Morir bajo una bombilla. Primero los más grandes.

   Pese a la corrupción, la crisis, los tontos con sus tonterías, los egos diarios de pobres almas, el perotumás, etc, tenemos que considerarnos afortunados en España. Al menos en la asistencia a los recién nacidos. A veces comento con alguna enfermera que esto de tener a todos los niños monitorizados por el hecho de estar ingresados es un lujo. Y que el sistema del que disponemos ahora de hospitalización madre e hijo en habitación individual es como en Boston, oiga. Quizás no me creen.

   Un gran pediatra que conozco, que está cooperando por el mundo dice que no sabemos lo que tenemos. Y creo que lleva razón. La sociedad está enferma, no valora el nivel de bienestar que tiene, o quizás ahora empieza a valorarlo, al intuir posibles cambios.
   En algunos lugares del mundo no son tan afortunados, y voy a poner ejemplos de hospitales, no de niños famélicos rodeados de moscas o buitres.En algunos casos serán los más afortunados de su propio entorno por haber llegado hasta él.
En este hospital de Manila se hacinan los niños para recibir fototerapia de 2 en dos en las cunas.Incluso en la segundo cuna por la izquierda hay 3 niños. Es bastante difícil que la madre de lactancia materna, por decir algo, en estas condiciones.  Cuando llegué a Cartagena la zona de fototerapia (había una zona) no difería mucho de esto. Ahora tenemos habitaciones individuales madre-niño.
En otros lugares castigados desde siempre por la pobreza como Haití, tras el terremoto  esta era la sala de una unidad neonatal en la capital. Sobran las palabras.
Guatemala. Una cuna de recién nacido se pone bajo otras 2 cunas por no disponer de más sitio ni soporte.Las famosas «literas»  a las que algunos se refieren cuando tenemos muchos ingresos, en la realidad más cruda. Ninguno de los 3 cunas pueden moverse sin afectar a las otras.
Tegucigalpa. Una enfermera rellena datos del RN con este envuelto sobre la mesa.
Nigeria. Prematuro con una mascarilla de oxígeno «diseñada» con unas gasas y esparadrapo

 

Ghana. 4 recién nacidos en una especie de cuna.

 

Sala de neonatología en Afganistán.

Sala de neonatología en Vietnam (Hanoi). Además del hacinamiento extremo, nótese el ratio niño enfermera. Y no se ve ningún pulsioxímetro.

Mejoras en la atención neonatal en Puerto Príncipe (Haití)
Ghana, prematuro de 1300g a la luz y calor de una bombilla.Es lo que hay.
Y ahora vamos a ver algunos ejemplos del primer mundo, que es tan mundo como el anterior, quizás más injusto.
Loma Linda (USA)
 Loma Linda (USA)
 Loma Linda (USA)
Virginia (USA)

 

Sala de partos del John´s Hopkins

 

Pensilvania (USA)
Por suerte nuestra unidad, como muchas otras, se parece más a las últimas fotos que a las primeras. Incluso tenemos la suerte de tener algunas instalaciones iguales a estas americanas. Pero solamente por eso, por pura cuestión de suerte y haber nacido aquí. Un compañero panameño me dijo una vez que los grandes prematuros estaban muy bien y eso, pero que ellos iban «primero a por los más grandes» y luego los demás. A veces en la neonatología actual esto se olvida, incluso al gran bloque de prematuros tardíos (casi todos los prematuros),se les trata como términos, y molesta un poco que no coman bien, que hagan apneas, etc
Hay que pensar un poco en lo que tenemos.
Nota: la mayoría de estas fotos las he robado del magnífico blog de la uci neonatal de Quito
Si todos los hospitales pediátricos se construyeran como este…
Nationwide Children’s Hospital Magic Forest Time-lapse from James D. DeCamp on Vimeo.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

9 Comentarios

  1. Realmente ambos mundos están haciendo las cosas de una forma innecesaria, la mejor incubadora para madre y bebé es el pecho de su madre, ese es el habitat de cualquier bebé prematuro o nacido a término, y para ello no hacen falta medios económicos, lo único que necesita es una cama donde descansar….

  2. Hola Marina,
    pues sí, parece que hay que tener suerte en la vida en todo, desde el sitio en el que eres concebido, por quién, cómo le va y dónde naces, para ir empezando. Un saludo y gracias por pasarte!

  3. Parece increíble que sigan habiendo estas diferencias entre países. Unos tanto y otros tan poco y que el futuro no sea nada alentador… Una pena. Gracias por el artículo.

  4. Gracias por comentar Joaquín!
    Te echamos de menos, pero a lo mejor es porque estoy saliente…

  5. Muy bueno el artículo Lloredilla. Lo de los árboles en el vestíbulo de Santa Lucía, no sé, no lo veo claro…espero que podamos seguir "disfrutando" de la Neonatología actual y que no nos veamos abocados a una medicina de campaña por los ataques que sufrimos. Enhorabuena por la Neonatología que hacéis (y que hicimos) en Santa Lucía, hay buen equipo y mejores personas.

  6. Una vez más, las diferencias entre países y clases sociales. Muchas veces no valoramos lo que tenemos.
    Muy bueno tu artículo.
    Saludos.

  7. Anónimo

    Es impresionante y doloroso, ¡qué medios en algunos pocos sitios y qué escasez de medios en el resto, coincidiendo donde más los necesitan. Esto me recuerda lo de la Ley de cuidados inversos de Tudor Hart. ¿Cuándo (la) cambiaremos?

    • Hola!
      es verdaderamente lamentable…pero como dices, cuanto más lo necesitan menos les damos y al revés, y todos, o casi todos, colaboramos en que esto siga siendo así.
      Gracias por pasarte Anónimo!

Deja un comentario ¡gracias!