Era algo que hacía falta, oiga. Estamos faltos de emprendedores, y alguien vió un déficit en nuestra higiene corporal y pensó que hacía falta algo así. Un jabón con forma de feto humano. Ya hablamos aquí de la posibilidad de tener una figura en 3D de  la eco de tu hijo, ahora puede usted completar su marcha psicopática con este fetiche jabonoso.La perpetradora lo vende y se puede adquirir aquí. Leche de cabra y aceite de lavanda. El feto es sintético y el jabón representa el saco amniótico.
Pero, querida emulador de Edison, casi todo estaba inventado ya (estoy haciendo de voz en Off) y ya había páginas de internet que estaban vendiendo el mismo producto, y si me apuras, mejor desarrollado

   El jabón “conjoined twins” y el “punk fetus” están que se salen, yo ya he pedido un palé. Para los amigos y eso. Aquí la página web
   De todas formas, si restregarte el cuerpo (sin entrar en ciertas partes) con un feto te produce algo de grima, quizás el jabón que buscas es el que está realizado simulando manos de niños. Oh, wait… tampoco lo veo para una ducha
Eso sí, si eres seguidor de la magia, los magos, el escapismo, o en concreto, de Houdini, este es el jabón que debes usar.
Houdini haciendo moldes de manos fantasmales. Hay gente “pa to”

Otros versiones más ñonas podrían ser estas, casi inocentes. Rosa y azul, no te lo pierdas.

   Pero volviendo a la idea original de los fetos, si has sentido que esto es lo que faltaba en tu vida, te voy a dar una alegría más. Desde ahora ya no tienes excusa para comer galletas, ¡puedes hacerlas con forma de feto con este molde!
Aunque mi amigo Pedro, mejor repostero que gastroenterólogo, tiene más gusto que esto, le dejo la página web donde puede comprarse. Esto tiene un peligro, además del colesterol y perder la figura, y es que se usa para hacer un poco el tonto, si no fijaros en estas “creaciones” sacadas de la red

 

Y es que, como dijo Confucio, “le das a un tonto un lápiz…” Visto aquí. Si lo que te van son las gominolas, aquí tienes lo tuyo
Incluso algún grupo musical ha metido sus canciones en un pen-drive dentro de un feto comestible.
En fin, empecé en Compradicción y me he liado…