La situación por la que pasan los padres de hijos prematuros es muy complicada. El que llegue antes de tiempo no les permite anticiparse a los hechos y suele ser un shock emocional. Nadie se prepara para tener un hijo prematuro o con otra patología y a veces pasan por fases de negación, frustración, ira, culpa, etc, aliñado con la incertidumbre sobre el futuro de su hijo y los problemas que podrá tener en el futuro. Es por esto que cada vez más se tiende a hacer unos cuidados centrados en el desarrollo, que implican también cuidados sobre la familia, ya que son parte del proceso. Permitir a los padres estar las 24h junto al recién nacido, hacer el método Canguro, participar en su alimentación, aseo, etc, beneficia al recién nacido, al equipo asistencial y a los propios padres, creando un vínculo afectivo necesario para afrontar el momento del alta.
  Os enlazo un libro pensado para padres con hijos prematuros, donde se explican de forma clara y sencilla, las cosas que puede ver en una unidad de Neonatología y los problemas e inquietudes que probablemente están afrontando. Con el patrocinio de la Sociedad Española de Neonatología.

Manual para padres con hijos prematuros

Para entender a estos 2 no hay manual que yo sepa, pero merece la pena intentarlo