El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL o SDIS en inglés) es ante todo, un drama. De forma súbita, un bebé muere y nadie sabe cuál ha sido la causa, y se sospecha de todo, incluidos los padres. Cuando era residente, se decía que casi nunca llegaba ninguno al hospital, y que si lo hacía, era entre las 6  y las 8 de la mañana, cuando la madre lo encontraba inerte (esa era la hora “mala” para esto).
Es uno de los retos de la Medicina moderna, y cada vez se conocen más factores que predisponen a este, y por otro lado se llena más la lista de la “muerte súbita del lactante”, en la que tras un análisis exhaustivo del entorno y una autopsia completa, se llega a un diagnóstico que antes era desconocido. Un ejemplo de esto son los casos de arritmias letales asociados a canalopatías, como el síndrome de QT largo. El estudio de la escena y la investigación de la historia clínica son fundamentales para poder distinguir ambos casos, ya que a veces la autopsia es incapaz.
Desde que en los años 90, estudios observacionales concluyeran que la posición para dormir en supino era protectora frente al SMSL, la incidencia se ha reducido en un 50%, pero desde entonces permanece estable, siendo la tercera causa de muerte en lactantes y la primera si se excluye el primer mes de vida.
Si queréis saber más sobre los mecanismos fisiopatológicos mejor implicados hasta la actualidad, en el siguiente enlace se hace una magnífica revisión sobre el SMSL en la revista New England
Muerte súbita del lactante-New England

Gracias a mi amigo Juan David González tengo las nuevas recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría sobre la seguridad en el sueño y el SMSL, que voy a resumiros un poco:

Se recomienda la posición en decúbito supino para dormir: la posición de lado no es segura y no se recomienda.Solamente se recomienda boca abajo en los casos de reflujo gastroesofágico que comprometan la vida del bebé. Los padres se quejan de que duermen peor boca arriba, pero es esa facilidad para despertarse frecuentemente la que se pierde en prono y la que se relaciona con el SMSL. Los prematuros tienen mayor riesgo de SMSL y deben dormir boca arriba al menos a partir de las 32 s de edad corregida, y siempre antes del alta. Se recomienda colocar en supino en cuanto pase a una cuna, independientemente de la hora del parto. Aunque desde los 4-6 meses el bebé se da la vuelta, se recomienda dormir en supino al menos hasta el año de vida. Se recomienda posición en prono para el juego estando despierto y vigilado, para favorecer el desarrollo motor y evitar la plagiocefalia postural.
Las sillas de coche y otros artilugios no se recomiendan para el sueño rutinario, ni en el hospital ni en casa
-Se recomienda dormir en la misma habitación pero en diferente superficie: aunque es una recomendación polémica, en determinadas circunstancias (uso de alcohol, tabaco,drogas, muchas personas en una cama…) es un factor de riesgo. Las artilugios para hacer un colecho “seguro” no se pueden recomendar por no haber demostrado efectividad
-Devolver al niño a su cuna tras la toma en la cama con la madre no se asocia a un aumento del riesgo

-Separar a gemelos a la hora de dormir:  se ha demostrado que suelen estar de lado, no en supino, cuando se colocan juntos.
-No deben usarse almohadas, colchones blandos ni pesada ropa de cama por un gran aumento del riesgo de SMSL.

-No se recomiendan los sistemas para mantener al bebé en supino para dormir,  se ha encontrado un mayor riesgo de SMSL porque suelen estar hechos de tejidos blandos.
-No se recomienda el uso de protecciones laterales en la cuna
-Se recomienda no fumar durante el embarazo ni en el entorno: tras la posición en prono, es el mayor factor de riesgo, al afectar a la capacidad de despertar del RN.
-Se recomienda no beber alcohol y tomar otras drogas
-Se recomienda la lactancia materna: tanto por el efecto beneficioso en sí de la leche como por los factores asociados a esta práctica. Se ha demostrado que los que toman leche materna tienen mayor facilidad para tener despertares que los que toman fórmula, además de proteger de infecciones que podrían precipitar una muerte súbita.
-Parece recomendable el uso del chupete como protector, no interfiriendo en el inicio de la lactancia materna si se inicia pasados los 2-5 primeros días
-No existe por ahora ninguna relación entre las vacunaciones y el SMSL, incluso se han sugerido efectos protectores

-Los monitores de apnea y/o pulsioxímetros no previenen el SMSL y no se recomiendan, al no ser los episodios de riesgo vital aparente precursores.
-No existe ninguna relación clara entre el cribado auditivo y el riesgo de SMSL
-Los medios informativos influyen en la actitud de los padres:  más de 1/3 de las fotos publicitarias con RN durmiendo están en prono y más de 2/3 tienen elementos poco seguros en el entorno.Como las fotos que acompañan a este texto.
Si alguno de estos datos no concuerdan con vuestras prácticas o creencias, el desglose razonado de estas recomendaciones está en el siguiente enlace:
Nota: gracias por las 50.000 visitas!