HIPOMOMDRIA E HIPODADRIA. LOS NIÑOS NO ENGAÑAN NUNCA

 

 

Me acuerdo que cuando era pequeño, en el pediatra, mi madre dijo «¡tiene 40 de fiebre!» y yo le dije » mamá, si no me has puesto el termómetro». Después, siendo yo el pediatra lo he escuchado en varias ocasiones, incluso decir » mamá, si no tenemos termómetro»

 

Estos gráficos reflejan con humor lo que muchas veces sentimos. Exageración de síntomas, excesiva preocupación por cosas banales, etc. El problema es que entre todo eso siempre puede haber algo importante.A algunos padres siempre les digo que no exageren en los síntomas, que yo me creo que lo que me dicen es de verdad y empezamos a liarla. Menos mal que los niños nunca engañan. Eso se aprende muy pronto y es una de nuestras grandes ventajas respecto al resto de la medicina.

Se acercan las vacaciones. Buen verano a todos y todas. Os dejo con un time lapse de Moscú, que hace mucho calor y es un buen sitio para ir.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Serotonina, no te queda nada!
    Al menos los niños nunca mienten. Saludos!

  2. Este post me recuerda a una mamá que vi ayer en urgencias que traía a su peque de 6 meses, con picos febriles "desde hace un mes" y ronquidos al respirar "desde que nació". eso sí, viendo lo que escribía su pediatra, la historia no coincidía mucho en cuanto a la cronología de los hechos… jaja
    un saludo!

Deja un comentario ¡gracias!