Pediatrics acaba de publicar un artículo de revisión sobre la fiebre y el uso de antipiréticos en niños. Son datos muy sencillos pero que hay que recordar.  La fiebre en los niños es uno de los síntomas más comunes de infinidad de enfermedades y es obligación del Pediatra informar de que es un síntoma, que no es una enfermedad en sí, que es beneficiosa como mecanismo de defensa ante infecciones y que el objetivo no es quitar la fiebre, sino que el niño esté confortable. Es más, muchas madres y padres llegan a obsesionarse con la fiebre, “fiebrefobia” y toman la temperatura cada 15 minutos o usan chupetes-termómetro. He tenido la sensación con algunos padres de que si se le quitaba la fiebre al niño, ya no había problema (da igual lo que se la cause). Es necesario explicar que la fiebre no empeora el pronóstico del niño, ni produce daño cerebral (ni “derrite el cerebro”, frase literal).En este artículo también se menciona el uso muy común de antipiréticos en niños sin fiebre y las pautas de tratamiento, así como el uso combinado de paracetamol e ibuprofeno, sus riesgos y sus posibles beneficios.
Pincha en el siguiente enlace
Fiebre y uso de antipiréticos en niños. Pediatrics 2011

Gracias a El Supositorio