El mal funcionamiento de las válvulas ventriculoperitoneales es motivo de preocupación porque puede ser una emergencia médica. Con frecuencia son necesarias pruebas radiológicas para confirmar su funcionamiento. El sistema shuntcheck mide el cambio de temperatura que se produce en la válvula si existe flujo de LCR a su través. Este método no es invasivo y ha sido ideado por un niño de 10 años con hidrocefalia.

Este es el enlace
Shunt-check