Sí amigos, el inglés es importante, ¿pero es siempre necesario? Y no me refiero a Pocoyó, que da siempre un capítulo en inglés, ni siquiera a Dora la exploradora, que tiene un problema de dislexia aguda, solo superado por el inmenso problema social que acarrea, al dejarla sus padres todo el día por ahí pasando peligros con un mono. Por no hablar de la psicosis que ya despunta, hablando con una mochila y un mapa…Pero ese es otro tema.

En los últimos tiempos se están viendo anuncios en televisión que insultan la inteligencia de los espectadores, y en algunos casos son capaces de producir graves lesiones en el amor propio, junto a niveles de vergüenza ajena que superan sin problemas los límites de la normalidad. No hablo de aquellos que se ponen directamente en inglés, típicos de las colonias (o en francés, para decir Paguí, en vez de París), sino de los que usan a un embatado señor o señora para aparentar al prototipo de médico o científico y dar credibilidad a sus palabras porque están en inglés. El número 1 del ranking es el anuncio de Oral B donde la periodista Concha García Campoy estudia los cepillos de dientes (en fin, una experta), y un grupo de científicos (porque llevan bata, hablan en inglés y entran en el laboratorio impoluto al estilo Matrix) refrendan sus afirmaciones. Se ve que es necesario que ellos den credibilidad al anuncio, porque ella la ha perdido con el tipo de spots que protagoniza. Gracias a Dios o Monesvoleste video está desaparecido de internet y por eso no os lo pongo. Es patético. La idea de que por decir algo en inglés es mejor, es bastante catetil,pero parece que los publicistas saben que es muy efectiva. Y no solo en la publicidad, sino que en el ámbito de la Medicina, todo lo que viene de fuera es, de entrada, mejor.Uno se convierte en «experto» cuando va a hablar a otra ciudad, imagínate si además lo hace en otro idioma!!! Algo parecido sucede con lo de haber publicado en revistas extranjeras. Parece que lo importante es que sean extranjeras, no la calidad de lo escrito. Esto se ve mucho en la publicidad de muchas farmaceúticas, que refieren a estudios en revistas rimbombantes que en ocasiones no son mas que panfletos publicitarios al servicio de ese laboratorio.Lo dicho, catetil-way-of-lífe.

En este pedazo de obra de arte, «hoy someto a prueba», como si fuera del departamento de someter a prueba las cosas, sin ánimo de lucro, claro.»Productos antiedad», me imagino que excluyen a la cicuta y derivados. «Número 1 en Reino Unido e Italia», pues ya me lo compro del tirón.Luego viene lo mejor, un tipo que habla con la voz de Bruce Willis, pero dejando de fondo el sonido en inglés, para que la gente crea que habla la CIENCIA, con unos tipos de fondo haciendo como que trabajan, qué cosas, justo cuando se graba el anuncio.Lo de los muelles es mejor dejarlo. El cristal que hay detrás de Bruce Willis demasiado está durando ( véase Jungla de Cristal).Luego sale la farmacéutica. Un poco bradipsiquica, y amiga en Facebook de «9 de cada 10 dermatólogos», I think. Habla en nombre de las farmaceúticas de España, así, sin pretensiones.»Te da la certeza de resultados probados» Espero que la letra pequeña no se refiera a cualquier tipo de resultados, incluido quedarse igual.
El siguiente anuncio de Puleva podría ser un caso parecido, pero no lo es

En ella sale un tipo que habla con acento guiri, pero en español. Y no se trata de un actor, sino de un investigador real de Puleva Biotech, que se llama Arjan Geerlins, bioquímico y director de varias tesis doctorales en España. Quizás lo han puesto a él por ser de otro país,pero al menos es real y lo dice en español, que es lo mínimo que se pide.
Para despedirme, otro anuncio malo. En él, un niño trata de engañar a su madre para ir a un strip-tease.¿Desde cuándo los niños quieren ir a strip-teases? No se si el defensor del menor o alguien así tiene algo que decir. Quizás sea que me estoy haciendo viejuno, será eso, así es que me voy a lavar los dientes con Oral B y me voy a poner un Serum 7, que creo que me hace falta.See you soon.