LA CANASTILLA DEL BEBÉ: UN CABALLO DE TROYA

 

Estaba comprando yo una cuna en una tienda hace unos años cuando me dieron un pequeño papel (que perdí, una lástima) con las cosas que eran imprescindibles comprar ante la llegada de un recién nacido a casa. En concreto el de cada uno, claro, que si no es el tuyo, que circule. Me sorprendió que bajo mi punto de vista el 90% eran totalmente prescindibles, incluso algunas de ellas no sé ni lo que eran (a veces es mejor quedar con la duda, no vaya a ser que sabiendo lo que son se te genere la necesidad de tenerlas por arte de magia.).
Yo antes escurría así la lechuga, pero estando en una tienda cogí una cosa de plástico que decía “Escurrelechugas” y comprendí que llevaba toda la vida necesitando ese aparato
 Eso sí, las mejores se debían comprar en esa tienda en concreto. Incluso había la posibilidad de abrir una lista de “canastilla” para que los familiares aportaran dinero para comprar las cosas de la lista, que además podía ampliarse (que ya era difícil). De forma sospechosa el carro que venía en la lista era de una marca concreta, en este caso Bugaboo.Y la mayoría de productos también tenían una ejemplo de marca concreta. Como decía un clásico, los padres se gastan lo que tengan en sus hijos si se les dice que es necesario, especialmente con el primer niño, ya que con el segundo suelen saber perfectamente lo que necesitan y cuándo.
   A veces me acuerdo de esa lista de más de 30 ítems, la añoro (casi nunca llego a llorar). He sobrevivido sin el intercomunicador con cámara y sin el termómetro del baño, y sin otros aparatos guachis de los que ya hablamos.

   Como casi siempre, esto es cuestión de gustos. Hay quien se compra una casa y solo se va a vivir con un colchón y dos sillas y quien necesita tener hasta la gitana encima de la tele “para entrar a vivir”. En general la mayoría de los padres que conozco que han seguido estas listas han acabado con sentimiento de decepción ante el poco uso que de algunos de estos aparatos han hecho. No lo reconocen a la primera, pero es que España es así

A este le regalaron una canastilla que incluso le sirvió al hermano. Lo típico de pasarse las cosas de un hermano a otro

.Entonces, ¿qué cosas necesita un recién nacido en casa? En general, una lugar donde dormir, que el mejor es la cama de sus padres, una teta (a ser posible 2, no vale la del padre) y pañales para mantenerlo limpio (de tela o de lo que sean), agua y jabón. Además,  un sistema de retención infantil para el coche y algún sistema de transporte (carrito, bolsa para llevarlo colgado…). Lo demás es superfluo. En muchas listas de elementos “MUST”(de páginas bien intencionadas) se incluyen una cuna (probablemente la necesite, pero a largo plazo), un moisés (no de los bíblicos), un móvil de colores alegres (¿de verdad esto es necesario para un recién nacido?), una cuna portátil (¿es que vais a hacer el interrail ahora que aún duele por ahí abajo?), un mueble para cambiar (¿no se puede cambiar en la cama o encima de un sofá?), un porta pañales (?), papeleras (?), 12 baberos (¿por qué 12 y no 16?), leche adecuada a su edad (por el famoso, “por si acaso”), un equipo esterilizador (¿de verdad creéis que es necesario un equipo esterilizador de fluidos para manejar a un niño en casa?¿no veis que es un producto del miedo a las infecciones para vender aparatos?. El niño a las 24h está colonizado por millones y millones de bacterias, hagas lo que hagas. Mantenerlo en un entorno estéril puede ser malo incluso para su vida futura…Agua y jabón, ya hombre), un surtido de biberones y tetinas (O_o), pomadas por el culito (ya estamos), bastoncillos para los oídos (que solamente puden provocar problemas serios. Esto es muy de los padres orificiales que quieren hurgar en las aperturas naturales del bebé. Hay que explicar que aunque los ojos tengan bastones, los oídos no los necesitan), termómetro para el agua (esta es de las tonterías más grandes), termómetro común (si puede ser termómetro en el chupete mejor), cinta adhesiva (?), chupetes, sonajero y un paraguas para el carrito.Además, una luz para su habitación (esto puede ser útil, pero mejor si la tienes en tu habitación, en tu cama y notas cómo respira, su calor, sus latidos, sus movimientos…) y un intercomunicador de vídeo y sonido. En algunas páginas recomiendan también sensores de respiración para quedarte más tranquila. Con lo del vídeo más de uno se ha llevado un susto paranormal cuando capta la frecuencia de un vecino y el niño de la imagen no es el tuyo, y la persona que está a su lado mirándolo tampoco la conoces. Lo dice Friker aquí, por lo tanto es Verdad. Casi nada.

McGyver con media canastilla te hacía un cohete para un viaje a la Luna de ida y vuelta. Y descapotable
 Eso sí, se compra pero queda en la tienda hasta la fecha cercana al parto porque suele dar reparo llevarlo todo por si algo sale mal.

 

Algunos padres no entienden realmente el concepto de canastilla del recién nacido. Ni de vergüenza

En otras ocasiones la “canastilla” la quieren en el hospital. Una vez unos padres en Maternidad me dijeron “¿cuándo nos van a dar la canastilla?”, ya que hace años las marcas comerciales daban unas cajas llenas de productos de sus propias empresas para ya inducir a la compra a los padres.Es una práctica bastante poco ética permitir eso en las maternidades, ya que entre otras cosas se dan sucedáneos de leche, tetinas, etc, haciendo de estos y otros productos una “necesidad”. Como cada vez son menos los hospitales que ceden a ese chantaje publicitario gratuito, las empresas directamente atacan en las visitas previas a las matronas en los centros de Salud o bien vía internet, porque de alguna forma se enteran de que el niño ha nacido o va a nacer y hay que empezar a consumir, pero desde ya. Una enfermera me dijo una vez que ella no repartía publicidad de nadie, y llevaba razón.

Adivina de qué marca es esta canastilla.Lleva toallitas, colonia,crema para el culito,crema hidratante, jabón, topes para puertas, trajeta de felicitación….

El caso es que otro punto de vista es el de los que opinan que cualquier ayuda es bienvenida. Ese es el caballo de Troya y las empresas lo saben. Si consiguen que se den en los hospitales al nacer tu hijo, ¿que va a existir mejor que lo que me dieron en el hospital?Además, dando los datos, permites que te manden revistas de nulo interés científico sobre el cuidado de tu bebé y tu (aunque salgan pediatras, son un panfleto bochornoso) y el círculo de realimentación ya está cerrado.  Las empresas también conocen de la influencia de las redes sociales y el microblogging y patrocinan sorteos en infinidad de blojs de sus productos, incluidos canastillas y cosas así.Aquí teneis una muestra con un MUST HAVE, muy bonita por cierto. En esa misma página comentan las cosas que se llevaron al hospital y no usaron, muy interesante. Además, las puedes pedir entrando en las diferentes webs (Carrefour, Caprabo, El Corte Inglés, etc las regalan). En esta misma web se alegran de que la matrona ya le diera una canastilla con artículos de publicidad. ¿Esto es ético? Pongamos el ejemplo de la página de galletas de dinosaurio para pediatras, que te mandan cajas al hospital si quieres, que para mí no lo es.
A veces uno ve cómo se critica a la ligera por ejemplo a la industria farmacéutica buscando conspiraciones donde no las hay (que no digo que alguna vez las hay, ojo), y en el mismo post se sortea un lote de una marca comercial para cuidar el culito del bebé (nota rápida: los culitos de los bebés no necesitan cremas de entrada).

Dentro del bizarrismo que acompaña a la cultura española, la empresa Navidul regaló el peso en jamón del recién nacido.

En otros casos, existen muchas tiendas dedicadas al cuidado infantil que ofrecen un servicio de canastillas de regalo que puedes confeccionar a la carta para regalo, si es que de verdad quieres regalar una canastilla, que eso es un tema psicológico difícil de explicar.

En general la lista de cosas “necesarias” para cuando vayas al hospital también es curiosa.Muchas páginas dan listas sensatas. Pero otras no tienen desperdicio: pañales (en el hospital por lo visto es que no hay), toallitas húmedas (tampoco hay en el hospital medios para limpiar a los recién nacidos), una manta (vale que quieras llevar la tuya, pero de eso por ahora también tenemos), un gorrito (lo mismo), baberos (¿para qué?), un cojín para amamantar,  etc .Parece ser que en algunos privados no dan nada de eso, ni alcohol, ni clorhexidina. Pues vamos bien pariendo allí pues.

                                        Si tienes ya un cojín molón, entonces sí, que mola mogollón.

El sistema de retención infantil para el coche, unos patucos para protegerse de sus propios arañazos y ropa para el momento del alta suele ser lo realmente imprescindible

Hoy en día a los padres les suelen regalar muchas cosas, especialmente ropa. Ten calma y compra las cosas que no tengas claro a medida que realmente las vayas necesitando. Lo que el niño necesita seguro es alimentarse y contactar con los padres el máximo de tiempo posible, en un ambiente tranquilo. El resto de cosas, que cuestan un dinero y ocupan un espacio, pueden comprarse posteriormente. Si vas a regalarle algo a futuros padres, pregúntales primero qué necesitan y para cuándo, y piensa en la seguridad del niño, no en lo bonito, por ejemplo, no se recomiendan peluches y esas cosas que suelen regalarse en las cunas o donde duerma el niño. En este enlace tenéis unos consejos claros y una lista básica y más que suficiente para preparar vuestra casa y la estancia en el hospital con vuestro hijo.
Si pese a todo queréis regalar una canastilla a unos padres primerizos, no os perdáis el post de No ñoño, donde se describe por qué un ser humano con su capacida de de raciocinio conservada decide regalar eso. Tiene bastante miga y lo suscribo al 100%. Ellos también las fabrican y son muy originales

Lo de Donde dije Siesta digo Fiesta me ha enamorado

 

(Esta publicidad es gratis, que conste. Se aceptan donativos, eso sí. La voluntá)

En Finlandia el gobierno regala a cada recién nacido una caja de cartón que sirve como cuna, con un colchón, saco de dormir, traje para la nieve, monos, termómetro, tijeras y una serie de productos para el cuidado del bebé , desde 1938. Si quieres saber por qué lo hace, pincha aquí

En 2006 quitó el biberón y puso pañales de tela.

El permiso de maternidad en Finlandia es de 1 año y el de paternidad 6 meses. En España 4 meses y el paterno 15 días. Finlandia encabeza la lista mundial de los países en cuanto a nivel educativo. Tal vez por esto, o quizás como consecuencia de mantener a los padres con sus hijos.

Como dice Bruno Mars, no me creas, míralo

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

10 Comentarios

  1. Bueno, eso de que el hospital de santiago es referencia en galicia…. Para empezar la mejor uci neonatal está en Vigo, pero bueno.
    En el Chuvi (de vigo, claramente) nos dieron de todo: pañales, esponjas jabonosas para asear al bebé, bodys, faldones, gorrito y así un largo etc. Por tener, tenían hasta chupetes (en neonatos) por si se necesitaban.
    Por otra parte yo tampoco compré casi nada, además de que muchas cosas me las dieron, otras tantas las compré de segunda mano con un par de usos el resto está completamente sobrevalorado. Lo único que compré nuevo fue el colchón de cuna (cuna colecho hacker total) y porque a mi marido no le daba seguridad tener al bebé en cama con nosotros.Y ya.

  2. Vanessa Mendoza

    Me parece un artículo divertido y práctico, la gente ya no sabe que artilugio vender para ganarse la vida, y muchas veces compramos objetos fácilmente prescindibles. Sobre el cochecito Bugaboo he de decir que en mi opinión es buena marca, me ha ido muy bien. La lactancia materna el mejor alimento que una madre puede dar a sus hijos, y el colecho lo más natural del mudo. Las cremitas de la canastilla siempre vienen bien, en nuestras manos está el seleccionar y descartar los productos que nos puedan servir. El cojín molón me ha hecho gracia, "no soy la única"; anda que… Lo mejor es comprar, o que te dejen, lo indispensable y lo demás según se vaya viendo.

  3. Hola, muchas gracias por este inesperado regalo de Pascua 😉

    A partir de ahora vamos a incluir en nuestra publicidad aquello de "Recomendadas por los mejores pediatras" (es broma).

    Un abrazo!

  4. Bueno, como siempre. Aunque yo caí en el termómetro para el agua (dio igual, seguía discutiendo con el padre por la temperatura), el cambiador (lo sigo usando, que al principio no teníamos ni su cama, y los pañales y demás estaban en su habitación), la cuna y el moisés (en nuestra habitación, y muy bien para que no se estampara cuando ella se acostaba y yo no, y las famosas cremas del culo, que 2 años después sigo sin gastar porque solo las uso cuando veo que lo tiene/n rojo (tengo una niña de 2 años y un niño de 4 meses).
    Por lo demás, de acuerdo, oiga.

  5. Anónimo

    Hola! Que cierto y divertido de leer. Gracias por los enlaces, son tambien muy interesantes.

  6. Hola Inés! Debe ser cosa tuya, yo los veo entrando de forma anónima…

  7. José María, arregla lo de los comentarios! xfa, sigo sin poder leer.

  8. Anónimo

    Muy bueno. Realmente es mejor ir comprando según vas necesitando. Además hoy en día en cualquier lugar te llegan las cosas en 48h pidiendo online.
    Me quedo con el consejo que das, lo que necesitan es el contacto con sus padres, además de cubrir necesidades vitales básicas.
    Me gustaría que hablases sobre el colecho. Tengo un niño de 4 y uno de 1 mes. El 4 aún duerme conmigo y soy tendente al colecho porque me gusta tenerlos cerca. (He cambiado mucho, con el primero lo quería en su habitación pero eran noche infernales de despertares cada hora o 30 min. Fue él el que impuso el colecho, que yo no sabía ni que existía). Quisiera preguntarte, cuándo sería seguro meter al peque en mi cama?
    Al mayor le he intentado sacar pero se pone muy nervioso, llegando al llanto y la pataleta. Quizá esté haciendo mal pero no puedo hacerle sufrir así.
    Me ha gustado mucho también la caja finlandesa, no conocía la historia.

    Un saludo,
    Blanca

  9. Qué me dices? Increíble que existan esas diferencias entre los hospitales, más en Santiago, que es referencia en Galicia. Me parece muy extraño porque los niños nacen a veces de forma inesperada y los padres no tienen ropa, o simplemente no hay padres. Te creo, pero me parece increíble

  10. Anónimo

    Hola
    Muy interesante. Muy cierto casi todo.
    No sé si sabes que en el hospital público de Santiago de Compostela (CHUS) no dan pañales, ni toallitas, ni pijama para el bebé mientras está en el hospital. Yo no llevé nada y cuando subí de reanimación me encontré con que mi familia había tenido q que ir a comprar. Nos dejaron uno mientras, ya ves…
    Cómo ha cambiado todo, verdad?

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: