Signos y síntomas atribuidos a la erupción dentaria

Desde que uno se enfrenta al primer niño y a la primera madre y abuela, incluso desde que está estudiando Medicina, hay un tema que le ronda y por el cual siempre le preguntan “¿será esto de los dientes, que le están saliendo?”. Nunca me ha gustado ser condescendiente con la gente, por eso he intentado explicar en múltiples ocasiones que los dientes no es la causa de la fiebre, ni de la diarrea, ni de que el niño esté irritable, ni de que el niño no quiera comer. En mis libros de referencia no decía nada de eso, aunque, para mi desgracia, en mi carrera profesional he escuchado de algunos compañeros la asociación entre “lo que yo quiera según el caso” y los dientes. Teniendo el cuenta la cantidad de tiempo en que tarda la dentadura en salir, es fácil acusarlos de estar implicados en lo que sea. A veces, uno está tentado a decir que sí, que son los dientes, ya que a algunas familias eso les cuadra, quedan tranquilos, mientras que la posibilidad de un proceso, por ejemplo viral, les deja en un mar de dudas e inseguridad.
En este artículo se hace un repaso a la historia de los dientes y la Pediatría. Hemos avanzado desde que se les atribuía ser la causa de un gran número de fallecimientos hasta los actuales procesos banales. Desde Hipócrates hasta el siglo XIX, toda la culpa era de los dientes, y ese poso en nuestra Medicina actual aún perdura en las consultas de cualquier hospital del mundo.
Por favor, no le echen la culpa a los dientes
Este es el artículo
Síntomas y signos atribuidos a la erupción dentaria 1
Síntomas y signos atribuidos a la erupción dentaria 2

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

8 Comentarios

  1. Esther madre de Héctor

    Ehhhh!! No te olvides de los cólicos.
    En mi caso (y dudo ser la única) los primeros 3 meses de Héctor (que es muy quejica y no duerme bien) todo el mundo opinaba que eran cólicos, luego, como cada cosa tiene su tiempo, pasaron a ser los dientes a partir del cuarto mes (el primero le salió recién cumplido el año…).
    Llega un punto en el que todo el mundo opina sobre una dolencia inexistente y a ti no te queda otra que aguantar al niño irritable y al resto de sabiondos…ayyy que sería de los consejeros sin los dientes y los cólicos…

  2. Hola Juan! Gracias, espero que te guste. ¿Cuál es la dirección de tu blog? Un abrazo

  3. Interesante. He encontrado tu blog por casualidad y me gusta cómo enfocas los temas. Yo también tengo uno, por cierto un poco abandonado, en el que igualmente hablé del mito de los síntomas asociados a la dentición. Un saludo!

  4. Más de una vez he estado tentado de decir: efectivamente, es por los dientes. Porque es cierto que seguro que eso les deja tranquilos. Que con lo del virus te miran siempre (cada vez menos) con desconfianza.
    Ahora bien, cuando con 5 días con fiebre de hasta 40 º C me preguntan si será por los dientes no oculto que todavía me asoma un rostro de perplejidad.
    Enhorabuena por el blog, y que dure. Un abrazo.

  5. Hola Miriam!!! Me alegro de que te guste la entrada. No se cómo me has encontrado! Espero que te pases por aquí algún día y compartas conmigo estas cosas. Por cierto, tienes tu perfil oculto. Un beso!!

  6. Muy buena la entrada! 🙂
    Acabo de encontrarte por la blogosfera y te seguiré leyendo!
    Un saludo!

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: