DE “MONSTRUOS” A MILAGROS

 

Hoy vamos a hablar de los siameses, pero no los gatos, sino los humanos. Casi todo el mundo ha visto o leído una noticia sobre siameses y su separación quirúrgica, pero esta visión del “milagro médico” no es ni mucho menos la percepción que la cultura e incluso la Medicina ha tenido de estos niños a lo largo de la historia.Desde la Edad Media hasta la ilustración, e incluso hasta hoy en día, se les ha llamado Monstruos de forma científica (y nada humana, por cierto)
Cuando un espermatozoide se une al óvulo, y forma un cigoto, puede suceder que este se divida, formando gemelos, siempre del mismo sexo.Pero si se divide  muy tarde, más allá de las 2 semanas, esta división no es completa y  se crean unos gemelos siameses, compartiendo diferentes estructuras según el momento exacto de la separación. Se da aproximadamente 1 caso cada 200.000 partos, y la mayoría nacen muertos y son mujeres (no se conoce la causa de esto).La mayoría están unidos por el tórax y comparten órganos.
Desde siempre los siameses o similares han aparecido en mitos y leyendas (Jano tenía 2 caras,el centauro tenía 4 piernas, como algunos siameses..)
Isidore Geoffroy Saint-Hillaire, zoólogo, hizo una clasificación de estos niños usando términos griegos (ya dijo Linneo que la Botánica era el arte de insultar a las plantas en latín), según la zona de unión.

Thoracopagus: unidos por

la cavidad torácica

 

Cranipagus: cuando se unían por el cráneo

 

Ischiopagus: unidos por el sacro y cóccix en su parte inferior, con 2 columnas vertebrales
Pygopagus: unidos por sacro en su parte posterior y lateral

 

Omphalopagus/xiphopagus: unidos  por la región umbilical

Desde Hipócrates se creía que se formaban por una gestación con exceso de “semillas”, pero que no lograba crear 2 personas diferentes, aunque las explicaciones populares lo han achacado a gestaciones impuras, maldiciones o diferentes traumas durante el embarazo. Durante la Edad Media, como lo que da miedo suele atraer con la misma fuerza, existían libros describiendo a estos “seres”, muchos de ellos con algunas ilustraciones probablemente fruto de la imaginación más que de una verdadera observación, de forma que se copiaban de unos libros a otros verdaderos niños que nunca se han visto posteriormente.
Mary y Eliza Chulkhurst son el caso más antiguo ampliamente documentado, de 1100 en Kent, del tipo pygopagus, llegando a vivir 34 años (aún se venden pasteles con su figura 900 años después)

Ambrosio Paré (“el padre de la Cirugía”) fue el que en el siglo XVI hizo un libro sobre monstruos y prodigios (Deux livres de chirurgie 1573) evitando todas las descripciones mágicas que intentaban explicar los cuadros y acercándose de forma más científica, con descripciones más realistas. Ay Paré, que decía que el cirujano se forma en la Guerra. Cuánta razón.
Aquí Paré mostraba 2 pypopagus de Verona, unidas por la parte inferior de la espalda y compartiendo riñones, en  1475, cuyos padres ganaban dinero exhibiéndolas.

 

Liceti en su De monstrorum caussis, natura, et differentiis libri duo en 1634 muestra unas gemelas ischipagus compartiendo solamente un abdomen y un área genital

En Aristotle’s compleat master piece, in three parts, de 1772, uno de los libros más populares hasta el siglo XIX, además de historias fantásticas sobre causas demoníacas, etc, se cuenta el caso de 2 gemelas pygopagus, sobreviviendo una de ellas 3 años tras el fallecimiento de la primera.

Quizás el caso más conocido de gemelos siameses es el de los hermanos  Chan-Eng Bunker (1811), nacidos en Siam (ojo a esto–>Siam–>siameses. Ahora es Tailandia.De nada). Inicialmente el rey de turno ordenó matarlo por creer que eran un mal presagio, pero finalmente no se realizó dicho sacrificio. Tanto cambió la situación que el nuevo rey King Rama III (lo del III es importante para que no os confundáis de rey) los agasajó y los llevaba en representaciones diplomáticas. Unos occidentales convencieron al rey para llevarlos de gira por Estados Unidos e Inglaterra, y al poco tiempo ya se dedicaron al mundo del espectáculo, recorriendo el mundo y siendo muy conocidos. Estaban conectados por la parte baja del tórax. Lograron cambiar en parte la idea de “monstruos” que hasta ahora se tenía. Se casaron con diferentes mujeres y tuvieron 21 niños, de los que solamente sobrevivieron 11. Un espectáculo debió ser aquello.

Volviendo de un viaje a Rusia uno de ellos sufrió un infarto cerebral y obligó al otro a transportarlo durante 3 años, hasta que los 2 fallecieron (con 62 años).
Pancoast (el del síndrome, el mundo es un pañuelo) hizo la autopsia, y por ese fina unión que tenía se comprobó que compartían el hígado y vasos.

 

 

En 1851 en norteamérica nacieron 2 esclavas (sí, esclavas) negras unidas, las hermanas Millie-Christine McCoy y también fueron exhibidas por EEUU e Inglaterra, de tal forma que al final fueron compradas por otros dueños para dar espectáculo, ya que cantaban y bailaban ( en varios idiomas).

También Pancoast las examinó y comprobó que solamente tenían una vagina y un ano, pero 2 uretras y 2 clítoris. Murieron (ya libres) de tuberculosis en 1912.

No fue hasta el siglo XX que se intentó la separación quirúrgica de estos niños. Hasta entonces, los intentos no habían tenido éxito, y en algunos casos, las propias personas se negaron incluso por motivos económicos ( en las 2 parejas anteriores, cuando el ictus y cuando la tuberculosis, se les planteó, pero se negaron).
El éxito más antiguo data de 1690 (1690!) donde se consiguió separar a unas hermana unidas por una banda fibrosa en el abdomen. Los casos con más compromiso, como las uniones torácicas o abdominales con órganos compartidos, solamente llevaron a la muerte de los 2 o de 1 de ellos, pero no de la supervivencia de ambos. En 1900 Eduoard Chapot-Prévost separó a unos gemelas unidad por el tórax y una de ellas vivió y la otra solamente 8 días.Con el desarrollo médico se logró separar a siameses unidos por el cráneo en 1956, y en 1957 unas pygopagus en Filadelfia. En 1973 se lograron separar las primeras gemelas ischipagus, las hermanas Clara-Alta Rodriguez, también en Filadelfia, por el mismo médico, Koop, de casi 20 años antes. Una de ellas murió 3 años después por un atragantamiento sin relación con nada de esto. La otra ya es madre.

Aquí os dejo con la lista de intervenciones del hospital de Filadelfia, que es pionero (han separado ya ha 15 gemelos). En España hasta donde yo se se han separado a 3
Hospital de Filadelfia

Para saber más
Conjoined Twins-Emedicine

Y para terminar, un vídeo de la compañía aérea de Tahití, de los intríngulis de un vuelo. Merece la pena verlo

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Hola! Se llaman gemelos unidos, aunque en algunos textos de Obstetricia hasta hace poco los llamaban "monstruos"….

  2. Anónimo

    Un par de preguntillas. A la hora de denotar los tipos, ¿en el lenguaje médico español no se usa una forma castellanizada? Me refiero a si se usa "toracópagos", "isquiópagos" etc. en vez de usar las formas latinas. Y ya que estamos hablando de terminología, ¿sigue usándose el término "siameses" en el contexto médico? ¿O hay algún palabro más técnico?

    Y ya para echarnos a llorar, ¿se espera que haya más partos de siameses vivos gracias a la ley del ínclito Gallardón?

    Gracias, doctor.

  3. Buen análisis de como un echo evoluciona con el estudio y la observación.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: