¿Y SI JESÚS HUBIERA SIDO MALFORMADO?

Me voy a ganar la excomunión (por fin)
Si Jesús, el de la Biblia, hubiera tenido alguna malformación, podrían haber pasado varias cosas. La primera de todas es que en aquellos tiempos no existía diagnóstico prenatal, por lo que la probabilidad de saber que el bebé venía mal era muy baja, salvo mensaje divino (bueno, a lo mejor en este caso sería fácil). Si lo hubieran sabido, y pongamos por ejemplo que la madre hubiera decidido abortar (sí, el aborto es tan antiguo como la humanidad), lo hubiera hecho, nunca han sido un impedimento las leyes vigentes. Pero a lo que me refiero es qué hubiera pasado si el recién nacido (¿qué Apgar tendría?) hubiese tenido una malformación. Hubiera muerto. Así, del tirón. Cualquier cuadro que comprometiera su ventilación o circulación sería mortal de necesidad. Incluso que hubiera nacido unas semanas antes de lo previsto. Pero si la malformación fuera leve, ¿hubiera fallecido? Pues de muchas de ellas sí, lo hubiera hecho. Una comunicación interventricular cardiaca tarda en dar síntomas, a veces meses, pero salvo que sea muy pequeña o se cierre, al final acabaría con la vida de nuestro niñito, Dios mediante.Un síndrome de Pierre Robin, es decir, nacer con una mandíbula más pequeña que no te deja respirar bien, hubiera acabado con él. Si se le hubiera visto una imperforación anal, el futuro profeta nunca habría llegado ni a hablar, porque hubiera muerto antes. Ni con una malrotación intestinal, ni con una hidronefrosis bilateral, ni con un tumor renal, etc etc. Todas esas causas, miles más, hoy en día no se considerarían insalvables, y de hecho, de la mayoría los bebés se recuperan de forma satisfactoria. Entonces, en esa circunstancia, ¿era lícito que se hubiera abortado por esa malformación “salvable”? Quizás no a día de hoy, pero entonces eran malformaciones insalvables y quizás si estaría justificado con nuestra mentalidad actual.En el cuadro anterior se ve claramente que tiene un síndrome de Berinardelli-Seip.

 

Aquí tiene un tórax pequeño y un abdomen desproporcionado. Temo  por las caderas

Lo que estos días se está hablando, tras la nueva ley del aborto,es de la capacidad de poder decidir traer a este mundo, y en concreto a España (que esto va de a que lado de que frontera nazcas) un niño sano, con enfermedad, discapacidad, o sin posibilidades de una vida digna. Se va a limitar las causas de aborto por malformación fetal a aquellas malformaciones incompatibles con la vida diagnosticadas antes de la semana 22 y que creen un conflicto psicológico severo en la madre. Casi nada. El problema es, ¿qué se considerará como malformación incompatible? Es un terreno de decisión difícil, pero a veces creo que muchos de los que hablan no han abierto un libro de dismorfología, ni han visto dramas familiares como los que muchas veces vemos. ¿Cuál es el mejor interés para el niño? ¿traerlo para que fallezca en el primer día de vida? (salvo las excepciones que se publican) ¿traerlo para que fallezca en el primer año de vida?¿Es el mejor interés para el niño pensar qué querría ese niño, no lo que querrían los padres, la sociedad, los religiosos…?¿De verdad alguien cree que un niño con encefalopatía profunda neonatal querría estar en esa situación, especialmente si los padres lo saben desde una edad muy temprana de gestación?¿Una niña con un síndrome de Rett,, una enfermedad devastadora que se inicia en la lactancia, querría nacer para sufrir los síntomas que su genética la iba a imponer antes de soplar la primera velita? Si los padres lo supieran, les dejarían abortar?Si un padre debe cuidar de su hijo, haciendo lo que nunca haría por sí mismo, ¿crees que querría que su hijo pasara por una atrofia muscular espinal de Werdig-Hoffman? No lo sé, tengo muchas dudas. Una enfermedad de Batten, que hace que el niño muera antes de los 10 años, ¿se podrá abortar? Si hay casos sospechosos familiares, ¿se podrá garantizar que el niño no la tenga? Son casos de niños que he visto, y no sé cómo alguien puede hablar tan a las claras de “malformaciones”, así, en un mismo saco. Ninguno de estos es malformado ni prenatalmente ni al nacimiento. Quizás el punto de elección sería qué le vamos a ofrecer a ese niño cuando nazca. Al igual que a nuestro Jesús una comunicación interventricular acabaría matándolo y ahora es casi imposible, quizás no depende de qué tenga el niño, sino de qué puede ofrecérsele. No creo justificado el aborto de niños con trisomía 21, ni de labio leporino (conozco casos de los 2), etc, pero existen otras, como el síndrome de Patau, síndrome de Edwards, anencefalia, que incluso las sociedades de neonatología recomiendan no reanimar al nacimiento. ¿Es lícito no dejar abortar en estas circunstancias o si el diagnóstico se hace de forma tardía? (qué culpa tendrá la familia y el niño en el retraso diagnóstico…)

Este es que es un adulto pequeño, pinta mal. La madre es marfanoide.

Y aquí viene la segunda parte de esto: el diagnóstico. La mayoría de las veces solo se descartan las trisomías 21, 18 (Edwards) y 13 (Patau), pero como les digo a mis queridos ginecólogos, el cariotipo convencional detecta muy pocas enfermedades, y la lista de enfermedades que podrían ser incompatibles con una vida mínimamente digna actualmente es muy amplia y en muchos casos de diagnóstico muy complicado, por lo que una malformación mayor, o varias, puede ser solamente la pista de un problema mayor que lo que se ve en una ecografía obstétrica. En un corazón izquierdo hipoplásico hasta hace poco se ofrecía el aborto, ya que los resultados de la cirugía cardiaca eran malos, tras 3-4 operaciones muy complicadas a los niños. Pero actualmente esto ha mejorado bastante, por lo tanto, ¿aún se contemplará o no? La hernia diafragmática congénita es una patología muy grave, con diferentes tratamientos, incluido el prenatal , ¿se ofrecerá de forma equitativa a cualquiera, viva donde viva? ¿se le garantizará que podrá dejar su ciudad para irse lejos, buscar una casa, dejar su trabajo, dejar a sus otros hijos, para atender a su nuevo niño? Me temo que no, que eso seguirá igual que ahora.

En este caso tiene una enfermedad por depósito, posiblemente una mucopolisacaridosis,Su cara lo está diciendo
Otro niño pequeño para la edad gestacional con microcefalia.

Como me gusta la dismorfología, y en mi hospital vemos muchísma (pero muchísima en serio. Hace poco le dije a una resi ” mira esto que lo más probable es que no veas nunca más otro”.Salvo un compañero y yo, nadie había visto otro igual.Pues al mes, la resi ya había visto el segundo…) no es que me queje,empezaremos a ver más malformaciones, ya que actualmente hay mucha patología que no llegaba, salvo en causas religiosas o fallos de diagnóstico o mal control del embarazo. El Smith, libro de referencia, hay que repasarlo de vez en cuando (y otros, y pasearse por pubmed es bueno para la salud de la población en general), ya que es nuestra obligación saber qué tiene ese paciente por raro que sea, ya que nos dirá su pronóstico, e incluso el de futuros hermanos.Lo que no se conoce no se diagnostica, y es necesario tirar del hilo, a veces se sacan ovillos enteros de un leve signo.

Este parece que tiene una trisomía. Y está pálidillo

En ocasiones hemos tenido niños malformados o sin diagnóstico prenatal por deseo paterno, que tras nacer el niño, no han sido capaces de afrontar el problema, y eso que decidieron seguir adelante. Es difícil a veces hacerse a la realidad hasta que no te chocas con el niño de frente. Que un niño crezca muy poco intraútero, que tenga alguna malformación cerebral, que se mueva poco, que no orine o tenga riñones muy alterados, es algo que no suele cambiar al nacer, y que marca el futuro del niño. Hoy mismo un padre quería ir a cualquier lugar del mundo con su hijo, porque no asumía el diagnóstico, genético gracias a Dios, de su hijo. Nadie en el mundo por desgracia le podrá dar una solución, pero yo me pregunto, si reaccionan así ahora que ha nacido, ¿por qué no querían saberlo antes? Al menos para hacer el duelo previamente. No sé, los que sean religiosos sabrán por qué nacen niños sin ojos, con crisis convulsivas, sin manos, con corazones casi inviables, con enfermedades del metabolismo que los tendrán desconectados siempre del mundo real, etc. Quizás es mi falta de fe, será eso.

Este Jesús tiene una focomelia y sirenomelia. Y no quiere teta.

El caso es que recientemente mi amigo el Dr Fernández (Joserra) y alguno más hemos estado durante 3 días con una tormenta de ideas sobre un niño, con diagnósticos de enfermedades muy raras neonatales (menos de 100 casos descritos cada una) y por desgracia se ha confirmado una de ellas. Hoy día existen muchas fuentes de información (además de Google y Anarrosa/Lagriso/mariló), como el OMIM,etc  y  esta página web que Joserra ha descubierto a raiz de lo que os cuento
http://www.simulconsult.com/index.html

tras registrarte y actualizar el Java, puedes buscar entre más de 5000 síndromes, añadiendo datos de la exploración, de la historia, e incluso de las pruebas de imagen, llegando a un diagnóstico diferencial más reducido (en este caso salía curiosamente las 5 enfermedades que habíamos encontrado por los medios clásicos). Se parece al London Medical Database para los que sepáis lo que es.
A partir de ahora va a ser de más utilidad. Ah, es gratis. Sí, no es española, aquí ya no queda nada gratis.

No he hablado nada de las madres. La gente seguirá abortando. Eso es imparable, pero ahora será a un mayor coste, especialmente de la salud de la madre. Si no habéis visto “El secreto de Vera Drake” os la recomiendo.
Os dejo con un video preciso sobre el museo Dupuytren  y más fotos de niños Jesús malformados

Otro musculado
Brazos en hiperextensión y mirada perdida, tiene afectación neurológica. La madre se parece a la Forqué

 

Estos es un milagro o el niño se rompió una vértebra. O 2.

 

Este que mete la mano se parece a Putin. Le sobran segmentos en los brazos

 

Otro hipotónico
Este es prematuro, con microcefalia, pero tiene sostén cefálico.Parece que lleva 3 drenajes externos. Todos saben que algo no va bien, y la del fondo se echa las manos a la cabeza. No sabía que la virgen tenía calvas.
Otro Putin en potencia.Tiene una urticaria en el brazo
Niño Jesús con parálisis braquial izquierda y miembro inferior derecho más corto

 

Niño Jesús un poco desconectado del medio

 

Aquí el problema es la madre. Le sale la teta del 4º arco braquial

 

Niño con monoplejia derecha

 

Ese tiene megacefalia.
La madre sigue siendo calva, pero yo creo que es el elfo de
El señor de los Anillos

 

Este tiene las orejas malformadas y la mano izquierda muy pequeña

 

A este la cabeza no se le conecta al cuello anatómico

 

Mirad la mano de la madre, por lo más sagrado

 

Al pil pil

 

No tiene cuello

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

34 Comentarios

  1. Tengo una hija de 21 meses a la que quiero con locura y por la que daría mi vida si necesitase salvar la suya. Mi hija, salvo una pequeña huella en sus meñiques a modo de "espinilla" vestigio de una polidactilia hereditaria en parte de mi familia, nació perfectamente normal.
    Durante el embarazo, cada revisión rutinaria, cada ecografía, cada pequeño "pequeño susto" que nos pudimos llevar, era un sufrimiento continuo para mi y hasta que no la vi nacer sana y desarrollarse sana, no respiré tranquilo.
    Si en esas revisiones rutinarias, nos hubieran comunicado que el feto (yo no la consideré niña hasta que no la vi nacer) tenía 6 dedos en cada mano, ni me hubiera sorprendido 🙂 , ni se me habría pasado por la cabeza el aborto. Pero desde luego no lo habría dudado ni un momento si la malformación o enfermedad que hubiera podido tener, hubiera sido grave. No quería (queríamos) una niña perfecta, sino una niña cuya vida fuese completa, cuya simple existencia no estuviese condenada al sufrimiento o a continuas operaciones por una posible enfermedad con la que naciese. Y si hubiéramos tenido la desgracia de que hubiera nacido con alguna de esas enfermedades/malformaciones, con todo el dolor de nuestro corazón, hubiéramos interrumpido el embarazo. Y desde luego para mi, esa interrupción sería por el mismo tipo de amor que le profeso a mi hija ahora y por el que no quiero que le suceda ningún mal.

  2. Aunque no soy docto en asuntos médicos ni jurídicos, creo q NADIE tiene derecho a decidir sobre si la vida de otra persona merece la pena ser vivida.
    "Si una madre puede matar a su propio hijo ¿quién podrá impedir q un hombre mate a otro hombre?", tal y como dijo la Madre Teresa de Calcuta.
    La vida del niño (aun denominado embrión o feto por la edad gestacional, pero q en ningún caso se convertirá en otra clase de ser vivo) no debe estar sometida a juicio, como en los circos romanos a capricho del emperador, por sus características morfológicas o por las condiciones de vida que vaya a tener.
    Así lo creo y así lo expreso.
    "Gracias, pero no me hagan el favor y no decidan por mi, si merece la pena o no luchar x mi vida".
    De cualquier modo, estos casos como ya se ha mencionado constituyen una minoría dentro de los abortos realizados en este país.

  3. Gracias Isabel, no puedo resistirme aunque lo intento, lo juro 😉

  4. Artículo interesante con ironía, me ha encantado ¡¡¡ pero la única explicación. Que encuentro a la retrógrada ley del aborto actual es…….. Sin discapacitados se NOOS acaba el chollo…… Y es que aunque ellos no lo vean, mueven mucho dinero, fotos reales. Y sentimientos caritativos……. Y eso hay que conservarlo.

  5. Mi Enhorabuena, interesante real pero……. las fundaciones mueven dinero y sin discapacitados NOOS LES SALEN LAS CUENTAS

  6. Interesante artículo al que me gustaría añadir una puntualización. La trisomía 21 puede detectarse, mediante diversas técnicas, entre la semana 10 y 16 de embarazo, por lo que no creo que en ningún caso pueda hablarse de "abortar niños" ya que ni el embrión ni el feto lo son.
    En cualquier caso me parece que la decisión de interrumpir un embarazo de estas características corresponde exclusivamente a la madre, que es la que se enfrenta a convivir el resto de su vida con el Síndrome de Down y las consecuencias que éste acarrea (consecuencias que recordemos son mucho más que ciertos rasgos en la carita de los adorables niños que ilustran los panfletos de propaganda antiabortista y que tienen serias implicaciones ya sean médicas o de otra índole tanto para el hijo con Síndrome de Down como para la madre y el resto de su familia).
    Yo personalmente jamás traería a un hijo o hija con Síndrome de Down a este mundo si pudiera evitarlo y lo haría por amor y consideración tanto hacia ese hijo o hija como al resto de sus hermanos, a su padre y a mí misma. Aunque por supuesto respeto profundamente y no juzgo a quien decida hacer lo contrario no creo que nadie tenga el derecho de imponerme sus creencias y obligarme a vivir de forma incongruente con las mías propias.
    Nadie puede arrebatarme mi derecho a decidir como mujer y como madre.
    Un saludo.

    • Hola, no lo son, son eufemismos, que a algunas personas les hacen sentirse cómodas. Muchos síndrome de Down escapan al dx prenatal, y si ese fuera el caso, ¿renunciaría a su hijo (ahora si, no?)?. Si fuera consecuente debería ser que si. Por otro lado, creo que El Niño no sólo es de la madre, también es del padre y algo tendrá que opinar al respecto.
      Un saludo!

    • Con todo respeto, las decisiones que yo tome sobre mi vida, mi maternidad, y mi familia en nada le incumben y por tanto ni ante usted ni ante nadie tengo que justificar su coherencia.

      De todas formas le respomdo: He dicho que yo, personalmente, no traería jamás al mundo a un hijo o hija con Síndrome de Down si pudiera evitarlo. Y me reafirmo.

      Si, por el contrario, se tratase de algo que no he podido evitar, lo sufriría, con toda la pena de mi corazón. Como haría sufrir a los abuelos, a los hermanos, al padre y al propio bebé, que no olvidemos, sufre una anomalía cromosómica que conlleva, además de retraso mental en diversos grados, un montón de patologías asociadas: cardiacas, metabólicas, etc no solo unos adorables ojos rasgados.
      Me moriría sabiendo que dejo una carga a sus hermanos y con la tristeza y la incertidumbre de no saber qué será de la existencia de mi hijo si no puede valerse por sí mismo. Tendría una vida que no deseo ni para mí ni para nadie, como desgraciadamente ocurre a todos los que conviven con enfermedades que no han elegido. ¿Qué clase de desalmado puede obligarme a eso llevado solo por el deseo a imponer determinadas creencias sobre mi derecho a la libre decisión?

      Creo que las personas que defienden que un embarazo se lleve a término a cualquier precio esgrimiendo el mejor interés del futuro niño se equivocan. A mí no me hubiese gustado nacer con trisomía 21 y hubiese agradecido a mi madre que no me tuviese en esas circunstancias. Tampoco me hubiese gustado nacer ni crecer en un hogar en el que no me esperasen con ilusión y en el que no estuviesen preparados para criarme y educarme. Ya ve, las opiniones son como los culos. Todos tenemos una y eso no nos da derecho a imponérsela al resto.

      En cuanto a lo que dice usted sobre la opinón de "el padre", no sé cómo a alguien pude pasársele por la cabeza que un hombre pueda obligar a una mujer a llevar a término un embarazo en unas circunstancias que ella no desea. El hombre puede opinar si la mujer quiere que él opine, pero la decisión le corresponde solo a ella. Los derechos como padre comienzan con la paternidad, es decir, tras el nacimiento. Sobre el embarazo podrán decidir los hombres cuando puedan concebir y gestar. Solo faltaría semejante grado de talibanismo.

    • No tengo idea de que haría en la situación que mencionas, desde luego se deber resetar el derecho a decidir.
      Y desde luego estoy muy de acuerdo con tus dos últimas frases. Sólo faltaría.

    • Gracias a las 2 por comentar. Es un tema muy complicado, y una ley que se lateraliza tanto hacia restringir el derecho a abortar no parece que sea la solución. Nadie aborta por gusto,como muchas personas creen, es una situación de estrés vital tan importante como la muerte del cónyuge. Diferentes personas sensatas pueden tener diferentes opiniones en la misma circunstancia y eso hay que valorarlo. Las posturas del todo o nada implican radicalidad y negar el hecho de que el otro puede tener parte de razón. Un feto lo es hasta que nace, a las 14 semanas o a las 39. Nosotros trabajamos con prematuros hasta de 23 semanas, luchando por ellos, y creedme o no, son seres vivos. Quizás el límite de la viabilidad, que está entre las 23 y 25 semanas sea el margen, pero es solamente una opinión. Los padres pueden renunciar al niño si quieren justo en el paritorio o quirófano, firmando un papel de renuncia, eso es algo que también hay que saber. Nosotros tenemos un taco en paritorio y de vez en cuando alguien firma la renuncia.
      Respecto al talibanismo, creo que quizás habéis entrado en él con comentarios de ese tipo, es solamente mi opinión. El feto, niño o como se le llame, también tiene un padre o una madre si son pareja dos chicas, y las decisiones, dejadas solo para cuando nazca el bebé, implican un grado de relación afectiva al menos curiosa, salvo que el padre sea el mero donador de esperma, y la pareja no tenga nada que aportar en la relación . El niño no es solo de la madre, aunque sea ridículo decirlo, también es del padre/madre si lo dos mantienen una relación de amor, cariño y respeto, que es donde debería nacer un niño. .Quizás no guste escuchar, pero es así.Un saludo

    • Efectivamente el niño es también del padre, y efectivamente, si la relación es sana, se habla, no ya del niño, sino del parto, de la crianza, y de tantas otras cosas que le afecten. Dicho esto, el feto (yo siempre lo sentí como ser humano en mi interior, como vida que pendía de la mía, desde que supe que estaba embarazada) vive y se desarrolla en el cuerpo de la madre. Y lo modifica, hasta niveles que no hace demasiado ni se sospechaban (células del nonato viajan a través del torrente sanguíneo de la madre y se instalan en el cerebro de ésta, por ejemplo). Y posiblemente por ello, la inmersión de la madre en el proceso y su posterior implicación en la crianza inmediata (tenemos tetas funcionales sólo nosotras, de momento, y mi hijo mayor de casi cinco años aún mama), no creo que pueda compararse con la del padre. Lo siento. Si la reencarnación existe, siempre queda la esperanza de que en otra vida seáis chicas, veréis cuantas ventajas, yo lo veo cada día cuando voy de visita de obra ;).
      Desgraciadamente yo tuve dos pérdidas gestacionales entre mis dos embarazos exitosos (nada del otro jueves, un bioquímico y un anembrionado, literalmente mala suerte según dos gines que consulté). Nos afectó mucho. La diferencia fue, básicamente, que a mi me afectaron la pérdidas y a mi pareja, a la que quiero y considero un padre estupendo y empático (y yo soy de las de teta a demanda-colecho-Carlos González Xtreme), que también se entristeció con ello, le afectó sobre todo mi estado de duelo, que se prolongó 6 meses tras el segundo aborto por huevo huero.
      Que podía quizás entender mi dolor, pero que él no llegaba a un duelo como el mío, ni de lejos.
      Conozco otros casos de pérdidas gestacionales y el patrón suele ser parecido. Y no quiero decir que lo hombres sean unos insensibles. Ni inferiores en algún aspecto por no llegar a extremos de dolor. Creo que es algo que está en la naturaleza, lo mismo que hace que tengamos ganas de reproducirnos nosotras y que los hombres estéis un poco a lo que nos apetezca en ese aspecto (que en una pareja sana se negocia).
      Igualmente conozco un caso dramático. Embarazo no deseado en una chica joven (no adolescente). El padre de ella y el novio que la había preñado, usando violencia física y psíquica, obligaron a abortar a la joven madre. Prácticamente la llevaron arrastras a la clínica. Bien. Saliendo de la clínica de perpetrar aquello, el novio (y padre, por decir algo), le comentó a ella "Ahora me da pena. Qué te parece si hacemos otro?". Feo, no? Siempre se tiene la imagen de ELLA que quiere abortar. Que no quiere al niño….

      La percepción y la afectación de un embarazo, sus riesgos, su curso y consecuencias es muy superior en una mujer, creo que eso no lo discute nadie. Y por eso mismo creo que es la mujer la que debe decidir sobre ello.
      Y va un ministro machote y cejijunto a darle coba a una panda de tíos con sotana que creen que las mujeres sirven básicamente para limpiar y reproducir la especie humana a decir de sus prácticas y costumbres.

      Pues sí, suscribo el "Sobre el embarazo podrán decidir los hombres cuando puedan concebir y gestar. Solo faltaría semejante grado de talibanismo."
      Y no creo que caiga en el talibanismo. Si tuviera un embarazo con Down, no sé que haría. De verdad. Pero me gustaría poder elegir.
      Y me parece que a la parte de la sociedad que más afecta es a la que menos se pregunta.

      Enhorabuena sincera por el artículo, me parece brillante.

  7. Para mí, que soy católica, lo importante es algo que tú has mencionado; ¿qué le vamos a ofrecer a ese niño cuando nazca? Un gobierno que decide por la madre _a través de una ley_ que la vida de su hijo "especial" ha de ser protegida ¿le garantiza _por simple coherencia y responsabilidad_ las condiciones sanitarias y sociales máximas _que estamos hablando de algo muy serio, la vida_ para conseguir que ese niño "especial" tenga su "especialidad" cubierta? Me temo que este es el enorme problema. Si defendemos la vida, defenderemos toda circunstancia que la haga más humana y feliz. Pero no, nos rasgamos las vestiduras defendiendo la vida, y luego recortamos… en sanidad, en educación, en tratamientos médicos, en dependencia… Miramos para otro lado en vez de ayudar a esa persona que trata de hacer mejores las circunstancias difíciles de su hijo. Juzgamos miserablemente circunstancias que ni por el forro conocemos. Somos ruines a veces, la verdad. Y lo somos especialmente cuando obligamos a los demás a vivir circunstancias en las que ni por el forro, vamos a hacer presencia. Es patética la incoherencia que se demuestra. A mí es lo que más me enciende.

    Lo necesario es dar respuesta a esa cuestión; ¿qué le vamos a ofrecer a ese niño cuando nazca? ¿Cómo vamos a ayudar a esa madre para que diga sí a su hijo? Hablar del aborto es muy complejo, porque las circunstancias que lo rodean muy a menudo son demasiado serias. En nuestra mano está la coherencia, y en el caso de un gobierno, que impone por ley, es OBLIGACIÓN.

    Me he impresionado tu entrada. Gracias.

    • Gracias Ana por comentar. Es un tema difícil que una ley que se lateraliza tanto no cubre ni por asomo. Diferentes personas pueden tener diferentes opiniones razonables, porque depende de muchos factores. Un abrazo!

  8. Un post genial. Mis felicitaciones por saber tratar un tema tan …serio con sentido del humor. Gracias.

  9. Cuando me hicieron el triple screening, pensé justo eso: aunque salga positivo, si me hicieran la amniocentesis, solo podrían detectar 3 posibles síndromes, de todo el abanico que hay, con lo cual, tampoco es que me sirviera de mucho.

    Yo creo que los padres que deciden seguir adelante, merecen todo nuestro respeto, aunque les pille de sopetón y tengan que vivir el duelo una vez nacido el bebé. Nada es fácil. Y el peregrinaje en busca de otro diagnóstico es normal, todos lo sabemos, es una fase más de ese duelo.

    Y, bueno, además de los abortos por posibles malformaciones o afectaciones del feto, luego están los abortos porque la madre no quiere al bebé por mil razones, que esa es otra batalla. Al final, lo que pasa es que la mujer parece que no tiene raciocinio suficiente para decidir. En vez de invertir en educación e información, se dedican a hacernos menores de edad en cuanto a decisiones.

    En fin. Y, hombre, no seas tan cruel con los pobres pintores medievales (la mayoría de los que pones, creo), que por entonces no había becas en educación, y se tenían que buscar la vida (así que ya sabemos cómo acabaremos nosotros).

    Un saludo

    • Hola Monstrua! por supuesto que sí, solamente comentaba aquellos casos en que se niegan a saberlo cuando se sospecha algo muy importante y luego se sorprenden muchísimo cuando hay problemas al nacimiento, como si no supieran nada al nacer. Es injusto porque a veces se les da la información.
      Pocos saben que si al nacer se firma un papel de renuncia al niño, que está en paritorio, te puedes olvidar de él.
      Un abrazo, y seguiré buscando pintores medievales con niños rarunos 😉

  10. Me ha gustado mucho el articulo, el problema del aborto es que nunca se va a poder hacer una ley realmente "justa" por llamarlo de algun modo xk en iguales situaciones no todos los pacientes tendran la misma vida familiar y social. Y lo que siempre he visto el talon de aquiles es el tema de posibles secuela psicologicas de la madre como sabes k no mienten? Esta claro k las k tengan fetos sanos siempre diran que si nace va a tener una depresion grandisima que puede llevarla al suicidio, en fin es algo k da mucho de que hablar. Y son decisiones que hay que tomar con mucha informacion de fondo. Felicitaciones por tu articulo, un saludo

  11. Es lo que pasa cuando papá es una paloma 😀

  12. Juan Martínez Uriarte, Obstetra

    Artículo trabajado con título provocador (buena técnica periodística). Comentarios:

    1) Creo que el asunto de las malformaciones severas son efectivamente un ámbito de debate más amplio, y más técnico. Por si sirve pongo link con la Declaración del Comité de Bioética de la SEGO tras la aprobacion de la vigente Ley Aído pues la diferenciación entre "enfermedades incompatibles con la vida" y las "extremadamente graves e incurables" de la citada Ley requirió una orientación para los Comités Clínicos hospitalarios que debían tomar esas decisiones. No obstante la SEGO tb afirmó que no era un documento vinculante, pero seguro que te gusta. Efectivamente el límite de la semana 22 genera problemas serios.
    http://www.sego.es/Content/pdf/Documento_Final_Bioetica_Aborto_2.pdf

    2) Celebro mucho que digas textualemte: "no creo justificado bajo ningún concepto el aborto de niños con trisomía 21, ni de labio leporino". Como ves para estar en contra de eso no hace falta ser creyente y tú eres un buen ejemplo de mi argumento. Los católicos tenemos razones ADICIONALES para oponernos al aborto. Creo que ni la Ley actual ni la pretérita ni la posible futura hablaba de religión en su articulado.

    3) El problema del aborto en España en cuanto su magnitud como me harto de decir no son los malformados severos como muchos insisten en hablar. De los 100.000 abortos /año, el 96.000 son fetos sanos, o sea que tenemos un 96% de coincidencia en la valoración.

    4) Finalmente como te conozco personalmente sé que no pretendías burlarte de la iconografía católica, pero alguno podría dudarlo. Para los católicos la Virgen María y Jesús son importantes, creo que lo comprendes. No domino la historia del arte pero no es todo lo que parece.
    El Niño Jesús que llamas " al pil-pil" ( ??) es un niño Jesús que aparece envuelto en la mortaja con la que se envuelve a los muertos. En el arte bizantino, por ejemplo, con frecuencia se representa a Jesús en el nacimiento anticipando Jesús muerto ( y resucitado) como imagino te suena creemos los católicos.

    Muy interesante tu articulo. Un saludo

    • No me rio del motivo religioso en su, que podría porque puedo hacer lo que me de la gana, por cierto. Me río de la representación. Si molesta, no es problema mío. Hace poco también se molestaron por hacer bromas de Mahoma, cuidado con acercarse a esas posturas. Ese Dios tan respetado mató a 42 niños con 2 osos por reírse de un prodeta(Reyes 2. 23:24). Permite que me ría de lo que me de la gana.

  13. magnifica revisión de malformaciones pediatricas. Lo retuiteo.

  14. Magnifica revisión de malformaciones pediatricas, enhorabuena. Te lo retuiteo.

  15. Me ha encantado. Eres un crack!!

  16. Me ha gustado tu post.es…diferente.le das otra vision, es cierto, desde el punto de vista medico.
    Pero aunque me ha hecho pensar,no veo las cosas igual que tù. Por designio divino o por ley de star wars….yo no creo que tenga el poder para decidir sobre la vida de otro ser humano, ni mucho menos sobre un hijo mio.

    • ¿y lo tienes para decidir, sobre la vida de su madre?

    • Gracias por comentar. Claro Paula, en las diferencias se encuentran los matices. Es un tema con muchas aristas, y una ley tan rígida no es la solución. No se obliga a nadie a abortar en esa ley, pero se impide a otros que quizá si lo deciden con todo el dolor de su corazón. Un abrazo

  17. Es un artículo…no sé ni que adjetivo ponerle: estremecedor, aclarador, impactante…¡felicidades por el trabajo de búsqueda realizado!
    Lo comparto a ver si alguien "abre sus ojos"

    • Gracias por comentar. Es solamente un punto de vista, nada más. Ni a favor ni en contra de forma tajante. Con un poco de humor, es lo que al final nos queda, y no hay que enfadarse por debatirlo. Un abrazo

  18. Este post debería ser publicado en algún medio nacional.En serio. A ver si la sociedad se entera de qué estamos hablando,que somos tan simplistas que al final acabamos siempre enfrentados en dos bloques "o blanco o negro", "o aborto libre o aborto delito penal" y hay una enorme escala de grises,mucha desinformación y mucha teología de por medio. Un abrazo.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: