Aviones sin niños, ¿cabezas sin educación?

 

 

“La gente que odia a los niños siempre me parecerá sospechosa. Es algo inscrito en nuestra biología, mala señal”
A raíz de un amigo me llega la noticia de que una aerolínea quiere tener zonas de los aviones “libre de niños”. La excusa es que los niños son una causa más de estrés para los “pobres” viajeros que de forma estoica tienen que soportar los gritos de estos pequeñajos o incluso sus canciones y juegos. Los padres además pueden sentirse molestos por las miradas de desaprobación del resto del pasaje.Con lo fácil que es compaginarlo todo (mirar el primer vídeo)
Como tontería no está mal.Pero ya ha pasado el verano.
Probablemente se haga, ya que sí que es cierto que hay personas que no aguantan a los niños, normalmente a los niños de otros. Y es que el problema, cuando lo hay, suele ser de los padres; los niños son eso, niños. Y aunque no te gusten, tu fuiste uno de ellos y lástima si ya no te queda nada de aquella época.
   La compañía Air Asia va a ofrecer 7 filas de asientos aislados con mamparas para pasajeros mayores de 12 años.La compañía Malaysia Airlines también está dejando fuera del alcance de las familias con hijos parte de sus aviones en los vuelos transatlánticos.
   Algunos padres creen que es una buena idea, ya que así el resto de pasajeros no pueden quejarse si no han conseguido uno de esos asientos insonorizados, y creen que realizarían el viaje más cómodos y menos observados. Espero que también se haga algo respecto al uso de dispositivos electrónicos y se sancione a esos pasajeros que abren el compartimento 100 veces en un vuelo San Javier-Madrid, cual anuncio rancio de lejía. Esos son los que me molestan a mí. Y los que se dejan flequillo, ¿qué se creen? Seguro que encuentro gente como yo y en breve tenemos asientos VIP´s.
Un estudio de una página web aérea jetcost.co.uk decía que más de la mitad de sus usuarios preferían vuelos libres de niños, el 42% querían  sentarse lejos de los niños, y un 9% de los padres quiere estar lejos, “porque sus niños están bien educados y se portan bien”. Algunos también quieren que existan guarderías para los vuelos transoceánicos. Ya veo la utilidad de la guardería del Ikea. 1 dijo que debían embarcar en la zona de animales. Con él, imagino.
Además, no todos los aviones estarían preparados para ello y muchas familias podrían protestar por trato discriminatorio. Desde luego, todo se soluciona con un dispositivo de audio, y ya está, si tanto te molestan.
Algo similar ocurre en los restaurantes. Niños corretean al lado de cualquier mesa, menos de la propia, como es obvio. Yo he llegado a dar de comer a niños que se han sentado a mi mesa.En serio. Es cierto que al tener un bebé puedes dejar de ir inicialmente a sitios, pero dudo que sea porque el bebé llore, y no porque no te apetezca hacerlo. Pero si el miedo a molestar te supera, pues nada, es buena señal. Las veces que un niño molesta, suele asociar padres indolentes.El siguiente cartel lo ví en Twitter y no recuerdo quién lo colgó, pero el lugar era Comillas (Cantabria) y yo estaba justo en esa localidad.
Y es que creo que el problema, cuando lo hay, no son los niños, sino los padres, aunque eso no se diga y sea más fácil denigrar a un menor (total, es medio tonto, no cuenta lo que dice y tiene mocos) que a un adulto (los adultos también tienen mocos, pero son más fuertes). Además, la mayoría de los niños no viaja gratis, que conste.  Por no entrar en la dudosa idea de que las aeolíneas se molestan por nuestra comodidad, si no, piensen en todo lo que tiene que hacer usted hasta que se sube al avión (streptease incluido). Y luego dentro esa especie de “rastrillo”  en el que te ofrecen hasta pañuelos de papel. Como dicen por ahí “solo falta que las azafatas de Ryanair te vendan romero”
Azafata de Ryanair cerce del aropuerto Granada-Jaén (que está en Chauchina, no te lo pierdas)
El problema es la educación, el no saber ponerse NUNCA en el lugar de los demás, ya sea en un avión, en un restaurante o paseando por la calle. Pero no le echemos la culpa a los niños, son los adultos el problema real.
  Este verano, buscando casas rurales por el norte de España, encontré algunas que me agradaron ,pero que en la letra pequeña avisaban que los niños en general no eran bienvenidos. Otras lo decían como eufemismos “para parejas”, “nuestra línea es la tranquilidad”, “no se admiten perros ni niños”. Verídico. También sé que se llaman hoteles “free child”, o-sea-te-lo-juro.Extraido de hoteles Barceló:
También los hay en Benidorm, en Mallorca y, fuera de nuestras fronteras, hasta en los destinos más remotos. La etiqueta free child se extiende desde Tailandia a Punta Cana, y de los Alpes a Cuba. Se trata de una iniciativa a la que se suman cada vez más parejas en busca de hoteles donde no se hospeden niños, sobre todo para poder disfrutar tranquilamente de un merecido homenaje y escaparse por unos días de sus responsabilidades, con el deseo de disfrutar plenamente de las instalaciones de un hotel con encanto.” 
“En este hotel de la Playa de San Agustín es posible disfrutar de un alojamiento impecable, con servicios de coctelería, spa & wellness, gastronomía ()… En sus cuidadas instalaciones no se escuchan gritos ni lloros, y tampoco se ven baberos ni chupetes.”
 
Parece que en esta sociedad los niños solamente pueden estar en la guardería, la casa o el parque. Bueno sí, consumiendo también, que las Monster Highs no se venden solas, nena. Los niños son parte y el futuro de esta sociedad, y no debemos tratarlos como incapaces ( y a ellos tampoco). Tienen el mismo derecho que el el resto a disfrutar de ella.Pero también todos tenemos derecho a no ser incordiados ni molestados de forma gratuita.
¿Qué opináis?La solución que hace que haya “buen rollo” en los aviones, con niños y anti-niños, incluso con niños enfermos, sea como sea el vuelo,puede ser más o menos la del vídeo siguiente, solamente hay que esforzarse…

Nota final: también me molestan los que roncan y me quitan el reposabrazos, pero no me quejo. Bueno, en silencio sí.
Esto que viene ahora sí es importante en un avión. Que el piloto sepa aterrizar. Aunque en Bilbao cada uno aterriza como quiere.
En Dusseldorf también saben manejar el viento cruzado. Imagínatelo con niños!!! (diría alguno)

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Pues yo no creo q esta medida vaya en contra de los niños, a los q les da igual, si no en contra de los padres maleducadores. Me parece bien q haya espacios "silencio", sin niños, sin móviles y con respeto por los demás en los medios de transporte, la verdad, y q se pueda elegir. No veo que problema hay con q haya varias opciones…

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: