En Pediatría es frecuente escuchar frases como ” mi hijo tiene la 5ª enfermedad” o “tiene la 6ª enfermedad”,  y quedarse tan tranquilos.No se trata del número de procesos que el niño está teniendo, sino del nombre antiguo de algunas enfermedades que aún perdura.
Pero, si existen la 5ª y la 6ª,¿cuáles son las primeras?¿hay más? ¿se salta la número 13, por aquello de la mala suerte? ¿las pusieron los americanos, tan dados a llamar a las calles con números?
Vamos con las primeras, ya poco conocidas de esta forma.  De hecho,  no es nada corriente decirle a unos padres que su hijo tiene la 1ª enfermedad, la 2ª, la 3ª o la 4ª. Pelín pedante uno debe ser (solamente no se es pedante por lo visto con la 5ª y 6ª)
Con el auge de la microbiología a final del siglo XIX y principios del XX, se fueron delimitando varias enfermedades exantemáticas infantiles.La 1ª y 2ª enfermedad corresponde a la escarlatina (fiebre y exantema “rugoso”, hoy en día con menos complicaciones que antaño) y el sarampión (casi siempre benigno, hay casos graves aún hoy), aunque no se sabe bien cuál de las dos es la primera y cuál la segunda. Aunque parece que se describieron en el siglo XVII, existen referencias mucho más antiguas. Para más confusión, en algunos países como Alemania, se confundía el sarampión con la 3ª enfermedad, la rubéola (“sarampión alemán”, “sarampión de 3 días”, especialmente peligrosa en el embarazo). Ya si pensamos que la vacuna de la triple vírica lleva sarampión, rubéola y parotiditis, liamos más la cosa.

1ª? Sarampión
             
2ª? Escarlatina
3ª Rubéola

A medida que se descubrían nuevas enfermedades, o se delimitaban o se encontraba su agente causal, se fueron añadiendo, con un número de orden (el 1º y 2º ya estaba pillado).
La 4ª enfermedad, tiene más debate. Actualmente se considera que la enfermedad de Dukes-Filatov (descrita a finales del siglo XIX), que es como se llama,  no es una enfermedad independiente, sino el síndrome de la piel escaldada estafilocócico o una variante de rubéola o escarlatina.Vamos, que se describió en plena fiebre de las descripciones, pero nunca se ha encontrado el germen, por lo que esta sí que es historia de la medicina.

1,2,3?….14 si os parece…

Por lo tanto, si creemos que se numeraron según cuando se fueron delimitando estas enfermedades exantemáticas, el número depende de la posición.
Así, la 5ª enfermedad corresponde al Megaeritema Epidémico (provocado por el Parvovirus B19), caracterizado por un eritema en bofetada en la cara, con fiebre elevada y curso usualmente benigno,  y la 6ª enfermedad es el Exantema Súbito o Roséola Infantum, causado por el virus del Herpes tipo 6 (cuadro de fiebre elevada, irritabilidad, y tras varios días, cese brusco de la fiebre y aparición del exantema), ya caracterizadas a inicios del siglo XX.

5ª Megaeritema epidémico

 

6ª Exantema Súbito

Posteriormente cada vez se descubrieron más y no se siguieron numerando (como dice Bono), aunque la 5ªy 6ª enfermedad aún se mencionan de esta forma de vez en cuando.
.
Para los que no entiendan la foto anterior,mirad esto

Nada, pues ya están enumeradas. Acordaos de la 4ª enfermedad, ya veréis que risas cuando se lo preguntéis a vuestros médicos o compañeros. Para más inri, en la escarlatina está el signo de Filatov,que es de la escarlatina,  2ª(o la 1ª, según cómo quieras definirla) y no de la 4ª. También el signo de Koplik del sarampión se llama de Koplik-Filatov,por si lo teníais claro.

Está claro que a la hora de numerar del 1 al 4, el chiquichiqui tuvo más éxito entre la población