Un niño con distrofia muscular. Un fotógrafo. Imaginación y ganas de cumplir un deseo, verse haciendo actividades que otros niños pueden hacer, pero no él, como jugar al baloncesto, caminar, bucear, etc. El fotógrafo Matej Peljhan ha querido ayudar a este niño de 12 años colocándolo en esos escenarios, pero sin ayuda del ordenador, solamente utilizando un plano cenital. Este es el resultado, titulado “El principito”

 

 

 

 

 

 

En la página web del autor hay grandes fotografías, os la recomiendo
Si te ha gustado la entrada, menéala en el elefanta naranja de abajo