En ocasiones el frikismo se apodera incluso de las publicaciones científicas más prestigiosas, y uno se sonríe por dentro (con la boca del estómago, se entiende) imaginando cómo han sido capaces de perpetrar algo que se sale por completo de la línea marcada por dicha publicación. Imagino a los autores confesos del estudio en cuestión (si no son pseudónimos) diciendo en una sobremesa llena de desvaríos “no hay narices  a hacer ese estudio y  mandarlo  a tal revista!” “¿Que no?!!!” En muchas de esas conversaciones he participado pero te frenas casi siempre.
Algo parecido debió pasar hace unos meses en Cork, Irlanda (ay, ya empezamos) cuando decidieron hacer una revisión seria sobre las leyes de Spitzer de la Neonatología y mandarlas a la prestigiosísima revista neonatal Journal of Perinatology, que si por algo se caracteriza es por rechazar casi todo lo que le llega y publicar estudios de gran calidad. Que por qué vamos a empezar por lo bajo, sin complejos, a una de las grandes.Y no descarto que primero lo intentaran en el New England. A revistas galletiles no consta que lo mandaran.
Hace ya más de 2 años que en este bloj hablé de las Leyes de Spitzer de la Neonatología (pincha aquí), una serie de frases lapidarias de más de 20 años de antigüedad que arrancan una sonrisa si has trabajado con recién nacidos porque denotan un gran conocimiento de la neonatología, especialmente de las cosas que se hacen por rutina o que no se sabe muy bien por qué se hacen, del dr Spitzer, neonatólogo reconocido a nivel mundial, que tiene cientos de publicaciones “serias”, pero que es reconocido precisamente por estas anécdotas de trabajo diario, que te hacen ver que “en todos sitios pasa lo mismo”  Al menos por algunos como yo, sin tratamiento ni diagnóstico en firme. En esa entrada os puse una versión libre de sus leyes, que son una delicia, no os las perdáis, os dejo un resumen y en negrita mis favoritas

1.Cuanto más estable esté un RN, más fácil es que se “tuerza” ese día
2.La distancia que hay en un traslado es directamente proporcional a cómo de enfermo esté el RN
3.El número de peticiones de traslados a tu unidad es inversamente proporcional al número de camas disponibles
4.Cuanto mejores son los padres, peor está el RN
5.La incidencia de problemas neonatales aumenta dramáticamente si el padre o la madre son médicos o enfermeros.
6.Los tubos endotraqueales están diseñados para salirse u obstruirse en el momento más crítico.
7.Cuánto más leve es el Sd de Distrés Respiratorio, más rápido necesitará oxígeno al 100% y prestaciones máximas del respirador.
8.El grado de displasia broncopulmonar es directamente proporcional al número de médicos involucrados en el cuidado de ese RN.
9.Cuanto más se discute un paciente en reuniones, mayor certeza existe de que nadie sabe lo que le pasa o qué hacer con él.
10.El paciente que más rápidamente se pasa en las informaciones es el que mayor probabilidades tiene de estropearse.
11.El RN más enfermo es fácil de distinguir porque siempre es cuidado por la enfermera más nueva y con menos experiencia.
12.La forma más segura para mantener a un paciente interminablemente con vida es informar a los padres de que la muerte es inminente.
13. Cuanto más milagroso sea el cuidado del RN, más fácil será que sea demandado por algo totalmente inconsecuente.
14.La probabilidad de infección es directamente proporcional al número de antibióticos que el RN esté recibiendo.
15. Si no es una Cardiopatía Congénita, es una Hipertensión Pulmonar  (o viceversa)
16.Si no está respirando, probablemente esté convulsionando.
17. La furosemida saca orina de los ladrillos. Desafortunadamente, no funciona igual en RN.
18.Los antibióticos deben ser continuados por —–días (rellenar con cualquier número del 1 al 21)
19.Si no sabes qué está pasando con un niño, llama a los cirujanos. Ellos tampoco sabrán lo que pasa, pero harán algo al respecto.
20. Los meses que estás trabajando tienen al menos tres veces más días que el resto.

Estos hijos de San Patricio han decidido ir un paso más allá y analizar científicamente estas afirmaciones.Se ha propuesto saber si aún hoy esas frases coinciden con la práctica de los neonatólogos de ahora, pudiendo calificarlas como absurdas, divertidas, basadas en intuiciones correctas o respaldadas por la evidencia.
Pues bien, menos del 25% de los neonatólogos habían escuchado algo sobre esas leyes (el frikismo no es un bien muy extendido en el estamento médico).El 42% de esas leyes fueron calificadas como inútiles, un 31% correctas de forma intuitiva y en un 21% calificadas como divertidas. Solamente en un 5% de los casos se consideró que alguna de esas leyes estaba basada en la evidencia científica.La frase “cuánto más leve es el Sd de Distrés Respiratorio, más rápido necesitará oxígeno al 100% y prestaciones máximas del respirador” pareció la más estúpida de todas,y a nadie le pareció divertida ni basada en la evidencia.La frase “Si no está respirando, probablemente esté convulsionando” resultó ser la que más se apoyaba en la evidencia científica (35%)
Un tercio de los encuestados confesó que usaría esas leyes para la enseñanza a residentes en el futuro, pero la mayoría las considera muy humorísticas y poco relevantes para la práctica clínica.

Es evidente que ninguna de estas leyes se basa en la evidencia, pero sí en la experiencia. Los autores concluyen que actualmente la neonatología ha cambiado y ya no son útiles, aunque sirven para “pensar como un neonatólogo” y saber sobrellevarlos (animalicos). ¿Qué creéis vosotros? Yo creo que aún lo son.

 

Lo mejor de todo es que el propio Spitzer hace una editorial en este número comentando el estudio, que por otro lado metodológicamente es un desastre, de forma jocosa. Por ejemplo, se plantea si a los que creyeron que alguna estaba basada en evidencian hay constancia de habérseles realizado un estudio de su salud mental , y cuenta que en 1981 estando cursando un cuadro febril, gripe, leyó un libro sobre las leyes de Murphy y decidió garabatear, en su delirio, leyes parecidas aplicadas a la neonatología. Pasaron a su adjunto y de este a un editor y acabaron en la revista Clinical Pediatrics.Y hasta esta publicación de este mes, tal es el poder de sus Leyes.

Time for a relook at Spitzer´s laws of neonatolgy- Journal Perinatology

Editorial de Spitzer

Ya disponible el libro Lo que nadie te contó sobre la maternidad, el parto y la lactancia,  en la web de Almuzara y en Amazon.