LOS GASES DEL RECIÉN NACIDO, OTRA PATRAÑA

Los gases en el recién nacido son una patraña. Así de claro, por lo menos como causa de todos sus males. Vamos a concretar un poco más.

No vamos a hablar del cólico del lactante, que suele iniciarse a partir de los 15 días de vida, y del que muy poco se sabe sobre su causa. Si queréis decir que una de ellas son los “gases mal expulsados”, pues nada, me parece bien, yo apostaría más por decir que mejor es porque los unicornios existen. Las dos cosas están igual de demostradas y si echamos la culpa a los gases, pues perfecto, al menos no existe ninguna asociación a favor de ellos que se enfade. Pero siendo realistas, no se conocen las causas del cólico del lactante, y demasiado hacemos con distinguirlo del resto de cuadros clínicos en esa época como para saber la causa de un cuadro tan complejo de visu.
Por eso, me quiero referir a “Los Gases”, como el mayor problema de los niños en Maternidad de los hospitales públicos de España (en los privados asumo que más de lo mismo). Estos niños suelen tener entre 1-2 horas y 4-5 días, y pasando visita a los niños sanos de la maternidad, todos los días me dicen que si esto o aquello que le pasa al niño es por los “gases”. Partiendo de la base de que los gases son necesarios para vivir, especialmente los que llegan a los alveolos capilares, difunden a la sangre y llegan a las células (son las células las que verdaderamente respiran), los gases no aparecen en mis libros ni en el Pubmed he encontrado referencias a ellos. Puede ser desconocimiento, lo admito.Tampoco ha hecho la búsqueda en Chino, quizás allí lo tienen claro.

Yo sí que tengo gases

Por suerte en un porcentaje inventado cercano al 99% cuando me dicen que un recién nacido tiene gases lo que suele tener es hambre. Mucha hambre. HAMBRE con mayúsculas, no el hambre al que la mayoría de adultos están acostumbrados, hambre social. Suele darse la dupla de que el niño tiene gases porque llora mucho, y así entramos en un círculo vicioso del que es difícil salir. Casi siempre tienen gases los que más en la cuna permanecen; en ocasiones, cuando no se agarran a la teta les comentó que solo las crías de camaleón son capaces de agarrarse a 2 metros de distancia (entiéndase la ironía, que el camaleón es un reptil y no se agarra nada más que por vicio. Todavía nadie me ha comentado eso de que los reptiles no dan el pecho, la LOGSE hizo mucho daño).

Y un niño con supuestos gases (hambre los llamaría yo) está muy irritable, hasta tal punto que puede parecer que le pasa algo de importancia. Ese es uno de los peligros de llamar “gases” a un niño que llora de tan corta edad: ¿cómo sabe la gente que son gases, si es que existen?Teniendo en cuenta la escasa gama semiológica que un recién nacido aporta, ¿cómo se atreven a asociar el llanto a “gases”? Y con esto meto a muchos compañeros que te venden la historia de los gases como verdad suprema (alguno te vende hasta un libro si te dejas). Ya en el cólico del lactante de niños más mayores uno de los items es descartar otro cuadro, como para tenerlo descartado de entrada en un niño de 1-4 días.
Siempre que me llaman para los gases de un niño los engancho a la teta, especialmente a la de su madre, para no crear más problemas. Romper la asociación tiene gases-pidecontinuamente-llora-córtaleelfrenillo es difícil, pero no imposible. En algunas ocasiones, por desgracia, los llamados “gases” son algo más que hambre. Por ejemplo: una torsión testicular, una meningitis, una invaginación, una herida corneal, una fractura de clavícula…Leo por ahí descripciones para padres de niños tan pequeños dando la seguridad de que lo que le pasa al niño son cólicos o gases que me quedo pasmado. Creo que siempre que un niño de tan pocos días es acusado de tener gases (gases en su cuerpo debe tener, ya te lo digo yo), hay que pensar muy bien en qué síntomas daría algunas otras patologías (o no, como un pañal mal puesto, que le puede producir mucha incomodidad, o el tapón de una aguja dejado por error en la cama y que le presione en la espalda). Si alguien me dice que claramente son gases por la clínica, me descubro, es mi ídolo. Le auguro una erupción dentaria llena de calamidades, flatulencias, fiebres y diarreas. El tema de que toma muchos gases si no se agarra bien o si toma mucha aire, pues que queréis que os diga, son buenas historias, pero no está claro que sean parte del problema (aunque sí parte del negocio).En todo caso, remediar eso no le vendrá especialmente mal, si es que en algo le ayuda.

En mi caso los gases siempre han sido un problema importante

Cuando un bebé tan pequeño llora por “gases”, por ahora siempre se ha calmado comiendo, y el que no lo ha hecho, tenía alguna enfermedad (ej fractura de húmero, úlceras bucales, enfermedad por reflujo gastroesofágico).
Los gases en los recién nacidos están para quedarse. Al nacer los ” gases” aún no han llegado a las partes más distales del intestino y poco a poco van avanzando hasta llegar al ano. Por otro lado, los senos paranasales no suelen estar aireados y por mucho que queramos se llenarán de “gases”. Doctor, mi hijo tiene gases en los senos paranasales. Qué tragedia.

De esto viene el segundo problema, el tratamiento. En nuestra Maternidad corría el aerored como si fuera una boda, y se lo daban a cualquier niño que llorara mucho (cuando el niño que no come bien, en general, llora), normalmente con escasos resultados. Luego hubo un periodo en el que ya nos hicieron caso y desapareció, aunque a veces lo veo escondido en recovecos. Me molesta algo: si un niño está irritable quiero que me lo digan. Al menos que el diagnóstico de “”gases”” lo haga yo o un compañero, ya para valorar yo la credibilidad del diagnóstico. Voy a mirar a ver si encuentro algún bote de estraperlo. Maldición, lo he encontrado y las claras, sin disimulo (es la foto inicial)

Y del aerored hemos pasado a la sacarosa al 20%, que parece que no se soporta que un bebé llore lo más mínimo. Eso sí, no le duelen sus carnes ante esa analgesia gratuita. Es ideal para perforar los lóbulos orejiles.
De ahí se pasa al nosequé digest y tralarí-anticólico, empezando la cadena de violencia que acaba en cambiarle la leche cada 15 minutos hasta encontrar la que le va bien. Ideal.

Si el recién nacido además es de los que no eructan ni aunque le des un masaje cardiaco por la espalda, pues horror y pena. El niño no expulsa los gases como diagnóstico del CIE-10, voy a tener que poner en los informes. Empecemos a cambiar todo hasta que poco a poco el reflejo gastrocólico se atenúe o se alimente mejor, o se le “enchufen” los biberones. Añadamos más medicaciones de dudosa eficacia como la enterosilicona (aerored y similares) o démosle infusiones (he leído por ahí, que darle infusiones a un recién nacido no es peligroso…).

Efectos secundarios de dar tantas infusiones a los niños

Si ya nos va el tema de visitar la farmacia, pues algún producto homeopático (excluida el agua en vaso, que renta poco) tipo kolikind, que mejorar no mejora nada, pero ya te sientes que haces algo.

Desde luego que daño no le hará, salvo que sea Un Gremmli y le estés dando agua sin querer

Repito: a esta edad todas estas actitudes me parecen peligrosas. En ocasiones el uso de otras sustancias, como el anís estrellado, pueden crear incluso intoxicaciones. De todos es conocido que algunos pediatras tienen su “pócima mágica”, ya sea algún antihistamínico clásico que seda un poco, ya sea solución de Marfan…

Qué sabrán los pediatras! 5 bolitas debajo de la lengua (las medicaciones DEBAJO DE LA LENGUAson mágicas)

 

Este es un pionero: fórmula de Marfan, Aerored y leche especial….si no lo nominan al Nobel, falta poco

Los recién nacidos no están diseñados (entiéndase) para echar los gases tras cada toma. No  es algo obligatorio, la verdad, y en parte lo hacen porque el esfínter de entrada al estómago está más laxo que en épocas posteriores y si lo ponemos en posición vertical son capaces de escapar hacia arriba. Muchas madres dicen que tienen gases porque al darles de mamar, notan como se mueve el intestino y lloran. Eso es el reflejo gastrocólico ya comentado, y va desapareciendo con el tiempo. Si es verdad que los gases existen, supongamos, se debería dar de comer al bebé todo lo que quiera y sin horarios, no esperar a que llore para alimentarlo, o que lo haga con tanta ansiedad que se llene de aire ambiental (si es que eso existe), cogerlo cuanto más mejor y si persistieran los síntomas (ya estaríamos fuera del periodo de ingreso en Maternidad), acudir a su pediatra. No sabe mucho, pero normalmente lleva gran parte de su vida dedicado a eso, algunos ni lo piensan.
Si quieres saber más sobre todo esto, no te pierdas este enlace

Leyendas pediátricas: el cólico del lactante es porque tiene gasesY siguiendo con otras cosas de las que no se saben las causas….

 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

17 Comments

  1. Camilo

    Es bueno ponerle un poco de humor,sarcasmo e ironía al tratamiento de algunos temas.Pero esta nota,supongo en su afán intelectual o entusiasmo literario,abusa de recursos y humoradas que me han hecho confundir un poco más de lo ya estaba,sobre este tema.Se apreciaría mucho que lo tuviera en cuenta para la próxima,ya que no todos los lectores somos del mismo nivel intelectual ni poseemos la misma información previa sobre los temas propuestos.

  2. Entonces.la culpa realmente la tienen los i pediatras que diagnostican esos gases y dan los medicamentos….pero claro…si un.bebe se le pone la barriguita como una piedra, notas movimientos por su barriguita y hasta en la espalda, le das masajes y se tira pedetes y ni tan siquiera duerme bien.ni de noche ni de día…..y eso revisado.por varios pediatras sin que le encuentren nada, y matronas incluido llendo todas las semanas al taller de lactancia y comprobado que se coje y.mama bien….pues será cosa de pedirles explicaciones y mostrarles que son unos inútiles incompetentes…gracias por esta gran lección.

  3. Ustedes no tienen gases?si,yo también,pues un bebé también y los gases son molestos
    .

  4. Qué gran blog. He puesto mi matrimonio en serio peligro: mi mujer ha estado siempre decidida a dar infusiones, aerored, remedios homeopáticos e incluso llevar a un curandero a nuestra pequeña recién nacida, y yo siempre oponiéndome hasta la discusión y la bronca. Simplemente abrazando a mi hija fue mucho mejor que todas esas porquerías y acabo de encontrar un lugar donde me confirman lo que siempre sospeché: que si mi pediatra no veía nada ni yo tampoco observándola (no mirándola) durante horas, probablemente nuestra amable vecina que solo había visto a nuestra pequeña por las fotos del whatapp tampoco estaría muy cualificada para tratarla.

  5. Betitres.

    Los gases son los padres.

  6. A nosotros la enfermera nos dijo que el enano tenia la barriga como un tambor y cierto era que parecía un globo. Nos recomendaron colimil, blevit digest e incluso unas gotas de apiretal si estaba muy mal pero de todo esto solo le di lo primero (hasta q se acabaron los botecitos de la caja) y de bblevit un sobre de muestra. Desde que es capaz de expulsar gases él solo no hemos vuelto a verle mala carita al peque, criatura, nunca lloró pero se retorcía como si no hubiera mañana, incluso un rato después de comer.
    Ahora que no quiere el pecho de noche la enfermera nos ha dicho que son gases…. y gases no son. Pero para ella todo es llevarme la contraría, cuando yo le decía que encogía mucho las piernas cuando le costaba expulsarlos me preguntaba que como sabía que eran gases y ahora que le digo que ya no tenemos ese problema me dice que sí los tiene… quien la entienda que la compre.

  7. Sustitúyase Aerored por Blevit Digest y sale un retrato perfecto de la unidad neonatal de mi hospital.

  8. Hola, al poco de nacer espezó con los "cólicos del lactante", según varios pediatras, el pobre lloraba desconsoladamente y sólo se le pasaba cuando se tiraba el pedete de rigor. Con bien dices se oía el ruido en el intestino y a los pocos minutos pedete y se relajaba y a dormir. Así toda la noche por al rato se despertaba para comer, se dormia y vuelta a empezar. a los tres meses se lo comento a su médico y tb alguno de urgencias, ya desesperada y con un sueño que no podia con mi cuerpo, y me vuelven a decir que son cólicos del lactante. 3 MESES tenía el peque!!!! Seguimos 3 meses más, yo le notaba la barriba muy hinchadita, pero … madre primeriza y neurótica!!! (pq cada vez que lo comentaba me decían "¿es el primero?" y yo cpontestaba "Sí" entonces media sonrisita del facultativo en cuestión), bueno … a los seis meses de vida seguimos igual, diagnóstico …"todavía pueden ser gases del lactante". ¿COMORRRRR? Mi desesperación en aumento. seguimos sin dormir, pero nos resignamos. Probamos todos los medios que nos indican, aerored, kollikind, blivit digestive, … el pino puente, poner velillas a todos los santos, pero na de na. Al final un día desesperada, en esto el cría ya tiene un año, vamos a un pediatra q nos han recomendado y al explicarle lo que le pasaba la crío nos manda hacerle unas preubas, las primeras en 1 año ir a su pediatra y a urgencias, … Bueno al final intolerancia a la lactosa y al huevo!!!! y esta mi historia con los gases y los cólicos del lactante. REalidad o ficción no lo sé. Pero algo siempre hay.

  9. Anónimo

    Totalmente de acuerdo con Raquel. Mi hijo tenía la tripa como un globo, y estaba enganchado a la teta a todas horas y de los brazos no salía. Se abusa de los medicamentos y otros potingues pero la patología como tal claro q existe.

  10. Anónimo

    Yo a mi hijo en la revisión de los 15 días, comenté al pediatra (de la vieja escuela) "lo de los gases" (lo confieso). Me fui de allí con un variado de medicinas que ahí tengo criando polvo. Para el ESTREÑIMIENTO, Aerored, etc. Los compré como una pringada pero al llegar a casa y leer el prospecto, ni se me ocurrió usarlos!

  11. Todo esto me parece muy bien.pero si una bebe de 20 dias tiene la barriga hinchada como un globo, cuando la tiene mas hinchada echa lo que come, es una máquina de pedos y eructos, esta relajada ycuando le escucho movimiento de gases en su cuerpo sealtera o despierta ycambia su carita…no son gases???Puedo estar de acuerdo en que se abusa del termino y de los medicamentos,pero que no existan los gases como patología?

  12. Todo esto me parece muy bien.pero si una bebe de 20 dias tiene la barriga hinchada como un globo, cuando la tiene mas hinchada echa lo que come, es una máquina de pedos y eructos, esta relajada ycuando le escucho movimiento de gases en su cuerpo sealtera o despierta ycambia su carita…no son gases???Puedo estar de acuerdo en que se abusa del termino y de los medicamentos,pero que no existan los gases como patología?

    • Entonces en ese caso el bebé probablemente tendrá algún problema que se debe investigar, diagnosticar y tratar. La culpa sigue sin ser de los gases.

  13. Me ha encantado el post… Ya cansa un poco achacar todo a los gases… o a los dientes… o a los gases y los dientes juntos. Parece que todo necesita una explicación en esta vida y eso, nos está llevando a medicalizar la infancia de nuestros hijos

  14. Juan Mt. Uriarte

    Interesante artículo.
    Empecé a leerlo con mucho interés , porque en el título pensé que te referías a los gases en sangre, es decir a la gasometría o sea al equilobrio ácido-base, y estaba anonadado. pero no, se trataba de otros gases menos…nobles, digamos.

    En medicina siempre hay conceptos que vienen bien a la gente, (y a algunos médicos también, ojo) para referirse a ellos como supuesta causa de signos, síntomas, comportamientos, variantes, etc sobre los que se exige conocer causas últimas

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: