¿LECHE DE BRUJAS?

Es curioso como muchos términos médicos han ido evolucionando, de forma  que cambiamos las palabras para adecuarlas a la verdadera raíz fisiológica del fenómeno, es decir, vamos variando cómo llamamos a las cosas según sabemos cómo son en realidad o qué pasa detrás de ellas. Ya nadie dice cólico miserere, ni peste blanca, ni cosas asín. Ahora se dice fofisano, no sé si evolucionamos de verdad, es cierto.  Pero pese a esta tendencia, aún perduran, de forma casi aleatoria, algunos términos que no han cambiado nada a lo largo de la historia, como exitus para referirse a la muerte del paciente, o de lo que vamos a hablar hoy, la leche de brujas.

Si buscas leche de una región de Bélgica, desambíguate. Y date una vuelta, que falta te hace.
Cuando se describen las cosas que tiene o hace un recién nacido, se usan términos anatómicos o médicos, pero aún quedan algunos que, por antiguos, no dejan de ser entrañables, como el picotazo de la cigüeña o la leche de brujas. Esta última se refiera a una secreción de calostro que niños y niñas pueden tener de sus pechos a los pocos días de vida, junto con un aumento en el tamaño de las mamas, debido en parte a un paso de hormonas maternas, siendo transitoria, y sin ninguna repercusión posterior si uno deja las manos quietecitas (hasta el 5% de los niños lo tiene, niños y niñas, y en algunos casos puede durar meses. Mira, la bibliografía está en pubmed, ahora al frikismo).

¿Leche de brujas? ¿por qué se llama leche de brujas? ¿cómo no se ha cambiado este nombre? Cuando era residente, me acuerdo de una niña con mastitis a la que le habían sacado la leche de brujas, exprimiéndole las mamas. Aún hoy en la información por escrito que damos a los padres (que no suelen leer) se habla de la tumefacción mamaria, la posible salida de leche y que por lo más grande no las estrujen. Las del bebé, aclaro.

Mastitis, una entidad más grave en los recién nacidos de lo que se cree

Para empezar a conocer el significado, hay que entender que eso de que salga leche de las mamas de un bebé es una guarrada, y que si sale será para algo, por ejemplo para alimentar a unas brujas. Lo normal. Hay que dar explicación a lo que uno ve, en vez de pararse a pensar o concluir que no se sabe la causa (como lo OVNIS y los fenómenos para-anormales, donde lo que no se sabe es un platillo volante, o un fantasma).

Un OVNI recorre todo el espacio sideral para hablar con los amigos de Iker, no con Steven Hawking o alguien así. Eso si que es paranormal. Como el bloj de moda de la Porter, tenía que decirlo, pincha, pincha)

 Venían en forma de pájaro, de rata,murciélago,etc,  por las noches, para beber de los pechos de los neonatos. Estas leyendas fueron alimentadas por múltiples referencias en escritos ya desde la alta edad media. En muchos casos se creía que las brujas tenían marcas, como verrugas o pezones supernumerarios, usados por sus diablillos para comer de ellas, y que estos diablillos también chupaban las mamas de los
recién nacidos.

Es decir, que cualquier mujer avanzada a su época, disidente o con problemas mentales, era acusada de bruja por tener una verruga (aún se dice eso hoy en día, tiene una “verruga de bruja”) o un pezón supernumerario, como prueba inequívoca de que lo usaba para dar de comer a sus duendes, y a veces, tantos tenía que tenía que usar la leche de los neonatos. Eso es una lactancia “extendida”y lo demás es tontería. Tras torturarla, decía que sí a todo, y la idea se perpetuaba.

Ratas, murciélagos, etc, pero no llegaban a ser tan malvadas para transformarse así

Tambíén en siglos anteriores existieron referencias médicas sobre la producción láctea de un recién nacido, por Boerhaave, Morgagni ,etc, incluso se postuló que podían tomarla dentro del útero, ya que a veces la vomitaban incluso antes de ser alimentados al nacer. Las madejas diabólicas. Otra vuelta de tuerca.
En el siglo XIX en muchos libros médicos se hacía referencia a esta secreción, dudándose de si era leche u otra cosa, hasta que el desarrollo del laboratorio demostró que sí, que era leche. En 1859 se publicó un caso en la revista Lancet, y posteriormente en otras, alertando de la costumbre que había de exprimirlas para que no se “retuviese” el líquido y creara enfermedades, pero realmente produciendo mastitis y otros problemas. Lo que ha cambiado la cosa, ahora mandas eso a Lancet y ni lo leen. Es que nos falta nivel de inglés.

Entonces, ¿por qué la costumbre de exprimir las mamas de los pobres neonatos que tienen secreción? Volvemos a las brujas. Las brujas usaban la leche para muchas cosas, como hacer cerveza y pócimas (si no es lo mismo), y eran capaces de sacarlas de las vacas, del taburete donde se sentaba la gente para ordeñar, así como hacer que la leche fuera azul, verde o que no se pudiera hacer mantequilla (¿tendrá algo que ver esto con aquello de no conseguir mayonesa durante la menstruación?). Quizás de ahí la vaca morada de Milka.

El profesor de Zumba de la época

Parece que las matronas populares y las abuelas (y algún abuelo también, digo yo) creían que si no se vaciaba el pecho de forma regular, vendría una bruja o un duende a por ella. Acordaos de la entrada sobre los niños cambiados, y cómo creían que seres del otro lado podrían venir y cambiarte a tu hijo (con más motivo si además tenia leche). Algunos creen que el dar peluches y juguetes a los niños tan pequeños puede tener esa macabra historia de fondo. En algunas tradiciones del centro de Europa además de exprimir la leche, se ponía un cuchillo en la cuna, o se cambiaba al niño por otro de juguete. Esta creencia está constatado en el juicio a las brujas de Salem, donde entre otras acusaciones, se decía que una de ellas chupaba las mamas de los recién nacidos.

Aún hoy hay que decir que no se haga, y me temo que de vez en cuando se exprimen. En otras épocas, como se refleja en esta noticia, era la práctica habitual en la España profunda

Para saber más Witch´s milk and witches´ marks  y también Historia de la sexualidad humana de Potts

Os dejo con una reflexión sobre el tiempo

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comment

  1. ¿Exprimirla? ¿Mastitis en bebés? ¡Suena brutal!
    Me voy, que tengo zumba con el profe ese tan molón.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: