Mucho miedito…

Hoy estoy un poco oscuro, que conste
   Mucho miedo dan estas fotos, basta que uno se fije un poco en ellas. Y eso que he esperado a que pase jalogüin para ponerlas, qué bueno soy. En ellas se ve a algunos niños con figuras espectrales a sus espaldas, mientras se hacen una foto. Esas figuras eran sus madres, que los sostenían mientras la larga exposición a la máquina fotográfica de la época hacía su efecto. Un primor.

   La técnica era llamada “madre oculta”, y servía para que el niño estuviera tranquilo en el regazo materno mientras se hacía el retrato. El resultado, a ojos astigmáticos del siglo XXI, son unas fotos tan macabras que llaman la atención por su bizarrismo. En la foto de arriba el niño de la izquierda también da miedo, todo hay que decirlo.

En esta, tres futuros pacientes de psicoterapia se hacen un retrato con un fantasma. Fantasma tipo “manta del coche”

Estas tres últimas son pasables, por lo menos en Afganistán

Esta, con la cortina sobre la cabeza, es un poco improvisada. Pobre niña

Otra versión cortina

Versión parapeto

Esta de Iowa es tremenda, especialmente por los trajes de los niños, futura inspiración para Locomía

En esta no se descarta que sea un nazareno

Estas fotos me recuerdan a las fotografías postmortem del siglo XIX que Amenábar popularizó en su película “Los Otros” y que no os voy a enlazar, porque la web está llena de ellas. y pueden herir la sensibilidad
NOTA: digo yo que son las madres, pero no hay constatación de ello.

Lo ví aquí

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Yo creo que la fotografía actual es una buena evolución, aunque fuera para evitar esto. No descarto hacerme una foto en este plan, para ver el resultado. Los niños son un recurso muy conocido en la sensación de miedo. Prueba a ver a unos niños riendo sin escuchar sus voces o a la nińa del anuncio de Catalana Occidente, terrorífico…

  2. Estoy impresionada. ¿Miedito? ¡Miedo del bueno!. Supongo que en su momento era "lo más", pero efectivamente hoy día, son algo terrible.
    Yo creo que si vistes al muñeco simulador del curso de RCP, con un trajecito de nenuco marinero, sale hasta más mono, ¿no crees?

  3. José Angel

    Digo yo que ahi vendra el dicho " no te muevas que viene el coco"
    "todavia no conocin los cuidados centrados en el desarrollo".
    A lo mejor lo que pasaba es que a los niños les daba mas miedo la cara de la madre  sin trapos

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: