñaron que los accidentes infantiles son la principal causa de muerte en la infancia y que la mayoría se dan en el hogar y la mayoría de ellos en la cocina, y sigue siendo la primera causa de muerte en España en mayores de 1 año. ¿Es necesario que un niño sepa hacer una bechamel? Hay opiniones para todos los gustos, claro. Para muchos padres, el sumum es que su hijo salga en la tele, haga anuncios, sea aparente, baile bien, cante en la voz-kids y con mucha suerte, vaya al programa de juanimedio, algo así como ganar el Nobel de la ranciedad paterna. Hasta un parque en el pueblo te ponen a la de ya si hace falta.

De lo poco que he visto, quizás, merece destacar que el que los elige busca a los más repelentes de entre los que se presentan. No puede ser de otra forma, ya que usan expresiones sobrecargadas y sobreactuadas, ojalá sea porque todo está guionado y les obligan a decir eso. Peor sería creer que saberlo todo de la vida a los 7-8 años sea lo que verdaderamente les fomentan.  No mandan a ningún niño normal, no vende. Parecen fabricados a propósito para ser prepotentes y que sus padres estén orgullosos. Siento si eres el padre o madre de uno de ellos.
  Los niños en la cocina. No es que no puedan participar de esas labores, pero si de forma progresiva, como es natural y como realmente se hace poco, quizá hasta ahora, si es que la moda no dura lo que una flor.. .No creo que objetivo sea que el niño cocine para ti y tus amigos un viernes por la noche. Espero que no sea eso, porque creo que nadie pagaría por ir a un restaurante con niños cocineros. Salvo su familia (y no toda).
   En España la tasa de pobreza infantil es usa de las más altas de Europa. Muchos niños comen solamente una vez al día o viven con un déficit alimenticio llamativo. No podemos pedir que la televisión arregle eso, pero tampoco que haga gala de una cocina de autor sin saber aún ni dividir ni si Salamanca tiene playa o no. Se parece a esas telenovelas sudamericanas donde todos son esbeltos y viven en villas. Lo normal.
Es probable que no estéis de acuerdo con esto, y que os parezcan maravillosos estos programas. Incluso que digáis que son mejores que otros (yo también pienso que son mejor que Sálvame), que gracias a ellos los niños ya no serán obesos en el futuro, que fomentan el compañerismo (de verdad?) o que peor es usar una videoconsola. Pero sigo sin ver a los niños cocinando.
Al menos que lo hagan de la forma más segura posible, lejos de cuchillos jamoneros, hornos y fogatas. Si siete de cada diez accidentes infantiles se producen en la cocina, al menos es bueno recordar los consejos de seguridadinfantil.org 

Decálogo: Recomendaciones y medidas preventivas para evitar accidentes infantiles en la cocina
  1. Cocinar en los fuegos interiores con los mangos inalcanzables a los menores.
  2. No transportar ni trasvasar líquidos o sólidos calientes si el pequeño está en la cocina (la mayoría de quemaduras se producen al caerle encima alimentos calientes).
  3. No tomar alimentos o bebidas calientes con el niñ@ en brazos.
  4. Evitar utilizar abrillantadores que hagan suelos resbaladizos, así como mantenerlos secos.
  5. Desenchufar todos los electrodomésticos después de su uso y alejar de la manipulación infantil.
  6. Proteger los mandos y fuegos de la cocina, mediante rejillas o barreras protectoras. Es importante en el caso de fuego por gas, tener presente la magnitud del riesgo en caso de que éstos sean manipulados por los niñ@s sin que un adulto se percate de ello.
  7. Las puertas de horno que no incorporen sistemas antiquemaduras, se deben proteger mediante pantallas que eliminen este riesgo, además los hornos y microondas deben disponer de un bloqueo para evitar la manipulación infantil del interior y las consiguientes quemaduras.
  8. Muchos de los electrodomésticos y elementos que implican más riesgo se encuentran a la altura de los niñ@s, cocinas, hornos, frigoríficos, pequeños electrodomésticos, etc., debemos establecer una organización basada en el bloqueo de aquellos continentes que alberguen contenidos peligrosos así como intentar colocar utensilios con los que el niño pueda curiosear sin riesgo (recipientes de plástico, cucharas de madera, etc.)
  9. El lavavajillas mientras se llena, contiene elementos cortantes y traumatizantes, por lo que debe incorporar un seguro de bloqueo que evite el acceso del niñ@ a su interior.
  10. Aun guardando en armarios altos los productos de limpieza, no debemos olvidar que los niños escalan  por lo que siempre se deben bloquear con dispositivos adecuados.
Además de todos estos requisitos, los adultos debemos valorar si el riesgo implícito que conlleva que el niño permanezca en la cocina precise la instalación de una barrera de seguridad en la acceso a dicho espacio en algunos momentos concretos,  sea la mejor medida preventiva.
Y por último una de las reglas de oro que evitan accidentes en espacios con gran acumulación de objetos que pueden suponer un riesgo infantil: “Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio”

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comments

  1. Me gusta mucho el blog. Me ha encantado el artículo. Pero lo que más me ha gustado han sido las risas que me he echado con las “medidas de seguridad en la cocina”. Tengo que imprimirlas y pegarlas en mi cocina. Así las leo mientras decido si darle la vuelta al pisto con la niña en brazos o correr el riesgo de que se tire de la trona de cabeza o de que se líe a mordiscos con su hermano… aunque cada vez tengo más claro que la única solución va a ser instalar una jaula en el salón y meterlos dentro… 😛

    • Mi reino por un caballo

      Hola Dawn!
      cuánta razón. Lo de la jaula ya está explorado, pero los llaman “parques”, porque así suena como si no infringiera los Derechos Humanos. Un abrazo

  2. ¡ Buenas noches !
    ¿ Desde la Asociación Española de Pediatría se podría actuar ?
    ¡ Un saludo !

  3. Muy bueno el post!
    Yo defiendo que esté prohibido que los niños menores de 16 años aparezcan en los medios de comunicación. Ni cantando, ni cocinando, ni en una entrevista a su madre/abuela famosa…

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: