GOYA, LA TALIDOMIA Y SCARLETT JOHANSSON

Es curioso que el Arte no haya representado, al parecer, a ningún niño con focomelia  hasta hace pocos años. La focomelia es una malformación de las extremidades en las que al nacer faltan los segmentos más cercanos al cuerpo, es decir, quedan en ocasiones las manos y los pies pegados al tronco.La etimología del nombre es más aclaratoria (“miembros de foca”), por si no os hacéis una idea.

 

Tras la catástrofe de la talidomida, en la que este medicamento se dio a embarazadas para los vómitos del primer trimestre desde 1957 y posteriormente se comprobó este efecto teratógeno en los niños, el término por desgracia se ha hecho más común. Aunque parezca increíble, han pasado más de 50 años para que la empresa responsable se disculpara públicamente.

Escultura de 2012 en homenaje a las víctimas tras perder los juicios y litigar 50 años. Muy creíble
Dr Lenz. Lo clavaste muchacho

Pues bien, en 5 años se comunicaron más de 3000 malformaciones de este tipo, cuando antes eran extremadamente raras (incluso ausencias completas de los miembros), pero no fue hasta los años 60, cuando el  pediatra, Lenz, y un ginecólogo, McBride, (cada uno por su cuenta) consiguieron asociar y denunciar la relación de la talidomida y los niños con focomelia, y con más defectos a otros niveles (cardiaco, renal, etc). Se cree que ha afectado a más de 10.000 niños.En EEUU nunca se aprobó su uso (la FDA se negó al no haber pruebas de seguridad, aunque hubo 14 casos por “muestras” que el laboratorio repartió ilegalmente en el país). En España se tardó casi 3 años en retirarla del mercado. Olé ahí.

Parece que Francisco de Goya, famoso director de cine y pintor en sus ratos libres, ya dibujó a un niño con focomelia o algún otro tipo de displasia ósea en el siglo XIX, en la obra titulada “Cosa rara”, que es la imagen del inicio del post. La creó entre 1803 y 1812 y pertenece al album “Bordes Negros”, que está depositado en el Louvre (París, lo digo porque hay otro en Lens). Parece que se trata de un lactante con una focomelia, incluso con afectación de las manos y los pies, ya que parece que le faltan algunos dedos. Lo enmarca en el negro de la madre para darle realce y lo enseña a dos mujeres, mostrando la situación de minusvalía del niño.
Ya que estamos con Goya, y con esto de la Pediatría, veamos el cuadro de “Saturno devorando a sus hijos”

Siempre pensé que era Juan Tamariz
No se ha confirmado que Scarlett Johansson se inspirara en esta obra

famoso cuadro de Goya detodalavida, en la que Saturno, no por haberse intoxicado de Pediasure, sino para no ser destronado por sus hijos, se los va comiendo. Un padrazo como alegoría del paso del tiempo. Este aún es de Goya, por ahora, porque este “El coloso” hace poco que se sabe que no es suyo, sino de Asenjo Juliá.

Esto es mejor que la vacuna, dónde va a parar

Goya pintó a muchos niños. En “El garotillo”, parece que una persona intenta extraer las membranas que provoca la difteria en la garganta un niño para que no se ahogue.

Menos mal que el cuadro lo paga mi padre, si no, me pone hasta unos cuernos
En “Manuel Osorio Manrique de Zúñiga” (1788) Goya representa a 3 gatos tras el niño mirando con malas intenciones a una urraca atada a la mano del niño, que tiene 4 años. Se cree que representa la fragilidad de los niños en esa época, tan acechados por la mortalidad infantil que estaban en un continuo peligro.

Si quieres conocer un poco más sobre la historia de la talidomida y sus indicaciones actuales,  visita este enlace
Talidomida, una historia inacabada

Os dejo con un pequeño documental sobre la talidomida

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 Comentarios

  1. Buenas noches! Se nota que estoy desentrenado xq no veo a Scarlett por ninguna parte… Un placer vover a leerte!

    • Anónimo

      En el cuadro de espaldas…, es que hay una foto por ahí parecida de esa actriz. Dicen

  2. Vaya, que alegría, pensaba que el blog se había jubilado. Estaba enganchada, ahora que había conseguido dejarlo!….

  3. Enhorabuena por la vuelta de "Mi reino por un caballo" tras el verano.

    La entrada me ha recordado este artículo http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/10/18/actualidad/1382124838_004545.html , parece ser que había un español (emigrado a Alemania, ¡cuánta actualidad!) detrás de la investigación de Lenz.

    Un saludo y un placer volver a leer las entradas de este blog

    • Gracias Guillermo! Me ha encantado el enlace, no lo conocía. El placer es mío porque con el tuyo aprendo pediatría de verdad, no anécdotas como en el mío 😉

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: