¿Qué le pasa a un zombie por la cabeza?


Desde que la CDC usó a los zombies como parte de su campaña publicitaria para prepararse ante catástrofes, son muchos los que usan también a estos seres para explicar otras cosas. Unos frikis, vaya.
Existe una asociación que estudia a estos seres y acaban de publicar
cuáles son los daños neurológicos reales que podrían dar lugar a la sintomatología que habitualmente presentan (al menos la de las películas), inaugurando así la llamada necroneurología.
Perpetrado por el neurocientifico Timothy Verstynen de la universidad de California, lo bautiza como “Trastorno Hipoafectivo de Déficit de Conciencia”, caracterizado por pérdida del comportamiento racional, voluntario y consciente y su sustitución por agresiones compulsivas, atención conducida por estímulos y la incapacidad de coordinación motora y lingüística.


Esta imagen representa, en naranja, las zonas posiblemente dañadas en esta patología. Siendo más concretos:
1.Daños en el cerebelo: ataxia
Este daño explicaría el movimiento lento y descoordinado, característico de los zombis, siendo la mejor opción correr o subirse a algún sitio. Pero cuidado, no todos lo presentan, habiendo “zombis rápidos”, mucho más peligrosos.


2.Daños en el hipocampo: mala memoria
El daño en el lóbulo temporal crea un problema en la generación de recuerdos, como en la película “Memento”, por lo que pasan de un tema a otro fácilmente, siendo importante esconderse hasta que otra cosa les llame la atención.
3.Daños en la corteza parietal: no sienten dolor y no son capaces de fijarse en más de un objeto
Esto explica que no sirva de nada enfrentarte a ellos siendo más sencillo distraerlos con otros objetos.


4.Síndrome de Balint
Es una enfermedad en la que existe dificultad en calcular distancias y mover los ojos, por lo que es tan fácil escapar de ellos. También por afectación parietal
5.Síndrome de Capgras (alguna variante)
Aunque en el sd de Capgras crees que han cambiado a tus conocidos por otros, alguna extraña variante hace que no reconozcan ni a familiares ni a personas que quisieron en vida.
6. Daños en la corteza prefrontal : imposible comunicarse o hacerles entrar en razón

Esto es solamente una broma para explicar algo de Neurología y no pretende reírse de las personas con lesiones cerebrales

Pincha aquí si quieres saber más

Zombie Research Society

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Muchas gracias Guillermo, espero verte por aquí (a veces no pongo cosas tan frikis)

  2. Guillermo

    Hace poco descubrí tu blog, y me parece muy interesante.
    Aprovecho esta curiosa entrada para participar: es que hace poco volví a ver “La noche de los muertos vivientes”, en uno de esos canales cutres de tdt, y el post me ha “venido al pelo”.
    Entrando en el juego, más que ataxia cerebelosa la marcha tan peculiar de los zombis me recuerda la rigidez y distonía extrapiramidales.
    Lo dicho, enhorabuena por el blog, y un saludo.

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: