Hasta el invento del fonendoscopio por Laennec en el siglo XIX, sólo se hacía asucultación inmediata (Corvisat), por lo que el invento del francés supuso una revolución médica. La Medicina pudo escuchar mejor el corazón y pronto se hicieron correlaciones clínico-anatomopatológicas de diferentes ruidos cardiacos. El número de soplos con nombre propio es muy elevado: soplo de Asutin Flint, soplo de Barlow, soplo de Cabot, de Carey Coombs, de Gibson, de Roger…
En este artículo de New England se hace un repaso somero a esos soplos y a las personas que están detrás de estos
Epónimos de soplos cardiacos
Para las personas a las que nos gustan los epónimos, recomiendo esta página, que es un diccionario muy completo de epónimos médicos
http://www.whonamedit.com/