¿QUÉ ES SER UN BUEN PADRE/MADRE?

La percepción de la paternidad o maternidad es muy subjetiva, y los patrones sociales imperantes tienden a unificarla en unas imágenes estándar, a las que algunos padres aspiran y otros simplemente, no se acercan, muchas veces porque no llegan (los sabidos superpadres y supermadres) y en otras ocasiones porque el modelo elegido no se parece ni de lejos al que la sociedad nos vende. Por otro lado, el papel de padres que creemos representar puede no parecerse en nada al papel que realmente representamos, y la cosa se complica. Lo que sí parece claro es que casi todos los padres creen que lo hacen bien, o muy bien. Todavía no he conocido a unos padres que digan que son malos padres, pero sí a muchos que dicen que son de lo mejor. Eso sí, conocen al mismo tiempo al resto, que lo hacen fatal, porque es bastante fácil hablar de los demás sin ponerse sus zapatos o criticar el modelo que difiere del tuyo. Esto nos pasa a todos, en general, en el día a día. Desde dejar al niño fuera de la habitación porque “no va a estar en la cama”, hasta no dar teta “porque es muy sacrificado”,no salir a pasear con tu hijo nunca o hacer 600 km de viaje con el niño solo atrás en la silleta porque “sí hombre, atrás voy a ir yo” o apuntarlo a actividades extraescolares hasta las 10 de la noche, etc,  el mundo del qué es lo que me da el carné de buen o mal padre/madre es infinito.
Hace poco salió un artículo en JAMA Pediatrics sobre qué creen que es un buen padre (incluye madre también, ya no lo digo más) para un grupo de padres con un niño con una enfermedad grave. En esas circunstancias, poco estudiadas, sus creencias sobre lo que un buen padre debe hacer influye en sus decisiones, y en estas circunstancias, las decisiones sobre el “mejor interés del niño”, tomadas por los médicos y los padres, están influenciadas por muchos factores, como creencias, o por ejemplo, qué se considera que un buen padre haría.

A unos 200 padres les hicieron elegir de mayor a menor importancia, un grupo de 12 atributos que unos buenos padres deberían tener según estudios previos (de niños con cáncer o en cuidados paliativos)


La mayoría creía que lo más importante era hacerles ver que eran queridos; después, estar pendiente de su salud, tomar decisiones médicas informadas, “lidiar” con el personal médico por la salud de su hijo, mejorar la calidad de vida del niño, poner las necesidades del niño sobre los padres a la hora de tomar decisiones médicas, asegurar el confort del niño, estar a su lado, etc. Llama la atención que la más valorada es hacer ver al niño que siente el amor de los suyos y que es querido. Es uno de los sentimientos que debemos tener con nuestros hijos, quizás el más importante para su vida futura, y ese sentimiento no se compra. No basta con bañar a tu hijo los domingos o ver cómo los visten por la mañana. Hay que darles todo el amor posible, no solo en situaciones tan difíciles como las del estudio referido. También es curioso que el que tenga una vida lo más larga posible y enfatizar en su bienestar espiritual estén en las últimas posiciones.
Pero este estudio vas más allá y encuentra hasta 4 patrones de  padres según la priorización de estas posibilidades: un grupo de padres que destaca que sus hijos se sientan queridos por encima de lo demás (el más numeroso), otro  en el que destacan la salud del hijo, otro que pone en primer lugar las gestiones y las decisiones informadas y otro que cree que el plano espiritual es lo más importante.
El grupo que se interesaba más en la salud de sus hijos tenía de forma significativa más dificultades económicas y menos formación, mientras que lo que creían en la importancia del plano espiritual, estaban más casados, tenían menos estrés en los test realizados y tenían menos problemas económicos.
Ninguno de estos ítems, ni la suma de todos, nos dice qué es un buen padre. Quizás sea imposible saberlo, solamente el niño lo sabe, y a veces, en casos extremos de parentalidad negativa, el niño ve a sus padres como los mejores del mundo, pese a todo.
Como dice un sabio amigo, ser buen padre es preguntárselo a uno mismo y no estar nuca satisfecho totalmente con la respuesta.
En este enlace, la historia de un padre que se dio cuneta casi al final que podía ser padre.
Os dejo con el artículo de Jama Pediatrics

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

10 Comentarios

  1. Anónimo

    Hola! Me pregunto constantemente cómo hacerlo mejor. Queremos a nuestra hija y hemos cambiado de país porque creemos que en el nuevo (me salto los detalles) va a estar mejor. Añoro muchas cosas… pero lo importante es que tenga buenas alas. No somos los mejores y no somos super-padres. Nos equivocamos y tratamos de aprender. Lo hacemos lo mejor que podemos, como todos. No me dedico a juzgar a los demás (suficientemente conmigo misma). Creo que la mayor parte de los padres hacemos lo que podemos con lo que sabemos, lo que somos, lo que nos toca… Me siento infinitamente afortunada por ser madre y cuando el día es difícil pienso en aquellos que quisieran, pero no tienen la suerte de tener niños… Saludos para todos! P.S. El blog es estupendo. PS. II. Creo, humildemente que generalizar es, con frecuencia, peligroso e injusto… pero probablemente me equivoque 🙂

  2. Anónimo

    Muy difícil responder a esta pregunta. Creo que sólo la podrá responder mi hijo cuando tenga más edad.
    Yo sólo tratato de no fallarle, de respetarle aunque sea pequeño, de dejarle desarrollarse y enseñarle lo poco que yo sé de la vida. Quisiera que no se se sintiera obligado a pensar como yo cuando sea adulto o adolescente. Que sepa que le quiero incondicionalmente y me gustaría hacerle sentir válido e importante en mi vida y en la suya.
    Eso es lo que a mi me importa. Por supuesto alimentarle,… pero sobre todo respetarle.
    Blanca

    • Hola Blanca, creo que lo de sentirse querido incondicionalmente es lo más importante que podemos darles, que no implica corregirle, sino quererlo de la forma que es.Lo demás, pues es más secundario
      Un beso!

  3. Hola, que poco te prodigas por el blog últimamente. Me quejo porque este blog me hace pasar buenos ratos y de paso aprendo algo.
    A mí me pasa parecido a Olga y Limonerías. Siempre me parece que no lo hago bien, o al menos, no lo suficientemente bien. A veces dudo, si nunca castigo, estoy educando? Si les dejo elegir, pueden salir con pijama a la calle? O con pantalones cortos de verano en el Pirineo en invierno? Su concepto de elegancia y de confort térmico difieren del mío.
    En fin.
    A ver si nos sorprendes con una entrada sobre el colecho, de esas que me gusta enseñar por ahí (a mi suegra, por ejemplo).

    • Hola Inés! Yo creo que es una pregunta de difícil solución y que no admite un si o un no de forma rotunda casi nunca…
      A veces no escribo porque no sé si lo lee alguien o si solo molesto, pero pronto escribiré algo, y lo del colecho me lo apunto 😉

  4. A mi también me ha sorprendido la afirmación sobre lo de buenos padres. Yo, por mi parte, sí he de decir que sí es cierto lo de: "sí conoce a alguien que lo hace mal o peor.." jejejj, ésta, amigo mio, si. Para qué engañarnos, esto de la crianza es muy extenso y variopinto y las decisiones de uno no se parecen en nada a los del vecino.

    Volviendo a la afirmación de que todos los padres se creen buenos padres… pues no sé… Lo que sí he oido y yo también confirmo es no saber si se hace bien o mal, pero que se ha hecho lo mejor que se ha podido (un padre siempre lo dará todo por sus hijos, hasta dónde llega ese todo ya depende de cada uno..). Esto precisamente no denota superioridad, sino la modestia y la disculpa de no saber si va bien

  5. Juan Martínez Uriarte

    La mayoría de la gente cree que conduce (su vehículo) mejor que la media. De eso estoy seguro. La autoestima nos puede a veces.

    Como padres no lo sé. Uno quiere hacerlo no bien, sino perfecto. El tiempo te demuestra que lo intentas hacer lo mejor puedes o sabes, pero que no siempre es así. En cualquier caso tener hijos es maravilloso. Lo recomiendo.

    Respecto al artículo sólo quiero recordar una expresión, el término actuar 'con la diligencia de un buen padre de familia'. Me gusta esa expresión, como forma de expresar aquello que un buen padre/madre haría, algo que sería de sentido común respecto a sus hijos. Es un término del Derecho Civil, q proviene de los romanos , y expresa la obligación de actuar con el debido cuidado en todo aquello que hacemos, extremando todas las precauciones con la finalidad de que nadie sufra daño alguno, como haría " un buen padre de familia".

    Me ha gustado tu entrada, Jose, me ha hecho pensar. De eso se trata.

  6. A mí me ha pasado igual que a Olga, me ha sorprendido esa afirmación. Yo, como tu amigo sabio, me pregunto a mí misma si soy una buena madre y nunca estoy satisfecha de la respuesta…

  7. Hola Olga! Yo creo que la mayoría de los padres creen, o al menos afirman, que lo hacen bien, por lo menos mejor que aquel o el otro. Es un tema muy conflictivo para opinar porque se hieren muchas sensibilidades….

  8. De verdad la mayoria de padres se considera buenos padres?…me ha sorprendido la afirmacion…yo todos los dias me pregunto como lo estamos haciendo, y todos los dias siento que lo hago mal…

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: