DISPOSITIVOS GUACHIS PARA PADRES HELICÓPTERO

 

Ayer, cuando estaba dándole el alta a un niño que había nacido prematuro, lo exploré por última vez, por aquello de que no tuviera una hernia inguinal de última hora que hubiera que operar, que queda feo que se vaya con ella después de 3 meses de ingreso. Mi sorpresa fue que encontré otra cosa al ir a quitarle el pañal, una especie de pinza gigante que pesaba lo suyo enganchada y que me comentaron los padres que servía para ver si el niño respiraba, que incluso te podía avisar vía wifi. El niño se iba con oxígeno y un pulsioxímetro de los mejorcicos que hay, oiga. La caja, puesto que la tenían guardada, era muy bonita, explicando que era para que el niño estuviera más seguro y prevenir la muerte súbita. Nada decía de dormir boca arriba y eso. El caso es que les pregunté por el precio del aparato y era de 3 cifras. Interesante.

Como ya comentaron en Un fonendo en Villamocos. la tecnología está llegando a todos los lugares, incluidos los médicos, con una aplicación del demonio llamada guasap, con la que te consultan cientos de cosas, y con la que a veces, muchas, se pueden cometer errores.

El nicho que representas los padres jóvenes (casi siempre son jóvenes, los que se hacen viejos somos nosotros) está explotado por las empresas. Los “padres helicóptero” quieren estar siempre sobrevolando encima de sus retoños, de forma obsesiva.  Son así. A otros como los “padres orificiales”, les da por meter sondas por orificios, es lo que les va. Los reconocerás por comprar balanzas para pesarlos día a día, chupetes con termómetro, etc.
Al miedo que suponen ciertas patologías de los niños para estos padres se une el miedo que se vende para que no te quede más remedio que comprar un aparato (el ritual de hacer o comprar algo siempre es útil) .El miedo vende, mira sino Crepúsculo.  Eso sí, un aparato guachi. Hay por ahí un anuncio de la tele que dice que los ladrones buscan casas sin alarmas. Y luego te venden la alarma. Pues esto es algo parecido. Porque dar las medidas básicas para evitar, por ejemplo, la muerte súbita del lactante, que son gratis, pues como que no es lo mismo.
Este dispositivo, por la zona en la que está, deberá llevar una batería (de las energéticas), y será impermeable a la orina, espero.

En algunos hospitales usan Ipads para que los niños de la UCI neonatal hagan teleconferencias con su madres (pincha el enlace), una solución guachi, pero que quizás con habitaciones individuales se solucionaría con mejores resultados en el niño. Eso sí, si el niño quiere, que en la UCI neonatal a veces es que no quieren ni hablar.

Ya te hemos hecho un feisbuk y un instagram #neonate #apnoea #surfactant #guachis
Nosotros ya tenemos los Ipads, pero se suelen usar para jugar al Apalabrados y al Candy Crush Villalobo´s Edition

Además de esta aparato, en el marcado hay una infinidad de dispositivos para calmar las conciencias y ansiedades de los padres y madres que quieren hacer un ritual mágico de protección, esto es, comprar un aparato guachi (que sí, que hay gente que los necesita, pero ya se los dan en ese caso en el hospital).
Y como este mercado está abierto a lo que sea, surgen cosas peregrinas. Por ejemplo, existen unos pañales que analizan la orina de forma que te avisan si detectan alguna cosilla extraña, a precio de un riñon (pincha aquí). Que el pañal te dice si el niño está deshidratado o no. El primer día de vida no parará de pitar claro. Es muy útil, capturas el código QR y el interné te dice si está o no deshidratado o si necesita que lo cambien.

Lo que uno aprende.. Digo yo que si haces una dermatitis del pañal te devuelven el dinero o algo. Por lo visto también sirven para detectar las infecciones de orina. Vas a saber tu más que el pañal este de ricos guachis

Hay también un calcetín, por llamarlo de alguna forma, que manda las constante vitales del bebé a tu smartphone, de tal forma que si hablas por teléfono y se muere, después de la llamada seguro que te lo dice. En la página web dice que te avisa al móvil si deja de respirar.Guachi

También existe un body con banda lateral que parece Miss Huerta Murciana, que hace algo parecido. Aquí su página web.

Tiene una tortuguita verde que recoge datos del bebé y los manda, como no, al Iphone o similar de los padres.Según dicen algunas páginas web españolas que se dedican a engañar a padres “recoge toda la información que necesitas saber sobre tu hijo”. Toda. Bien.Mide la temperatura, la postura en la que el niño está, puede escucharlo a través del animalico, y mil cosas más, y probablemente si comprar la versión premium la tortuga hace RCP y llama al 061.

Aquí vemos a la madre con mala cara por la noche, como si tuviera  que ir a Hacienda al día siguiente, se peina poco y se resbala con un pulpo. Como no se relaja va con zapatos diferentes en cada pie (eso me ha pasado a mi). Como se ve en el video, lo que es coger al niño, poco. Le pone la ranita y el móvil le dice que está bien (que digo yo, mira al niño ya hombre) y después lo zarandea. Ea, a acostarse a las 9:20, haciendo tempranera. Mételo en la cama mujer, como las personas humanas no estivilizadas!

El siguiente se llama Snuza y mide el movimiento del abdomen del bebé. Si respira 9 respiraciones por minuto, no avisa. A 8 sí, ahí la diferencia clave; entonces vibra para ver si el niño respira. Y cuando esto pasa ya varias veces, pita.

Lo mejor de estos dispositivso es que boca abajo no creo que el niño lo aguante, por lo que estando boca arriba se evita mejor la muerte súbita.
Guachis.

El mundo de las aplicaciones en los spartphone ya casi se ha ido de madre. Las hay para todo o casi. Las más comunes son las que convierten al móvil en el terminal para recbir la imagen de una cámara que se le pone al bebé, al estilo Paranormal Activity. Por ejemplo, hay muchas para ver el color de la piel del niño, y te dice hasta el nivel de bilirrubina.

El mundo del embarazo también está lleno de dispositivos guachis. Uno de mis preferidos es una banda que abraza el abdomen de la madre, y cuando nota una patadita, manda un mensaje a Twitter.

El dispositivo se llama Kickbee, y se anuncia con una frase lapidaria: ¿por qué no va a usar las redes sociales porque esté en el útero? También permite mandar mensaje a correos seleccionados.

Otro dispositivo muy bonito y útil es el Mommy Tummy 8, que te permite sentirte embarazado/a por un módico precio.

Es precioso y muy bueno porque lo vende uno con un fonendo rojo que se parece a Flipy, que dice guriguriguri y ponponpon.Yo ya he pedido un par de cosas de estas guachis.
Si lo que quieres es que tu hijo escuche tu música y acabe odiando prenatalmente a Pablo Alborán, puedes ponerle el dispositivo siguiente, para que se vaya preparando con las playlist que tu usas
(que conste que peor sería Daddy Yankee)

En las tiendas de aplicaciones hay muchas tonterías que analizan el llanto del bebé y te dicen qué es lo que están diciendo, haikus y cartas a los Corintios en la mayoría de ocasiones, pero yo me arriesgo a decir que la cosa es más sencilla: miedo, hambre, frío, caca, cógeme, quiéreme. Lo mismo que decimos con la edad, pero con otras palabras y gestos más sofisticados. Ah, también decimos wifi.
Pese a esto, también hay cacharros por si quieres llenar cajones, como el siguiente

Como estos niños de ahora también dirán “wifi” en el futuro, por algo los llaman nativos digitales (telita el término),  no van a dejar de usar interné cuando estén en el baño, por favor. Para ellos ya existe un lugar donde hacer sus necesidades y poder seguir el cantajuegos sin perderse nada.

El dispositivo se llama iPotty y lo puedes comprar aquí.

Un día dijeron “vamos a hacer algo grande” he hicieron el osito Teddy, un peluche que al tocarle la mano roba datos de la frecuencia cardiaca, saturación, etc, del niño, y cómo no, los manda al móvil.

Y eso de que en el video metan el oso con el lactante en la cuna va muy bien para la muerte súbita.No me direis que no es guachi.

En este vídeo se explica claramente para qué se vende esto.

A los padres les cambia la vida, pero ya no ven pelis, ni salen con los amigos, ni tienen sexo ni nada de eso. Pero desde que tiene la aplicación, ya no hay que ir a mirarlo nunca más. Guachi.
No estoy en contra de la tecnología (ya sabeis que soy fan del sujetador que tuitea cuando se desabrocha), pero sí de que engañen a los padres.

Estos dispositivos de vigilancia de la respiración, movimientos, etc, dan muchas falsas alarmas y no han demostrado que sirvan para reducir la muerta súbita del lactante. Es así.

Aquí os dejo con una editorial del British Medial Journal donde lo dicen claramente
Marketing wearable home baby monitors: real peace of mind?-BMJ 2014

Quizás el drama verdadero sería perder el móvil, o no verlo. Para eso no hay ninguna aplicación.

Como sé que os habéis quedado con un pensamiento recurrente con el osito Teddy, os dejo con una escena de mi amigo Ted.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

13 Comentarios

  1. Está escrito con humor, me he reído mucho, pero si yo hubiera tenido un aparato de estos que avisan cuando nació mi hija, quizá hoy no tendría parálisis cerebral. La enfermera no hizo caso a mis observaciones, si hubiera pitado una alarma, quizá hubiera venido a ver a mi hija. No se debe juzgar porqué los padres buscan estos aparatos, no se sabe la experiencia previa que han tenido o lo que han vivido en su entorno. A veces el miedo está justificado.

  2. Excelente entrada… más sentido común y menos… "tonterías", de otro fan de las tecnologías, 😉

    Tal vez no sería mala época para recordar (y recordarnos, que en esto no estamos libre ningun@) a más de un@ y de dos de la importancia de (desconectar para conectar): https://www.youtube.com/watch?v=wf_dzUamjwg

    • Hola Rubén!
      me ha encantado el vídeo. El caso es que me da miedo que sea algo a nivel mundial….me pasa mucho en los partos. Los padres ven el nacimiento de sus hijos a través de la pantalla de los móviles, incluso algunos hacen posar a la madre. A veces les comento que intenten vivirlo con la memoria mejor conocida, su propia memoria, pero no suele ser efectivo…
      Un abrazo

  3. Anónimo

    Ni siquiera tenemos niños pequeños pero nos encantas y te seguimos. Eres genial,este post es de lo más divertido que hemos leído en mucho tiempo.

  4. Anónimo

    Un post genial,como de costumbre! Soy médico y madre de una peque de dos años y no veas cómo me haces reflexionar sobre nuestras propias obsesiones y tonterías.

    • Gracias!
      Nos quieren vender de todo. Ahora Apple saca un reloj y todos a comprarse relojes. Es que nos lo merecemos.
      Me alegro que te gusten estos desvaríos 😉

  5. Anónimo

    Muy bueno! Me he reído muchísimo!

  6. Millones de graciasssss por este post. ¡¡¡Es brillante!!! Soy abuela freaky de cinco nietos y 3/9, adoro los gadgets y me he reído un montonazo con tu escrito. ¡¡¡Es absolutamente cierto!!! Nada como un buen arrechucho…
    Te seguiré…

    • Hola Jaio! gracias por seguir.Tu como abuela entenderás toda esta deriva hacia la tecnología y la tendencia a alejarse del achuchón de abuela. Por no hablar de los besos hipoacúsicos que te dan.
      Un beso

  7. Anónimo

    Muy bueno! Qué miedo da el oso!
    Mi marido se ha comprado un pulseo metro y un termómetro y nos persigue a mi hijo y a mi tomándonos las constantes. Es anestesista el pobre! Qué se le va a hacer! Se aburren mucho.
    Trabaja en Francia y dice que en la consulta de preanestesia a los gabachos no les vale con q les ausculte o levalore la escala ASA. Hay q hacerles el exorcismo!
    Esto del exorcismo es frase mía de mis tiempos de ambulatorio!
    Genial!
    Blanca

    • Hola Blanca!
      Lo de tu marido persiguiéndote para tomarte constantes es muy bueno. Aquí la consulta de preanaestesia es un mundo y muchas veces depende de cada uno lo que quieren que le hagan (coagulación a un niño que se va a sedar para hacer un fondo de ojo ?). De todas formas quiérelo, es tu marido 😉 Un beso

Deja un comentario ¡gracias!

A %d blogueros les gusta esto: