HIPÓCRATES Y SUS AFORISMOS: LOS NIÑOS

No hay texto sobre Hipócrates que no diga que es “el padre de” algo. Le salen paternidades putativas por doquier, ya que cada especialidad, incluso subespecialidad, trata de buscar en las fuentes griegas o romanas un adalid de su causa, de forma que si ahora surge una especialidad de reparación de flagelos espermáticos, Hipócrates ya comentó algo sobre el tema. Quizás sea porque es el padre de la Medicina, en general (ya no lo digo más), y aunque formalmente se encuentren a otros autores, siempre hay una tendencia a buscar qué dijo Hipócrates delomío.

Sucesor de Hipócrates

Hipócrates de Cos son un grupo de autores (suena raro que sean un grupo) que escribieron sobre Medicina en la Grecia desde el siglo V antes de Cristo y posteriormente. Practicaba una Medicina basada en el proceso racional de la observación y el estudio de las dolencias, alejándolas de causas mágicas o de caprichos de los dioses. Basta recordar el post donde achacaba a la epilepsia un origen alejado de la divinidad… La influencia en la Medicina es tan enorme que muchas prácticas hasta el siglo XIX estaban basadas en ellas, y aún hoy muchas se siguen  apoyando en Hipócrates, aunque creamos que no porque también hay una App en Applestore sobre el tema o en un congreso la gente era muy experta.
Existen 87 libros, el Corpus Hippcraticum, aunque quizás  os suene más el Juramento Hipocrático, que se jura al terminar la carrera de Medicina, y que muchos juran cruzando los dedos porque saben que no lo van a cumplir (ay ay, lo que ha dicho). En ocasiones, al alguien se le disloca el hombro, y le realizan la maniobra hipocrática, para volver a colocárselo.Si alguien te dice que tienes cara hipocrática, mal asunto. En otro de sus libros, Sobre Aires, Aguas y Lugares, explica cómo el médico debe conocer esos elementos en la zona en la que trabaje para conocer las dolencias particulares de cada lugar.
En el libro  Aforismos, hay  reflexiones cortas sobre la Medicina,al estilo de: “Los que están más gordos de lo que por naturaleza les corresponde mueren más rápido que los delgados” así hasta casi 600,  y en ellas hay varias referidas directamente a los niños, que por supuesto están más que superadas hoy en día,¿ o no?

1. “Cuando llega la época de la dentición, sobreviene prurito e hinchazón de las encías, fiebres, convulsiones, diarreas, sobre todo al romper los colmillos, principalmente si los niños están robustos y padecen estreñimiento”.
Ya vimos en los mitos sobre los dientes cómo de estas apreciaciones aún derivan en echar la culpa de cualquier fiebre, diarrea, etc, a los pobres dientes. De hecho, venden mordedores para calmar a los niños (algunos dicen que duelen al salir. Dicen, porque no está demostrado), y hace 100 años aún eran los causantes de la elevada mortalidad infantil, incluso de la epilepsia.Están saliendo durante años, una excusa perfecta.

2. “Ved lo que ocurre respecto a las edades: en la infancia primera suelen padecerse insomnios, terrores, aftas, vómitos, toses, inflamaciones umbilicales y otorreas”.
Aquí se hace un compendio rápido de la pediatría que ni el libro verde de la Paz lo resume mejor.

3. “Cuando la edad es algo más proyecta y los niños se acercan a la pubertad, se hallan expuestos a todas las enfermedades antedichas (inflamaciones tonsilares, la luxación anterior de la segunda vértebra cervical, el asma, los cálculos, las lombrices y ascárides, las verrugas pediculadas, la satiriasis (parotiditis), la estranguria, las escrófulas, las paperas y tumores y además a largas fiebres y epistaxis o fluxiones sanguíneas”.
Faltó incorporar ser un/a Gemelier para dejar la descripción completa
4. “También según los tiempos, los niños y jóvenes se encuentran perfectamente en primavera y al entrar el verano y parte del otoño, y los adultos en lo restante del otoño y el invierno”.
Aquí la máxima según la cual las urgencias pediátricas se llenan en el inverno, y en verano están más tranquilas.

5. “La mayoria de las enfermedades de los niños hacen crisis unas a los cuarenta días, otras a los siete meses, algunas a los siete años y bastantes llegan hasta la pubertad. Las que no terminen para esa época o, en las niñas, al presentarse la menstruación, suelen prolongarse indefinidamente”.
Aquí una de las ventajas de la pediatría: la mayoría de los niños se curan, aunque algunas enfermedades les acompañan hasta su vida de adultos.
6. “Los viejos llevarán fácilmente el ayuno; después de ellos siguen los que se hallan en la edad adulta; los adolescentes no pueden tolerarla y mucho menos los niños y, entre ellos principalmente los que son muy vivos”.
Este aforismo deberíamos colgarlo en todo niño susceptible de una intervención quirúrgica sin hora clara de inicio. Los niños toleran mal el ayuno.
7. “Los niños que padecen de epilepsia, se curan con el cambio de edad, de costumbres, de vida, clima y región”.
Aquí se ve que muchos niños que convulsionan, por ejemplo las convulsiones febriles, mejoran con la edad.

8. “A los muchachos les vienen convulsiones cuando, siendo la calentura aguda, el vientre no purga y están desvelados, tienen espantos y lloran y se les muda el color, y se les hace pálido con mezcla de verde, o amoratado o encendido. Estas cosas suceden prontísimamente a los niños, desde que nacen hasta los siete años. Los que ya son más crecidos y los que están en la edad varonil no tienen convulsiones en las calenturas, salvo si se les agregase alguna de las señales vehementísimas y muy malas, como sucede en los frenéticos”.
A mi me enseñaron que las convulsiones febriles típicas abarcaban desde el 6º mes a los 6 años. Como dice el aforismo, luego no suelen convulsionar con fiebre, salvo que estén asociadas a procesos graves infecciosos.

9




10








  

“Las orinas negras en los varones y en las mujeres son muy malas. En los niños lo son igualmente las aguanosas”.“Los que están creciendo tienen la mayor cantidad de calor innato; necesitan por tanto la mayor cantidad de alimento, porque si no, el cuerpo se les consume”




Para el próximo post repasaremos los Aforismos referidos a las embarazadas, que no dejaran indiferente a nadie.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

5 Comments

  1. La capacidad de observación y de experimentación son partes fundamentales de los que quieren avanzar. La información (internet,…) nos da capacidad, pero como falte el resto mal vamos.

  2. De la herencia de Hipócrates no deberíamos renunciar a su extraordinaria capacidad de observación.
    Genial post, gracias!

  3. El comentario al aforismo n°6 es acertadísimo. El post genial!

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: