Se ha publicado en la revista Pediatric Clinical Care  Medicine una interesante revisión sobre la hipertensión pulmonar neonatal. Sigue siendo una entidad diferenciada de la hipertensión pulmonar del niño y del adulto, y puede estar asociada a un problema parenquimatoso, como una enfermedad de la membrana hialina o una aspiración de meconio, o a un problema de hipoplasia vascular, como pasa en la hernia diafragmática congénita o en la displasia alveolocapilar. Hay otras tercera causa idiopáica o primaria que también se da en recién nacidos. Pese al avance en el conocimiento de esta patología, la mortalidad es aún muy elevada a nivel mundial y especialmente en las zonas con recursos más limitados. Desde la introducción del óxido nítrico inhalado, el manejo de estos niños ha cambiado mucho, aunque la mortalidad global no ha mejorado. Nuevas vías terapéuticas como el sildenafilo, prostaciclinas, milrinona o antagonistas de las especies reactivas de oxígeno se están usando para tratar de mejorar este cuadro.
Si te interesa este es el enlace