EL PREMATURO MÁS FAMOSO DEL MUNDO

La familia Kennedy representa el poder, la gloria y el drama en el siglo XX. Varios de sus miembros fueron senadores, congresistas e incluso uno de ellos llegó a ser presidente de los Estados Unidos. Pero casi todos ellos tuvieron muertes violentas, ya sea por asesinatos, ya sea por accidentes, si es que alguien puede diferenciarlos claramente.
El más famoso de ellos, John F Kennedy, fue el segundo presidente más joven, y su vida familiar tampoco es que fuera fácil. Más allá de rubias a lo loco, tuvo que sufrir el drama de un aborto y del fallecimiento de su hijo prematuro.
Y es de este recién nacido poco conocido del que voy a hablar. Aunque sea algo simplista, es uno de los que, con su muerte, más han favorecido el desarrollo de la Neonatología.
El 7 de agosto de 1963, nació Patrick Bouvier Kennedy, con 34 semanas de edad gestacional y 2110gramos de peso, en la base militar Otis tras  una cesárea urgente.Pronto inició problemas respiratorios y ese mismo día fue trasladado al mejor hospital de aquellos (y estos) momentos, el Boston´s Children Hospital para recibir oxígeno hiperbárico.
Aún estaba por llegar el uso clínico del surfactante (descubierto en 1959 su relación con la enfermedad de la membrana hialina, no se usó hasta los años 80), la presión positiva continua y el desarrollo de los respiradores neonatales.
Desafortunadamente falleció el 9 de agosto de 1963, 3 meses antes que su padre, de la enfermedad de la membrana hialina.
Gracias al esfuerzo y a la repercusión pública de este caso se destinaron más recursos para la investigación de esta patología y el desarrollo de tratamientos eficaces.
A día de hoy, al menos en España, el tratamiento de la enfermedad de la membrana hialina, incluida la prevención con corticoides prenatales en la madre, ha logrado disminuir de forma drástica la mortalidad.
Tal es así que hasta hace pocos años, los recién nacidos entre 34+0 y 36+6, se les llamaba “casi términos”, cuando en realidad son “Prematuros Tardíos”, ya que no están ni funcional ni anatómicamente igual de preparados que los niños a término a la vida extrauterina. Recordad a Patrick Bouvier Kennedy.

Pincha en este artículo de revisión sobre prematuros tardíos del Pediatrics
Late Preterm Infants: a population at risk

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Yo de esas charlas me acuerdo de una conversación congo en la que me diste una notica, el día de antes, y de que a un jefe tuyo mi charla no le gusto, todo un placer esto último, qué quieres que te diga. Gracias por entrar!!! ( entras más que mis compañeros, bueno, la mayoría no la conocen)

  2. La primera vez que oí esto fue en una charla que me encantó escuchar, a pesar de que estaba bastante nerviosa porque yo era la siguiente. Recuerdo esas jornadas con mucho afecto 😉

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: